Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.
¿Qué necesitas saber?

Cómo clasificar las hemorroides internas

Las hemorroides internas son venas dilatadas dentro del recto que no son observadas en el ano, siendo que en la mayoría de las casos son descubiertas cuando se defeca y se observa sangre de color ojo intenso en las heces o en el papel higiénico. Además de esto puede causar comezón y malestar en el ano que dificulta la ida al baño.

Las hemorroides pueden estar en el interior del ano o salir cuando se hace esfuerzo para defecar, siendo que el tratamiento debe ser recomendado por el proctólogo con el uso de pomadas, medicamentos y baños de asiento.

Tipos de hemorroides internas

Geralmente, las hemorroides internas son divididas en 4 tipos:

Cómo clasificar las hemorroides internas
  • Hemorroides internas de grado 1 - no salen fuera del ano;
  • Hemorroides internas de grado 2 - pueden salir fuera del ano, pero vuelven para dentro solas;
  • Hemorroides internas de grado 3 - salen fuera del ano y deben ser cuidadosamente empujadas para volver para adentro;
  • Hemorroides internas de grado 4 - salen fuera del ano y no vuelven para adentro, provocando dolor intenso.

Las hemorroides internas, normalmente no necesitan de un tratamiento específico, pudiendo ser tratadas en casa con la ingestión de alimentos ricos en fibras como vegetales, frutas y cereales.

Principales síntomas de las hemorroides internas

Los síntomas de las hemorroides internas son raros, sin embargo, pueden aparecer:

  • Heces con sangre de color rojo vivo;
  • Comezón en el ano;
  • Salida de un líquido de color blanquecino por el ano;
  • Dolor causado por la dificultad para defecar.

Además de esto en algunos casos, las hemorroides internas pueden llevar al surgimiento de un pequeño nódulo en el ano durante la evacuación, que normalmente vuelve para adentro después de defecar.

Tratamiento para las hemorroides internas

El tratamiento para las hemorroides internas debe ser orientado por un proctólogo, pero generalmente es posible tratarlas apenas con una dieta rica en fibra, vegetales, y semillas, además de beber mínimo 2L de agua al día.

Sin embargo, en caso de que las hemorroides internas provoquen dolor o salgan por el ano, el proctólogo puede recomendar la ingestión de analgésicos y antiinflamatórios como Naproxeno o el uso de pomadas para la hemorroide como Procto Glyvenol, Ultraproct o Proctoacid.

Ya en los casos más graves en que la hemorroide se queda en el ano, existe el riesgo de formación de coágulos que pueden provocar una trombosis hemorroidal y por esto el médico puede aconsejar cirugía para la reparación quirúrgica de las venas dilatadas. 

Más sobre este tema:
Carregando
...