6 jarabes caseros para la tos con flemas (¡comprobados!)

Actualizado en febrero 2024
Evidencia científica

Algunos jarabes caseros, como el de berro con miel, cebolla o de anís, son excelentes para tratar la tos con flemas porque poseen propiedades expectorantes que ayudan a eliminar las secreciones presentes en las vías aéreas, ayudando a mejorar la tos en pocos días.

Sin embargo, si además de la tos existe fiebre, malestar, flema que se acompaña de sangre o falta de aire, puede indicar la presencia de una bronquitis aguda o neumonía y por esto lo más recomendable es acudir al médico para que realice un examen completo y verificar cuál es la causa de los síntomas y se indique el mejor tratamiento.

Estos jarabes no sustituyen al tratamiento con medicamentos para tratar las infecciones respiratorias, por lo que es importante seguir las orientaciones del médico.

Imagem ilustrativa número 1

Principales jarabes caseros

Algunos jarabes caseros para la tos con flemas son:

1. Jarabe de berro con miel

Ingredientes

  • Miel;
  • 1 paquete de berro;
  • El jugo de 1 limón.

Modo de preparación

Licuar 1 paquete de berro fresco, a continuación agregar la misma cantidad de miel y el jugo de 1 limón. Lleve la mezcla a fuego lento hasta que espese y adquiera una consistencia semejante al de la leche condensada.

Se recomienda tomar 1 cucharada de este jarabe 3 a 4 veces al día.

2. Jarabe de anís

El jarabe casero con anís verde, cuyo nombre científico es Pimpinella anisum L, también es un excelente remedio casero para la tos con flemas, debido a que posee propiedades expectorantes.

Ingredientes

  • 500 ml de agua;
  • 1 cucharada de semillas de anís;
  • 1 cucharada de raíz de regaliz seca;
  • 1 cucharada de tomillo seco;
  • 250 ml de miel.

Modo de preparación

Colocar el anís y el regaliz en una olla y dejar hervir durante 15 minutos. A continuación, retirar la infusión del fuego y añadir el tomillo, tapar y dejar reposar hasta que se enfríe. Colar y añadir miel y calentar a fuego lento, revolviendo siempre hasta que quede una mezcla homogénea.

Se puede tomar siempre que sea necesario, y es posible conservarlo en el frigorífico en un frasco de vidrio bien tapado por un período máximo de 3 meses.

3. Jarabe de cebolla para la tos

El jarabe de cebolla es un excelente remedio casero para aliviar la tos porque posee propiedades dilatadoras y expectorantes que ayudan a liberar las vías aéreas, eliminando más rápidamente la tos persistente y el exceso de flema.

Ingredientes

  • 3 cebollas;
  • ½ kg de miel;
  • Jugo de 3 limones.

Modo de preparación

Mezclar los ingredientes en una licuadora y licuar hasta obtener una mezcla homogénea. Guardar en un recipiente de vidrio con tapa en el frigorífico. Vea otras formas de preparar este jarabe.

Los niños mayores de 1 año deben tomar 2 cucharaditas de jarabe durante el día, mientras que los adultos deben tomar 4 cucharaditas al día. Para niños menores de 1 año no se debe dar este jarabe porque contiene miel que está contraindicada a esta edad. 

4. Jarabe de rábano, cebolla y miel

El jarabe de rábano es otra buena opción para tratar la tos con flemas, ya que el rábano es rico en vitamina C, además de poseer propiedades antioxidantes, ayudando combatir infecciones respiratorias.

Ingredientes

  • 3 rábanos; 
  • 1 cabeza de ajo;
  • 1 cebolla morada;
  • 500 ml de miel de abeja.

Modo de preparación:

Cortar en pedazos todos los ingredientes y mezclarlos, posteriormente ponerlos en un recipiente lo suficientemente grande para después cubrirlos completamente con la miel. Dejar en reposo durante 1 día. Colar y guardar en un frasco. Se pueden tomar 2 cucharadas al día de este jarabe. 

Se recomienda conservarlo en un frasco de vidrio alejado del sol y bien tapado por un período máximo de 3 meses.

5. Jarabe de guaco y malva

El jarabe de guaco y malva también ayuda a aliviar la tos con flema, ya que hace que la flema sea más líquida, facilitando su eliminación.

Además, este jarabe tiene un efecto calmante sobre los bronquios, reduciendo la producción de flema.

Ingredientes

  • 1 cucharadita de flores o hojas secas de malva;
  • 1 cucharada de hojas frescas de guaco;
  • 1 taza de agua hirviendo;
  • 1 cucharada de miel.

Modo de preparación

Colocar la malva y el guaco en la taza con agua hirviendo. Tapar durante unos 10 minutos y agregar la miel. Se recomienda que los adultos tomen 1 taza del jarabe hasta 3 veces al día. Consulta también otras recetas con guaco para aliviar la tos.

El jarabe de guaco y malva no debe ser utilizado por niños, mujeres embarazadas o lactantes, ni por personas con cáncer, tuberculosis, diabetes y enfermedades hepáticas, o que estén tomando anticoagulantes.

6. Jarabe de remolacha con miel

El jarabe de remolacha con miel ayuda a aliviar la tos con flema causada por gripes o resfriados, ya que tiene propiedades antiinflamatorias y expectorantes naturales.

Además, la miel también ayuda a lubricar la garganta y reducir la inflamación, aliviando la tos.

Ingredientes

  • 1 remolacha cruda;
  • 2 cucharadas de miel.

Modo de preparación

Lavar y cortar la remolacha en rodajas finas y colocar en un recipiente de vidrio limpio y seco. Añadir la miel, mezclar y dejar reposar durante 24 horas. Después de este tiempo, recoger la parte líquida que se formó, que es el jarabe, y transferir a otro recipiente de vidrio esterilizado y tapar.

Se puede tomar 1 cucharada de jarabe hasta 3 veces al día hasta que los síntomas desaparezcan. Los niños mayores de 1 año pueden tomar 1 cucharadita del jarabe de remolacha hasta 3 veces al día.

Vea cómo preparar otras recetas contra la tos en vídeo a continuación:

youtube image - Remedios Caseros para la Tos

Otros consejos para la tos con flemas

Otros consejos útiles para combatir la tos son:

  • Evitar las corrientes de aire;
  • Mantener la garganta hidratada, ingiriendo pequeños sorbos de agua varias veces al día;
  • Hacer inhalaciones con 1 litro de agua hirviendo y 1 gota de aceite esencial de albahaca, tomillo o jengibre para descongestionar la nariz. 

Estas últimas plantas medicinales también pueden ser utilizadas de la misma forma para un baño de inmersión, siendo indicado también para niños y bebés.

Lea también: Jarabes para la tos (seca, con flemas y alérgica) tuasaude.com/es/jarabe-para-la-tos