Lumbalgia: qué es, principales causas y tratamiento

Revisión clínica: Marcelle Pinheiro
Fisioterapeuta
septiembre 2020
  1. Síntomas 
  2. Tipos
  3. Diagnóstico
  4. Causas
  5. Tratamiento

La lumbalgia es el dolor que se produce al final de la columna, que es la parte baja de la espalda, este dolor también puede irradiarse o no hacia los glúteos o  piernas, que puede ocurrir debido a la compresión del nervio ciático, mala postura, hernia de disco o artrosis en la columna.

El dolor en la lumbar suele mejorar al cabo de algunos días, sin embargo, si se mantiene o si está asociado a otros síntomas, es importante consultar al traumatólogo para identificar la causa e indicar el tratamiento más adecuado, el cual puede incluir el uso de medicamentos y sesiones de fisioterapia. 

Principales síntomas 

Los síntomas que surgen cuando un individuo sufre de lumbalgia son:

  • Dolor al final de la columna, debajo de las últimas costillas y por encima de los glúteos;
  • Contractura y tensión muscular en la región afectada;
  • Incapacidad de permanecer sentado o de pie por mucho tiempo, siendo necesario buscar nuevas posiciones para sentarse, dormir o caminar.

Además, dependiendo de la causa de la lumbalgia, pueden surgir síntomas más específicos, como dolor irradiado a glúteos y piernas, dificultad para caminar y dolor al respirar, por ejemplo. 

Signos de que la lumbalgia es grave

Además de los síntomas comunes del dolor lumbar, algunas personas pueden desarrollar otros signos o síntomas que indican que la situación es más grave y necesita más atención, estos son: fiebre, pérdida de peso sin causa aparente y cambios en la sensibilidad, causando sensación de shock o entumecimiento.

Además, cuando el dolor lumbar se presenta en personas menores de 20 años o mayores de 55 o después de una caída o accidente, también es posible que la situación sea más grave, siendo importante una evaluación por parte de un traumatólogo.

Tipos de lumbalgia

La lumbalgia puede clasificarse en lumbalgia aguda, donde el dolor en la espalda tiene menos de 6 semanas, siendo causada por una mala postura o un mal movimiento. Por lo general, mejora con la ingesta de medicamentos o fisioterapia.

Sin embargo, cuando el dolor está presente por más de 12 semanas, se denomina lumbalgia crónica. Su causa no siempre se identifica y el tratamiento incluye medicamentos, fisioterapia y ejercicios de forma regular.

Cómo se realiza el diagnóstico

Para diagnosticar la lumbalgia, el traumatólogo, reumatólogo o fisioterapeuta observará los signos y síntomas del padecimiento y pedir un examen de imagen como rayos X y resonancia magnética, para verificar la existencia de otras enfermedades como hernia de disco o verificar si el nervio ciático se encuentra implicado, lo que ayuda a definir el tratamiento más adecuado para cada caso.

A veces, los exámenes pueden resultar normales a pesar de la dificultad para moverse y realizar las actividades diarias, existiendo la necesidad de tratamiento. Normalmente este tipo de dolor en la espalda es más frecuente en las personas que practican actividades que impliquen cargar como levantamiento de peso, movimientos repetitivos o permanecer mucho tiempo sentado o de pie, siempre en la misma posición.

Causas de la lumbalgia 

El dolor en la espalda puede ser producto de una mala postura, deformidad anatómica o de trauma local, pero no en todos los casos es posible descubrir su causa, y puede surgir en todas las edades, afectando igualmente a hombres y mujeres. Algunas situaciones que favorecen el dolor al final de la columna son:

  • Esfuerzos repetitivos;
  • Pequeños traumas como caídas;
  • Sedentarismo;
  • Postura incorrecta;
  • Posición no ergonómica en el trabajo;
  • Artrosis de la columna;
  • Osteofitos (pico de loro);
  • Osteoporosis en la columna;
  • Síndrome miofascial;
  • Espondilolistesis;
  • Espondilitis anquilosante;
  • Artritis reumatoide.

Además de esto, el exceso de peso también puede favorecer al surgimiento del dolor lumbar porque además de la alteración del punto de gravedad, existe una mayor flacidez y distensión del abdomen, favoreciendo el dolor.

Cómo se realiza el tratamiento

El tratamiento para el dolor lumbar debe ser orientado por el traumatólogo o reumatólogo según la causa del dolor, en algunos casos el médico suele indicar el uso de medicamentos antiinflamatorios, corticoides, analgésicos y relajantes musculares. Vea otras opciones de medicamentos para el dolor de espalda.

En casos de lumbalgia crónica, también se puede recomendar la fisioterapia, que se puede realizar con métodos de calentamiento superficial y/o profundo, ejercicios de estiramiento y fortalecimiento de la espalda.

Vea en el vídeo a continuación qué puede realizar para combatir el dolor en la espalda:

¿Fue útil esta información?

Atualizado por Andreina De Almeida Rodríguez - Nutricionista, em septiembre de 2020. Revisión clínica por Marcelle Pinheiro - Fisioterapeuta, em septiembre de 2020.
Revisión clínica:
Marcelle Pinheiro
Fisioterapeuta
Formada por la UNESA con registro profesional en CREFITO- 2 nº. 170751 - F.

Tuasaude en Youtube

  • Cómo aliviar el dolor de espalda

    02:58 | 129468 visualizações