Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.
¿Qué necesitas saber?

Qué puede causar ganas de vomitar y qué hacer

Actualizado en Octubre 2019

Las ganas de vomitar o náuseas no necesariamente resultan en vómito, pudiendo surgir cuando se consume alimentos muy grasosos, cuando se sufre de gastritis o inclusive puede ser una signo de embarazo. Algunas personas también sienten ganas de vomitar cuando se encuentran en un barco o en un carro que se balancea mucho, o cuando ven o sienten algo que les cause asco o repulsión.

Las náuseas preceden al vómito y generalmente se acompaña de sensación de malestar, gusto amargo en la boca y sudoración fría. Por lo general, suelen pasar al cabo de algunos horas, sin embargo, en caso dure más de 1 día, cause mucho malestar y no se consiga identificar la causa, se recomienda acudir al médico para que investigue cuál es la causa y evaluar si es necesario indicar algún tratamiento específico.

Qué puede causar ganas de vomitar y qué hacer

Qué puede causar ganas de vomitar

Las ganas de vomitar pueden surgir como consecuencia de algunas situaciones, siendo las principales las que se mencionan a continuación:

1. Alimentación

Comer mucho ou comer alimentos muy grasosos frecuentemente, puede dificultar el proceso digestivo, causando náuseas y muchas veces vómito. Asimismo, intoxicaciones alimentarias o intolerancia a algún componente de un alimento, como por ejemplo el gluten, puede causar alteraciones gastrointestinales, causando diarrea, sensación de malestar, náuseas y vómitos. Vea cómo identificar la intolerancia al gluten.

2. Laberintitis

La laberintitis es la inflamación de una estructura en el interior del oído, el laberinto, y tiene como principal síntoma los mareos o la sensación vértigos, que normalmente generan náuseas. Conozca los síntomas de laberintitis.

3. Problemas gastrointestinales

Algunos problemas gastrointestinales, como la gastritis, gastroenteritis, reflujo y pancreatitis, pueden causar síntomas como malestar, sensación de ardor y náuseas, que por lo general surgen después de las comidas, generando mucha incomodidad.

4. Hemorragia digestiva

Durante una hemorragia digestiva, se produce un sangrado en alguna región del sistema digestivo, pudiendo causar náuseas, vómitos con sangre o vómitos oscuros, lo cual dependerá de la región del sistema digestivo que se encuentra afectada. Esto puede presentarse en enfermedades como el Síndrome de Mallory-Weiss, neoplasias, úlceras por estrés y hernia de hiato, por ejemplo.

5. Migraña o jaqueca

La migraña es un dolor intenso y pulsante en un lado de la cabeza, pudiendo causar además de otros síntomas, mareos y vómitos cuando es muy intensa. Es importante consultar un internista o a un neurólogo para que se identifique la causa de la jaqueca y pueda iniciarse algún tipo de tratamiento.

6. Resaca

La resaca ocurre cuando la persona consume bebidas alcohólicas en exceso y al despertar al día siguiente la persona siente malestar, dolor de cabeza y en los ojos, mareos y náuseas. Esta situación ocurre debido a la deshidratación, causada por el alcohol y debido al esfuerzo excesivo del hígado para eliminar el exceso de alcohol del organismo. Conozca más sobre cómo curar la resaca.

Qué puede causar ganas de vomitar y qué hacer

7. Infecciones

Las infecciones por virus, hongos, bacterias o protozoarios pueden causar una serie de síntomas, y cuando el agente causal de la infección alcanza el sistema gastrointestinal, por ejemplo, puede causar náuseas, mareos y como consecuencia vómito. Por esto, si se sospecha de una infección por cualquier microorganismo, es importante acudir al médico para que se identifique la causa y se inicie el tratamiento, evitando así la progresión de los síntomas y que la enfermedad se agrave.

8. Trastornos psicológicos

Algunos trastornos psicológicos como el estrés y la ansiedad, pueden causar el surgimiento de síntomas físicos, además de psicológicos, como náuseas, dolor de barriga, aumento de los latidos cardíacos y dificultad para respirar. Conozca cómo reconocer los síntomas de ansiedad.

9. Esfuerzo físico muy intenso

La práctica de actividad física de forma intensa, principalmente cuando la persona no está acostumbrada, puede generar ganas de vomitar e inclusive causar el vómito. Esto ocurre debido a que el esfuerzo físico causa alteraciones ne la circulación sanguínea y, dependiendo de la intensidad, provoca el aumento de la producción de ácido láctico por los músculos, acumulándose en la sangre. Por lo que el objetivo del vómito, es eliminar el exceso de ácido láctico del organismo.

10. Embarazo

Las náuseas son uno de los primeros síntomas de embarazo, estando presente normalmente a partir de la 6ª semana de gestación. Las ganas de vomitar es uno de los principales síntomas que sienten las mujeres embarazadas, con mayor frecuencia por la mañana y, por lo general, no resultan en vómito. En caso de ser frecuente, debe informarle a su médico tratante. Conozca los 10 primeros síntomas de embarazo.

Cuando se producen náuseas y vómitos en exceso durante el embarazo se les denomina hiperemesis gravídica, por lo que puede ser necesario hospitalizar a la gestante y recibir tratamiento hidroeléctrico. El uso de antieméticos antes de la semana 12 de gestación no está indicada.

11. Hipoglucemia

La hipoglucemia puede definirse como una disminución de los valores de glucosa en la sangre, la cual produce síntomas de mareos o vértigo, falta de coordinación y náuseas, siendo la principal causa de esta situación un exceso de insulina en el organismo.

Qué debe hacer

En caso de que tenga ganas de vomitar, antes de consumir cualquier medicamento debe acudir al médico, el cual podrá indicar algunos medicamentos específicos para la situación o enfermedad de la que se trate, como la domperidona y metoclopramida, por ejemplo, para ayudar a disminuir las náuseas. Conozca cuáles son estos los medicamentos.

Además del uso de medicamentos, se recomienda evitar el consumo de alimentos con elevado contenido de grasa o comidas copiosas, ya que dificultan la digestión pudiendo empeorar las náuseas y las ganas de vomitar. Asimismo, es importante se debe beber bastante agua, inclusive con unas gotas de limón, también se pueden incluir algunos tés que ayuden a disminuir las ganas de vomitar, como por ejemplo el té de menta o de jengibre.

¿Fue útil esta información?   
 /  No

Si tiene alguna duda o encontró algún error, escríbenos a continuación para que podamos mejorar el texto. No le responderemos directamente. Si quiere una respuesta haga clic en Contacto.

Más sobre este tema:


Publicidad
Carregando
...
Fechar

Puede preguntar

Fechar
¡Es hora de quitarse todas las dudas!
Erro
Erro
Erro
Marque la casilla de verificación anterior.
Enviar mensaje