Estómago inflamado: 7 principales causas y qué hacer

La sensación de estómago inflamado puede presentar síntomas, como hinchazón abdominal, dolor y náuseas y estar relacionada con varios factores, principalmente con la mala digestión, intolerancia a ciertos alimentos y exceso de gases. 

Sin embargo, la inflamación del estómago podría indicar infecciones por parásitos o bacterias, como la H. pylori, por ejemplo, lo cual se debe acudir o a un gastroenterólogo para que se realice el tratamiento adecuado. 

El estómago inflamado normalmente no representa problemas graves de salud, pero es importante determinar la causa para así poder hacer un cambio en los hábitos alimenticios o iniciar el tratamiento con medicamentos, por ejemplo, para así aliviar la inflamación, puesto que esta puede ser bastante incómoda. 

Estómago inflamado: 7 principales causas y qué hacer

El estómago podría inflamarse debido a diversas situaciones, siendo las principales: 

1. Exceso de gases

El exceso de gases puede ocasionar incomodidad, distensión abdominal, malestar general y sensación de estómago inflamado. Ciertos hábitos de las personas pueden ocasionar la producción de gases, como por ejemplo, el sedentarismo, el consumo de muchas bebidas gaseosas y alimentos de difícil digestión como el repollo, brócolis, frijoles y papa. 

Qué hacer: adoptar hábitos saludables como practicar actividades físicas y tener una alimentación leve, es la mejor forma de combatir la producción excesiva de gases y, por consiguiente, aliviar los síntomas de inflamación estomacal.

Conozca algunas maneras naturales y eficaces para eliminar los gases intestinales

2. Intolerancia alimentaria

Algunas personas pueden presentar intolerancia a ciertos alimentos, lo que causa que el organismo tenga dificultad para digerirlos, ocasionando la aparición de síntomas como exceso de gases, dolor abdominal, náuseas y sensación de pesadez estomacal, por ejemplo. 

Qué hacer: en caso de notar que los síntomas aparecen luego de consumir ciertos alimentos, es importante ir al gastroenterólogo para que se confirme la intolerancia, y se recomiende evitar el consumo de los alimentos que desencadenan los síntomas. 

Vea cómo identificar una intolerancia alimentaria.

3. Infecciones

Algunas infecciones pueden ocasionar síntomas gastrointestinales, como por ejemplo, las infecciones por parásitos. Algunos parásitos pueden causar síntomas gastrointestinales, que traen como consecuencia diarreas, vómitos, náuseas e hinchazón a nivel abdominal o del estómago. Conozca cuáles son los síntomas de infección por parásitos intestinales

Aparte de la infección por parásitos, otra de las causas que el estómago y el abdomen se inflame puede ser la infección por hongos o bacterias. Un ejemplo puede ser la infección por la bacteria Helicobacter pylori, la cual puede encontrarse en el estómago y ocasionar la formación de úlceras, acidez constante, pérdida de apetito, dolor abdominal y exceso de gases intestinales. 

Qué hacer: es de suma importancia acudir al gastroenterólogo para que se realicen exámenes para verificar la causa de la infección y de esa forma, establecer el mejor plan de tratamiento. En el caso de infección por parásitos, el médico podría indicar el uso de Albendazol o Mebendazol.

En caso de infección por H. Pylori, el médico puede recomendar el uso de antibióticos en conjunto con protectores gástricos, además de referir al paciente la consulta con un nutricionista, el cual establecerá una dieta adecuada. 

4. Dispepsia

La dispepsia, comúnmente conocida como indigestión, corresponde a la digestión lenta y difícil de los alimentos, la cual puede estar relacionada con el consumo de alimentos irritantes como el café, refrescos, comidas muy sazonadas o picantes; situaciones emocionales, como el estrés, ansiedad o depresión y la utilización de ciertos medicamentos, como antiinflamatorios no esteroideos, ibuprofeno, corticoides o antibióticos. La dispepsia también podría estar relacionada con la presencia de la Helicobacter pylori. 

Qué hacer: el tratamiento para la dispepsia se realiza con objetivo de aliviar los síntomas, recomendándose cambios en los hábitos alimentarios, debiendo ingerir alimentos más leves y nutritivos como frutas, vegetales y carnes bajas en grasa, por ejemplo.

En el caso de ser causada por la Helicobacter pylori, el gastroenterólogo indicará el tratamiento más indicado para la eliminación de la bacteria. 

Vea qué síntomas genera esta bacteriacómo se realiza el tratamiento.

5. Comer muy rápido

Comer muy rápido y masticar poco los alimentos, impide que el estómago envíe señales de saciedad para el cerebro, lo que causa que la persona ingiera más alimentos, favoreciendo no solo el aumento de peso, sino también indigestión, acidez y la sensación de estómago lleno e inflamado.

Además de eso, la falta de masticación impide que el alimento sea digerido correctamente en el estómago, lo que trae como consecuencia que el tránsito intestinal sea más lento, causando estreñimiento, eructos y gases, por ejemplo. 

Qué hacer:  en el caso de que la sensación de estómago inflamado esté relacionada con el hecho de comer muy rápido, es importante que la persona preste atención a lo que está comiendo, coma en un ambiente tranquilo y sin ruidos molestos, debiendo masticar bien los alimentos y parar entre cada bocado para así establecer si se está satisfecho o no. 

Conozca otras consecuencias de comer rápido.

6. Cáncer de estómago

El cáncer de estómago es un tipo de cáncer que puede aparecer en cualquier parte de este órgano y causa síntomas como acidez constante, náuseas, vómito, debilidad, pérdida de peso sin causa aparente, disminución del apetito y sensación de estómago lleno o hinchado, por lo general, luego de las comidas, e inflamación del ganglio supraclavicular izquierdo, también llamado nódulo o ganglio de Virchow, el cual sugiere cáncer gástrico. 

Qué hacer: El tratamiento para el cáncer de estómago se realiza con quimio y radioterapia y dependiendo de la gravedad, tamaño y localización del tumor en el estómago, podría ser necesaria la remoción quirúrgica de alguna parte o de todo el órgano. Además de eso, es de suma importancia adoptar hábitos saludables, como realizar una alimentación balanceada y practicar actividad física de forma regular, para así evitar el progreso de la enfermedad. 

Vea más sobre el cáncer de estómago

7. Bezoares 

Los bezoares son una acumulación de material no digerido que queda acumulado en el estómago y puede ocasionar inflamación de estómago, ulceración y hemorragia digestiva. Aunque los bezoares gástricos no son muy comunes, pueden ocurrir en personas con trastorno de la conducta alimentaria o vaciamiento gástrico anormal y en situaciones postquirúrgicas. Los compuestos acumulados en el estómago pueden ser, pelos, fibra de alimentos sin digerir, semillas, algunos fármacos, o compuestos de la proteína de la leche, entre otros. 

Qué hacer: lo primero es acudir a un gastroenterólogo para que haga el diagnóstico y determine cuál va a ser el mejor tratamiento, pudiendo eliminar los bezoares por medio de disolución química, extracción endoscópica o inclusive cirugía. 

Cuándo debe acudir al médico

A pesar de que la mayoría de las veces la inflamación del estómago no es una situación grave, es importante visitar al gastroenterólogo para que sea detectada su causa y de esta forma, se pueda indicar el mejor tratamiento. Además de esto, es indispensable acudir al médico cuando:

  • La inflamación es persistente;

  • Surgen otros síntomas asociados como diarrea, vómito o sangrado;

  • Existe pérdida de peso sin razón aparente;

  • Los síntomas no mejoran luego de realizar el tratamiento indicado por el médico.

En el caso de que la inflamación del estómago esté relacionada con problemas de la alimentación, el gastroenterólogo puede recomendar acudir a una consulta con un nutricionista para que evalúe sus hábitos e indique un plan nutricional adaptado a sus necesidades. 

En el caso de que esté relacionada con infecciones, el médico podrá indicar el uso de medicamentos antiparasitarios o antibióticos, de acuerdo con el agente infeccioso, además de indicar protectores gástricos, como el sucralfato y las sales de bismuto, por ejemplo. 

¿Fue útil esta información?
Atualizado por Anabel Rodrigues - Nutricionista, em marzo de 2022. Revisión médica por Dr. Gonzalo Ramírez - Médico general y Psicólogo, em marzo de 2022.

Bibliografía

  • Ezequiel Fuentes-Pananá, Ph; Margarita Camorlinga-Ponce, Dr en C; Carmen Maldonado-Bernal, Dr en Inm Unidad de Investigación Médica en Enfermedades Infecciosas y Parasitarias, Hospital de Pediatría, CMN S XXI, IMSS. México, . Infección, inflamación y cáncer gástrico. SCIELO. 2009
  • Fernando Paredes Salidoa, Juan José Roca Fernándeza. Infecciones gastrointestinales. ELSEVIER. 2004
  • Alberto Ramírez Ramos, Rolando Sánchez Sánchez. Helicobacter Pylori y Cáncer Gástrico. SCIELO. 2008
  • Scielo. Bezoares. Dra. Trini Fragoso Arbelo, Dr. Ernesto Luaces Fragoso, Tamara Díaz Lorenzo. 2002
  • Juan José Sebastián Domingo. Dispepsia funcional.Descripción y tratamien. ELSEVIER. 2002
  • Ana Zugasti Murillo, Unidad de Nutrición Clínica y Dietética. Hospital Virgen del Camino. Pamplona. Navarra. España. Intolerancia alimentaria. ELSEVIER. 2009
Más sobre este tema: