Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.
¿Qué necesitas saber?

Clasificación de hemorroides internas, principales síntomas y tratamiento

Las hemorroides internas son venas dilatadas que se encuentran en la parte interna del recto y no se observan en el ano, siendo diagnosticadas cuando se observa sangre de color rojo intenso en las heces o en el papel higiénico al evacuar. Además de esto, su presencia puede causar otros síntomas como comezón y malestar en el ano, lo cual dificulta las evacuaciones.

Este tipo de hemorroides pueden clasificarse en grados de acuerdo a los síntomas presentes, lo cual influenciará el tratamiento a seguir recomendado por el proctólogo. Independientemente del grado de la hemorroide interna, es importante realizar cambios en los hábitos de alimentación, aumentando el consumo de alimentos ricos en fibras y de agua, de esta forma es posible aliviar los síntomas y el malestar al momento de evacuar.

Clasificación de hemorroides internas, principales síntomas y tratamiento

Síntomas principales

A pesar de que la hemorroide interna no es visible, los signos y síntomas que surgen son característicos, surgimiento principalmente la presencia de sangre roja intensa en las heces. Además de esto, otros signos y síntomas que pueden surgir son:

  • Picazón en el ano;
  • Salida de moco por el ano;
  • Dificultad y dolor para evacuar;
  • Incomodidad en el ano;
  • Tenesmo anal, que se caracteriza porque la persona tiene ganas intensas de evacuar, a pesar de que no existe más contenido fecal para ser eliminado;
  • Sensación de que el recto no fue evacuado completamente después de evacuar.

Además, también es posible notar la aparición de un pequeño nódulo en el ano durante la evacuación que puede o no regresar naturalmente al sitio inicial, dicho nódulo corresponde a las venas dilatadas que salen del ano, caracterizando la hemorroide interna de grados 2, 3 o 4, según las características que presente.

Clasificación de hemorroides internas

Las hemorroides internas pueden clasificarse en 4 grados, estos son:

  • Hemorroides internas de grado 1: se observa sangrado al evacuar y las venas no salen fuera del ano;
  • Hemorroides internas de grado 2: las venas salen fuera del ano durante la evacuación, pero vuelven a su posición original naturalmente, además de producir sangrado;
  • Hemorroides internas de grado 3: se produce sangrado al evacuar y las venas solo vuelven a su posición normal cuando son empujadas cuidadosamente hacia adentro;
  • Hemorroides internas de grado 4: hay sangrado intenso y el prolapso es irreversible, es decir, no vuelven a su posición original cuando son empujadas.

De acuerdo con los síntomas presentes y con las características verificadas por el gastroenterólogo o proctólogo, se indica el grado de la hemorroide y el tratamiento a seguir.

Es importante acudir al médico cuando se observe cualquier signo o síntoma que indique la presencia de una hemorroide interna, de manera que el médico realice el diagnóstico a través de los síntomas presentes y de los antecedentes personales del individuo, como: hábitos de evacuación, antecedentes medicamentosos como el uso de laxantes, hábitos alimentarios, antecedentes quirúrgicos y antecedentes médicos, donde evalúa principalmente la presencia de enfermedades gastrointestinales.

Por qué surgen las hemorroides internas

El surgimiento de las hemorroides internas ocurre principalmente debido al exceso de fuerza que se realiza al evacuar, estreñimiento, alimentación baja en fibras y el uso excesivo de laxantes. Además de esto, también pueden aparecer como consecuencia de una diarrea crónica, embarazo, tabaquismo, infección local y del hábito de permanecer sentado durante mucho tiempo en el inodoro.

Cómo se realiza el tratamiento

El tratamiento para las hemorroides internas debe ser orientado por un proctólogo según el grado de la hemorroide, pudiendo recomendarse cambios en los hábitos alimenticios, debiendo incluir alimentos ricos en fibras y aumentar el consumo de líquidos durante el día; así como la realización de baños de asiento, el uso de analgésicos y antiinflamatorios como el Naproxeno, o el uso de pomadas para las hemorroides, como Procto Glyvenol, Ultraproct o Proctoacid.

Otras opciones de tratamiento que pueden ser recomendadas por el médico de acuerdo con el grado de la hemorroide son la escleroterapia, fotocoagulación, crioterapia y el uso de ligaduras con banda elástica. Conozca más sobre el tratamiento para las hemorroides internas.

Ya en los casos más graves en que la hemorroide se queda en el ano, existe el riesgo de formación de coágulos que pueden provocar una trombosis hemorroidal y, por esto, el médico puede aconsejar cirugía para reparar las venas dilatadas.

Los cambios en los hábitos alimentarios son importantes en cualquiera de los tipos de hemorroides, debido a que al consumir mayor cantidad de fibras, mejora el tránsito intestinal y hace con que las heces se vuelvan más suaves, siendo eliminadas con mayor facilidad. Vea el siguiente vídeo sobre cómo las alimentación puede ayudar a aliviar los síntomas de las hemorroides y evitar nuevas crisis:

Bibliografía >

  • DE PAULA, Pedro Roberto. Doença Hemorroidária. 2016. Disponible en: <https://cbcsp.org.br/wp-content/uploads/2016/aulas/doencahemorroidaria.pdf>.
  • SOCIEDADE BRASILEIRA DE COLOPROCTOLOGIA. Hemorróida: Diagnóstico. 2005. Disponible en: <https://diretrizes.amb.org.br/_BibliotecaAntiga/hemorroida-diagnostico.pdf>. Acceso en 31 Dic 2019
¿Fue útil esta información?   
 /  No

Si tiene alguna duda, escríbala en el espacio a continuación para que podamos mejorar nuestro texto:

Atenção! Solo podremos responderle si coloca su email a continuación.
Recibirá un email con un enlace al que debe acceder para confirmar que el email le pertenece.
Más sobre este tema:

Publicidad
Carregando
...
Fechar Simbolo de finalizado

Puede preguntar

Fechar
¡Es hora de quitarse todas las dudas!
Erro
Erro
Erro
Marque la casilla de verificación anterior.
Enviar mensaje