Ejercicios de rehabilitación para la mastectomía

Revisión clínica: Marcelle Pinheiro
Fisioterapeuta
octubre 2021

La fisioterapia es indicada por el médico luego de la realización de una mastectomía debido a que suelen surgir algunas complicaciones como la disminución de los movimientos del hombro, linfedema, fibrosis y disminución de la sensibilidad en la región.

La realización de fisioterapia ayuda a disminuir la inflamación en el brazo, a combatir el dolor y aumentar la amplitud del movimiento en el hombro, devuelve la sensibilidad normal y combate la fibrosis. 

Los principales beneficios de la fisioterapia después del cáncer de mama son mejorar la autoestima e imagen corporal, la capacidad para realizar actividades diarias, además de promover la capacidad para trabajar. 

Cuándo es indicada la fisioterapia

La fisioterapia es indicada por el médico para todas las mujeres a las que se le realizó una mastectomía, así hayan realizado o no radioterapia complementaria. Sin embargo, las mujeres sometidas a radioterapia después de la mastectomía presentan mayores complicaciones y necesitan aún más de la fisioterapia.

Los ejercicios realizados en la fisioterapia pueden iniciarse al primer día del postoperatorio, debiendo respetar el límite del dolor y la incomodidad de cada persona, siendo importante aumentar gradualmente la amplitud de los movimientos.

La fisioterapia debe comenzar el día anterior a la cirugía y debe durar entre 1 a 2 años. Antes de la cirugía el fisioterapeuta puede aclarar algunas dudas, evaluar el movimiento de los hombros y realizar algunos ejercicios que la mujer tendrá que realizar después de ser operada. Después de la mastectomía lo ideal es realizar sesiones de fisioterapia 2 a 3 veces por semana.

Ejercicios de rehabilitación para la mastectomía

Para saber cuáles son los ejercicios o las técnicas de rehabilitación que se deben realizar posmastectomía, el fisioterapeuta deberá evaluar la salud y las limitaciones que la mujer presenta, pudiendo indicar:

  • Masaje para despegar la cicatriz;
  • Técnicas de terapia manual para aumentar la amplitud de la articulación del hombro;
  • Estrategias para aumentar la sensibilidad en la región pectoral;
  • Ejercicios de estiramiento para el hombro, brazos y cuello con o sin bastón; 
  • Ejercicios de fortalecimiento con pesas de 0,5 kg, realizando 12 repeticiones para cada ejercicio; 
  • Ejercicios que activan la circulación linfática;
  • Ejercicios para aumentar la capacidad respiratoria;
  • Movilizar el hombro y la escápula;
  • Movilizar la cicatriz;
  • TENS para disminuir el dolor y la inflamación:
  • Drenaje linfático manual en todo el brazo;
  • Banda de baja elasticidad por la noche y una manga de compresión durante el día;
  • Aplicación de una faja de compresión que debe mantenerse por algunas horas o días, dependiendo del caso;
  • Reeducación postural;
  • Pompage de trapecio, pectoral mayor y menor.

Algunas actividades que pueden realizarse son ejercicios de pilates clínico y ejercicios de hidroterapia en una piscina con agua tibia.

La mujer no debe tener miedo de quedar con el brazo hinchado después de realizar los ejercicios, ya que esto es más común en mujeres que tienen sobrepeso. La practica de los ejercicios no dificulta la cicatrización ni favorece a la formación de un seroma, siendo un procedimiento seguro.

Conozca qué es un seroma y por qué se forma

Recomendaciones especiales después de la mastectomía 

Algunas recomendaciones que se deben seguir después de la mastectomía son:

1. Cuidar de la piel 

La mujer debe bañarse diariamente teniendo el cuidado de aplicar una crema hidratante sobre la región afectada para mantener la piel debidamente elástica e hidratada. También es importante tener cuidado al cocinar, cortarse las uñas y depilarse para evitar quemaduras, cortes y heridas que puedan infectarse fácilmente.

Asimismo, se recomienda evitar el uso de ropa apretada, debiendo utilizar ropas cuyo tejido sea de algodón para permitir que la piel respire de forma adecuada.

2. Usar una manga de compresión en el brazo 

La manga elástica debe ser utilizada según la recomendación del médico y/o fisioterapeuta, por lo general se usa con una compresión entre 30 a 60 mmHg durante el día y también durante la realización de ejercicios, pero no es necesario dormir con la manga. 

3. Mantener el brazo afectado elevado

Para disminuir la hinchazón del brazo después de extirpar la mama se debe mantener el brazo elevado, ya que esto facilita el retorno venoso, disminuyendo así la inflamación y la sensación de pesadez.

4. Colocar una compresa fría en el hombro

Una buena forma de combatir el dolor en el hombro después de la extirpación de la mama es colocar una compresa fría en la región del dolor. La compresa debe ser aplicada a diario 2 a 3 veces por día durante 15 minutos. Para proteger la piel se debe envolver la compresa fría en un paño o en un papel absorbente. 

5. Realizar ejercicios de desensibilización

Una buena estrategia para normalizar la sensibilidad de la región donde se encuentra la cicatriz es realizar una técnica llamada desensibilización, debiendo utilizar diferentes texturas y temperaturas. Por lo que se indica realizar movimientos circulares con una bola de algodón y con un cubito de hielo durante algunos minutos, sin embargo el fisioterapeuta podrá indicar otras formas de lograr los resultados según la necesidad de la persona.

Aplicar crema hidratante en toda la región después del baño diario también ayuda a despegar la piel y mejorar la sensibilidad.

6. Bañarse con agua caliente

Para combatir el dolor de espalda, en la nuca y justo encima de los hombros, puede bañarse con agua caliente y realizarse un automasaje aplicando un poco de aceite de semilla de uva, de almendra dulce o una crema hidratante, realizando movimientos circulares en toda la región dolorida.

Realizar algunos ejercicios para estirar el cuello también ayuda a aliviar el dolor, disminuyendo los espasmos.

¿Fue útil esta información?

Atualizado por Andreina De Almeida Rodríguez - Nutricionista, em octubre de 2021. Revisión clínica por Marcelle Pinheiro - Fisioterapeuta, em octubre de 2021.

Bibliografía

  • BATISTON, Adriane Pires; SANTIAGO, Silvia Maria. Fisioterapia e complicações físico-funcionais após tratamento cirúrgico do câncer de mama. Fisioterapia e Pesquisa. Vol.12. 3.ed; 30-40, 2005
  • Anke Bergmann, et al. Fisioterapia em mastologia oncológica: rotinas do Hospital do Câncer III/INCA. Revista Brasileira de Cancerologia. Vol.52. 1.ed; 97-109, 2006
Abrir la bibliografía completa
  • JAMMAL, Millena Prata, et al. Fisioterapia na reabilitação de mulheres operadas por câncer de mama. O Mundo da Saúde São Paulo. Vol.32. 4.ed; 506-510, 2008
  • CENDRON, Suiane Weimer, et al. Fisioterapia Complexa Descongestiva Associada a Terapias de Compressão no Tratamento do Linfedema Secundário ao Câncer de Mama: uma Revisão Sistemática. Revista brasileira de cancerologia. Vol.61. 1.ed; 49-59, 2015
  • LEAL, Nara Fernanda Braz da Silva, el al. Linfedema pós-câncer de mama: comparação de duas técnicas fisioterapêuticas – estudo piloto. Fisio. Mov. Vol.24. 4.ed; 647-654, 2011
  • Angelo Rizzo. The Role of Exercise and Rehabilitation in the Cancer Care Plan. J Adv Pract Oncol.. Vol.7. 3.ed; 339 - 342, 2016
Revisión clínica:
Marcelle Pinheiro
Fisioterapeuta
Formada por la UNESA con registro profesional en CREFITO- 2 nº. 170751 - F.