Guásimo: para qué sirve y cómo preparar el té

Actualizado en diciembre 2023
Evidencia científica

El guásimo es una planta medicinal que sirve para aliviar el dolor abdominal, controlar la diabetes, disminuir presión alta, combatir infecciones, reducir el azúcar en sangre, evitar la caída del cabello y prevenir algunas enfermedades cardiovasculares y el desarrollo del Alzheimer, por ejemplo.

Estos beneficios se deben a que el guásimo, también llamado guásima, caulote o majaua, es rico en flavonoides, aportando propiedades antioxidantes, antimicrobianas y antiinflamatorias, además, de ser analgésico, hipoglucemiante, hipotensor, antiespasmódico, uterotónico y neuroprotector. 

El guásimo, cuyo nombre científico es Guazuma ulmifolia, puede ser comprado en tiendas de productos naturales, algunos supermercados o en tiendas online, y las partes utilizadas son sus hojas, las cáscaras o sus raíces secas para preparar tés, tinturas o extractos concentrados.

Imagem ilustrativa número 2

Para qué sirve

Existen varias aplicaciones populares para los tés preparados con guásima, sin embargo, algunos de los efectos con mayor pruebas científicas incluyen:

1. Disminuir la presión arterial

Algunas sustancias presentes en el té de la cáscara de guásima, conocidas como flavonoides, podrían causar la relajación de los vasos sanguíneos, ayudando a reducir la presión sistólica y la aceleración de los latidos cardíacos. 

Sin embargo, el extracto acetónico parece presentar más efecto, debido a que posee una sustancias más específica que actúa en los vasos sanguíneos. Sin embargo, este extracto solo debe ser utilizado bajo la supervisión de un naturópata. 

2. Reducir los niveles de azúcar en la sangre

En México esta planta es utilizada popularmente para complementar el tratamiento médico de la diabetes tipo 2. Algunos estudios demuestran que la guásima estimula la absorción de glucosa, incluyendo en personas con resistencia a la insulina, disminuyendo su concentración en la sangre. Conozca otros remedios caseros para ayudar a regular el azúcar en sangre naturalmente.

3. Reducir el riesgo de Alzheimer

El té de esta planta parece ejercer un efecto protector sobre las neuronas, protegiendo contra los daños oxidativos. Por lo que es posible disminuir el riesgo de que surjan problemas relacionados con la muerte neuronal, como el Alzheimer, por ejemplo. 

4. Estimular el parto

Varios estudios demuestran que el té de guásima aumenta la actividad del músculo uterino, pudiendo ser utilizado como estimulante natural del parto. Por este motivo, esta planta solo deberá ser utilizada bajo la orientación del médico para garantizar que es utilizada en el momento correcto. 

5. Aliviar los cólicos o dolores abdominales

El té preparado con la cáscara de guásima demostró ejercer actividad sobre el músculo liso del intestino y de la vejiga, causando su relajamiento. Por lo que este té puede ser utilizado durante crisis de cólicos o dolores abdominales como antiespasmódico, así como en casos de infección urinaria para disminuir el malestar. Conozca otros tés que ayudan a aliviar los cólicos.

6. Fortalecer el cabello 

Aunque sea menos estudiado, la guásima podrá presentar un efecto protector de la hebra del cabello, evitando su caída y promoviendo su crecimiento, además de fortalecer el cuero cabelludo.

Sin embargo, estos efectos están comprobados con sus extractos alcohólicos, metanólicos y acetónicos, que pueden ser realizados en casa y deben ser siempre recomendados por un especialista en plantas medicinales, indicando las dosis correctas.

7. Disminuir el colesterol

Debido a su contenido en flavonoides y compuestos fenólicos con acción antioxidante, el guásimo ayuda a bajar el colesterol total, colesterol malo (LDL) y triglicéridos en sangre, previniendo así el desarrollo de enfermedades cardiovasculares, como aterosclerosis, infarto o derrame.

8. Combatir infecciones por virus y hongos

Las hojas de la cáscara del tronco del guásimo poseen propiedades antimicrobianas que pueden ayudar a combatir infecciones generadas por bacterias, como la E. Coli, Salmonella typhi, pneumoniae S. dysenteriae, y hongos,como la Candida albicansC. krusei ou C. tropicalis.

Sin embargo, los estudios realizados hasta el momento fueron realizados in vitro, siendo necesarios más estudios en humanos que puedan comprobar estos beneficios.

9. Reducir los efectos secundarios de la quimioterapia

El extracto acuoso de la cáscara del tronco y las hojas del guásimo, poseen propiedades antioxidantes que pueden ayudar a reducir los efectos secundarios de los medicamentos utilizados en la quimioterapia, como la doxorrubicina, disminuyendo los efectos tóxicos que afectan el corazón, por ejemplo.

Sin embargo, todavía son necesarios más estudios que puedan comprobar este beneficio. Además de eso, el uso del guásimo debe ser realizado bajo orientación médica, de forma de no interferir en la eficacia del tratamiento quimioterápico.

10. Eliminar parásitos intestinales 

Estudios in vitro realizados en laboratorios, muestran que la decocción realizada con las hojas del guásimo posee acción contra los protozoarios, como la Entamoeba histolytica y la Giardia lamblia, pudiendo ser útil para ayudar a tratar la amebiasis y la giardiasis.

Propiedades del guásimo

El guásimo aporta propiedades antioxidantes, neuroprotectoras, antiespasmódicas, antimicrobianas, antiparasitarias, antiinflamatorias, analgésicas, hipoglucemiantes, hipotensoras, uterotónicas y cardioprotectoras.

Cómo utilizar esta planta

La forma más popular de utilizar esta planta es usando sus hojas, frutos o cáscara para preparar tés caseros, sin embargo, esta planta también puede usar como extracto concentrado. En cualquiera de los casos lo ideal es que la indicación sea realizada por un naturópata, así como la dosis y la forma de uso. 

1. Té de guásima

El té de esta planta puede prepararse fácilmente utilizando las cáscaras secas del tronco de la planta. 

Ingredientes

  • 2 a 3 cucharadas de cáscaras secas de guásima;
  • 1 Litro de agua hirviendo.

Modo de preparación

Colocar las cáscaras secas de la planta en una olla con 1 litro de agua, dejar hervir la mezcla entre 10 a 15 minutos a fuego medio. Luego retirar del fuego, tapar y dejar reposar la mezcla durante 10 a 15 minutos. Colar y beber 2 a 3 veces por día. 

2. Extracto fluido de guásimo

El extracto fluido de guásimo puede ser encontrado en las tiendas de productos naturales, siendo que las dosis deben ser indicadas por el médico o fitoterapeuta de acuerdo con la condición a ser tratada.

Posibles efectos secundarios

Esta planta, cuando se consume en grandes cantidades o sin supervisión médica, podría causar algunos efectos desagradables como náuseas, vómitos y/o diarrea con moco y sangre.

Contraindicaciones

Por causar la contracción del músculo uterino, esta planta no debe ser utilizada durante el embarazo sin orientación del obstetra.

Además de esto, el guásimo no debe ser consumido en niños, mujeres en periodo de lactancia o personas que tienen sensibilidad a la cafeína, así como por aquellos que individuos que sufren de hipoglucemia.

El extracto fluido de guásimo posee alcohol en su composición y no debe ser utilizado en personas que se encuentran en tratamiento por el alcoholismo o que usan el medicamento disulfiram.