Forunculosis: qué es, síntomas, causas y tratamiento

La forunculosis es la manifestación recurrente de forúnculos, que son pequeños bultos rojos con pus que pueden surgir en la piel debido a la infección por la bacteria Staphylococcus aureus.

Los forúnculos aparecen más frecuentemente en las mamas, glúteos, cara y cuello; sin embargo, a veces también pueden surgir varios forúnculos diseminados por el cuerpo, principalmente en personas que tienen el sistema inmune debilitado.

La forunculosis debe ser tratada de acuerdo con la orientación del dermatólogo, el cual puede indicar el uso de compresas tibias en la región donde surgen los forúnculos, la aplicación de pomadas antisépticas y/o el uso de antibióticos orales.

Médico examinando a una mujer joven

Síntomas de forunculosis

Los principales síntomas de forunculosis incluyen:

  • Surgimiento de bultos rojos en la piel, que pueden aumentar de tamaño a lo largo del tiempo;
  • Dolor al tocar los bultos;
  • Presencia de pus en los bultos formados;
  • Aumento de la temperatura en la región.

Para que se considere forunculosis, deben existir 4 episodios o más de forúnculos. Vea cómo reconocer los síntomas de forúnculos.

De manera general, los forúnculos se rompen por sí solos y logran drenarse. En caso contrario, si no desaparecen los forúnculos o si esta situación es muy recurrente, es importante consultar al dermatólogo.

Cómo es el diagnóstico

El diagnóstico de la forunculosis es realizado por el dermatólogo a través de la evaluación de los síntomas, antecedentes de surgimiento de forúnculos a lo largo de un año, antecedentes de salud y examen físico de la piel.

Asimismo, para confirmar el agente infeccioso asociado al surgimiento de forúnculos y dirigir mejor el tratamiento, el médico puede tomar una muestra del pus presente en el forúnculo para ser analizada en el laboratorio.

¿Cuál es la diferencia entre forúnculo y forunculosis?

El forúnculo es la infección en la raíz del vello, causada por la bacteria Staphylococcus aureus, lo que genera el surgimiento de un bulto con pus que puede aumentar de tamaño con el tiempo.

Por otra parte, cuando existen varios forúnculos al mismo tiempo o hay surgimiento frecuente de forúnculos, la situación se conoce como forunculosis.

Posibles causas

La forunculosis es causada por una infección provocada por la bacteria Staphylococcus aureus, la cual vive en la superficie de la piel.

Esta bacteria puede causar infecciones a través de una herida local, picadura de insecto u otro factor que permita la entrada de la bacteria, principalmente en personas con el sistema inmunitario debilitado.

Las causas de la forunculosis están relacionadas con el uso de medicamentos que disminuyen al sistema inmune, como corticosteroides, por ejemplo, o de enfermedades que también afectan a este sistema, como el SIDA o el cáncer.

Asimismo, padecer de problemas en la piel, como acné y eczema, y de diabetes, puede aumentar el riesgo de desarrollar forunculosis.

El uso de drogas, la falta de higiene, la sudoración excesiva, las alergias en la piel, la obesidad y algunos problemas en la sangre también pueden aumentar el riesgo de forunculosis.

Cómo se realiza el tratamiento

El tratamiento para la forunculosis debe ser prescrito por el dermatólogo y puede incluir:

  • Compresas tibias para aliviar el malestar y ayudar a drenar el pus presente en los forúnculos;
  • Antisépticos para la desinfección de la piel, como la clorhexidina por un periodo de 21 días;
  • Pomadas antibióticas, como aquellas con mupirocina al 2 %, conocida comercialmente como Bactroban, 3 veces al día durante, de 7 a 10 días para tratar la infección y para que la bacteria no vuelva a producir el surgimiento de los forúnculos. Conozca más sobre las pomadas para los forúnculos;
  • Antibióticos orales, como la clindamicina, por 21 días, con la finalidad de erradicar completamente la bacteria asociada al forúnculo.

Además, en algunos casos, puede ser necesario drenar el forúnculo en el hospital, donde el que el profesional de la salud hace una incisión en la región y remueve el pus que se encuentra al interior de este.

También es importante tomar diariamente un baño con agua y jabón, evitar tocar o eliminar el forúnculo, lavarse bien las manos y lavar las sábanas y toallas que entren en contacto con el forúnculo. Vea los remedios caseros que pueden ayudar a eliminar el forúnculo.

Lea también: ¿Cómo curar un forúnculo más rápido? tuasaude.com/es/consejos-para-curar-un-forunculo