Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.

Espina bífida oculta: qué es, síntomas y tratamiento

La espina bífida oculta es una malformación congénita, que se desarrolla en el bebé en el primer mes de embarazo, se caracteriza por un cierre incompleto de la columna vertebral y, no conduce a la aparición de signos o síntomas en la mayoría de los casos, siendo realizado el diagnóstico a través de exámenes de imagen, como la resonancia magnética, por ejemplo, o durante el embarazo cuando se hace un ultrasonido.

Aunque en la mayoría de los casos no lleva a la aparición de síntomas, en algunas situaciones se puede observar la presencia de pelos o una mancha más oscura en la espalda, principalmente en las vértebras L5 y S1, sugiriendo espina bífida oculta. 

La espina bífida oculta no tiene cura, sin embargo, el tratamiento puede estar indicado de acuerdo con los síntomas presentados por el niño. No obstante, cuando se verifica que hay compromiso de la médula espinal, lo cual es poco frecuente, puede ser necesario una cirugía.

Espina bífida oculta: qué es, síntomas y tratamiento

Signos de espina bífida oculta

La espina bífida oculta la mayoría de los casos no conlleva a la aparición de signos y síntomas, pasando desapercibido a lo largo de la vida, porque no afecta a la médula espinal o a las meninges, que son las estructuras que protegen al cerebro. Sin embargo, algunas personas pueden presentar signos que sugieran espina bífida oculta, siendo ellos:

  • Formación de una mancha en la piel de la espalda;
  • Formación de un mechón de cabello en la espalda;
  • Ligera depresión en la espalda, como un hoyo;
  • Ligero volumen debido a la acumulación de grasa.

Además, cuando se observa que existe compromiso de la médula ósea, que es poco frecuente, pueden surgir otros signos y síntomas, como escoliosis, debilidad y dolor en las piernas y brazos, y pérdida del control de la vejiga y del intestino.

Las causas de la espina bífida oculta no están bien claras, no obstante, se cree que sucede debido al consumo de alcohol durante el embarazo o ingestión insuficiente de ácido fólico.

Cómo se hace el diagnóstico

El diagnóstico de la espina bífida oculta puede ser realizado durante la gestación, por medio del ultrasonido y a través de la amniocentesis, que es un examen que tiene como objetivo determinar la cantidad de alfafetoproteína en el líquido amniótico, que es una proteína que se encuentra en altas cantidades en caso de espina bífida.

Es posible también hacer el diagnóstico de espina bífida después del nacimiento, mediante la observación de signos y síntomas que pudieran haber sido presentados por la persona, además de resultados de imagen, como rayos X y resonancia magnética, que no solo identifica la espina bífida oculta, sino que permite que el médico compruebe si hay signos de compromiso de la médula espinal.

Cómo se hace el tratamiento

Como la espina bífida oculta en la mayoría de los casos no involucra la médula o las meninges, no es necesario ningún tipo de tratamiento. No obstante, en caso de que surjan síntomas, el tratamiento se realiza de acuerdo con las indicaciones del médico y con el fin de aliviar los signos y síntomas presentados.

Sin embargo, cuando se determina que hay compromiso de la médula, puede ser solicitada la realización de una cirugía, para corregir la alteración de la médula disminuyendo los síntomas asociados.

.

¿Fue útil esta información?

¡Su opinión es importante! Escriba aquí en qué podemos mejorar nuestro texto:

Consulta el email de confirmación que te enviamos.

Bibliografía

  • AMERICAN SOCIETY OF NEUROLOGICAL SURGEONS. Spina Bifida. Disponible en: <https://www.aans.org/Patients/Neurosurgical-Conditions-and-Treatments/Spina-Bifida>. Acceso en 08 Jun 2020
  • SPINA BIFIDA ASSOCIATION. Spina Bifida Occulta. Disponible en: <https://www.spinabifidaassociation.org/resource/occulta/>. Acceso en 08 Jun 2020
Más sobre este tema:

Carregando
...
Enviar mensaje