11 enfermedades causadas por el alcohol

Revisión médica: Dr. Arthur Frazão
Oftalmólogo
junio 2022

Cuando existe un consumo excesivo de alcohol, el cuerpo reacciona con algunas consecuencias inmediatas poco graves como pérdida de la coordinación, fallas de memoria o habla más lenta, por ejemplo. Sin embargo, el consumo prolongado de alcohol puede afectar prácticamente a todos los órganos del cuerpo de forma grave, provocando desde gastritis hasta enfermedades más graves como una pancreatitis, cirrosis hepática, infertilidad e incluso cáncer. 

El consumo regular de mas de 60 g por día de alcohol, que equivale a 6 shots, 4 tazas de vino o 5 caipiriñas, por ejemplo, puede ser perjudicial para la salud a largo plazo.

El consumo de bebidas alcohólicas no se aconseja en pacientes con enfermedades como hígado graso, piedra en la vesícula o síndrome del intestino irritable, por ejemplo. No obstante, ningún individuo debe consumir de forma regular bebidas alcohólicas porque las consecuencias acaban por surgir y perjudicar la salud. 

Las principales enfermedades que puede causar el alcohol son:

1. Gastritis

Una de las enfermedades más comunes provocada por el alcohol es la gastritis, la cual es una inflamación de la pared del estómago que causa ciertos síntomas, como pérdida de apetito, acidez, náuseas y vómitos. 

Vea cómo es realizado el tratamiento y la dieta para la gastritis

2. Hepatitis o cirrosis hepática

El consumo excesivo de alcohol puede provocar la inflamación del hígado, conocida como hepatitis; la cual causa signos como piel y ojos amarillentos y abdomen hinchado. Cuando ocurren episodios recurrentes de hepatitis, podría generarse una cirrosis hepática, esta ocurre cuando las células del hígado son destruidas, cesando la función del órgano y ocasionando la muerte de la persona. 

3. Hipertensión arterial 

El consumo de bebidas alcohólicas en exceso puede causar un aumento de la presión sistólica, principalmente, y uno de los mecanismos que puede favorecer a su aparición es que el alcohol contiene calorías que favorecen el aumento de peso a largo plazo, que a su vez es un factor de riesgo para la hipertensión. Otro mecanismo es el engrosamiento de las paredes arteriales que disminuyen el flujo del paso sanguíneo contribuyendo al aumento de la tensión.

Además de esto, el abuso de alcohol disminuye el efecto de los medicamentos antihipertensivos, por este motivo las personas que ya sufren de hipertensión debe evitar su consumo.

4. Fibrilación auricular

El exceso de alcohol también puede afectar el funcionamiento del corazón, pudiendo hacer que lata más rápido y a un ritmo irregular, ocasionando fibrilación auricular o atrial; además, también puede ocasionar aleteo auricular y extrasístoles ventriculares. Este efecto también puede ocurrir en personas que no toman bebidas alcohólicas con frecuencia, pero en algún momento dado abusan de ella, como puede ocurrir en una fiesta, por ejemplo.

Por otra parte, el consumo regular de grandes cantidades de alcohol favorece la aparición de fibrosis e inflamación.

5. Infarto y trombosis

El alcohol por encima de 60 g estimula el aumento del VLDL, que es uno de los tipos de colesterol "malo", y disminuye el HDL, que es el colesterol "bueno"; esto favorece a que este exceso de grasa se deposite en las arterias, causando aterosclerosis, lo que a su vez impide la circulación normal de la sangre y puede ocasionar enfermedades cardiovasculares como infarto o trombosis. Es importante que si se debe realizar un examen de sangre para evaluar el colesterol, no se ingieran bebidas alcohólicas porque causa alteración de los resultados.

Asimismo, las personas que consumen mucho alcohol presentan inflamación de las paredes arteriales.

6. Miocardiopatía alcohólica 

La miocardiopatía alcohólica puede ocurrir en personas que consumen alcohol por encima de 110 g/día durante 5 a 10 años, siendo más frecuente en personas jóvenes entre los 30 y 35 años de edad. Pero en las mujeres, la dosis puede ser menor y provocar los mismos daños. Esta alteración hace con que haya un aumento de la resistencia vascular, disminuyendo el índice cardíaco. 

7. Impotencia o infertilidad

El exceso de alcohol puede ocasionar una lesión de los nervios, pudiendo causar impotencia en el hombre. Por su parte, la mujer podría sufrir de irregularidades en el ciclo menstrual, pudiendo provocar infertilidad. 

8. Cáncer

El consumo de alcohol siempre fue un factor de riesgo para el cáncer; además, nuevos estudios están confirmando la relación directa entre el consumo de bebidas alcohólicas y la aparición de hasta 7 tipos de cáncer, entre ellos está: faringe, laringe, esófago, hígado, colon, recto y mama. 

9. Pelagra

El consumo de bebidas alcohólicas de forma excesiva puede provocar el surgimiento de una enfermedad conocida como pelagra, que es causada por la falta de vitamina B3 (niacina), la cual provoca la aparición de unas manchas de color marrón en diferentes partes del cuerpo, como cara y manos, y que, generalmente, provoca comezón y diarrea constante. 

10. Demencia

Cuando el individuo consume bebidas alcohólicas en exceso, puede surgir demencia, la cual se caracteriza por la pérdida de memoria, dificultad para hablar y movilizarse. Generalmente, estos son casos más graves y la persona acaba por perder la facultad para comer, vestirse y bañarse sólo, teniendo que depender de otra persona. 

11. Anorexia Alcohólica

Uno de los primeros indicios de anorexia alcohólica es cuando en lugar de alimentos, la persona consume sólo bebidas alcohólicas para evitar la ingesta de calorías y adelgazar. Este trastorno alimentario puede ocasionar, fácilmente, la aparición de anorexia y bulimia, con la diferencia de que en este caso las bebidas alcohólicas son usadas para disminuir el apetito.

Además de estas enfermedades, el alcohol en exceso también causa un aumento del ácido úrico, que puede depositarse en las articulaciones causando dolor agudo conocido popularmente como gota. 

Efectos inmediatos del alcohol en exceso

Dependiendo de la cantidad ingerida, del grado alcohólico de la bebida y de la condición física del individuo, los efectos inmediatos del alcohol en el organismo pueden ser:

  • Somnolencia;
  • Dificultad para hablar;
  • Náuseas y vómitos;
  • Diarrea, acidez y ardor en el estómago;
  • Dolor de cabeza, dificultad para respirar;
  • Visión y audición alteradas;
  • Alteración en la capacidad de raciocinio;
  • Falta de atención, alteración en la percepción y coordinación motora;
  • Blackout alcohólico que son fallas en la memoria, en las que el individuo no consigue recordarse de lo que ocurrió mientras estaba bajo la influencia del alcohol;
  • Pérdida de los reflejos, de la realizada y;
  • En los casos más graves puede ocurrir un coma etílico. 

En el embarazo, el consumo de alcohol puede causar síndrome de alcoholismo fetal, el cual es una alteración genética que provoca deformaciones físicas y retraso mental en el feto. 

De esta forma, aunque sea difícil, los familiares y la persona con el problema de alcoholismo, deben ser capaces de identificar los signos que indican que existe algún problema con el alcohol y buscar ayuda de una institución de apoyo para alcohólicos, y así, iniciar el tratamiento para evitar estos problemas. 

El instituto de Alcohólicos Anónimos y los centros particulares de dependientes químicos, tienen un papel muy importante que desempeñar en el tratamiento y recuperación de los pacientes alcohólicos. Estas instituciones están preparadas para ayudar al individuo a rehacer su vida lejos del vicio del alcohol, reduciendo de esta forma, los daños que esta enfermedad puede ocasionar a la persona. 

¿Fue útil esta información?

Atualizado por Andreina De Almeida Rodríguez - Nutricionista, em junio de 2022. Revisión médica por Dr. Arthur Frazão - Oftalmólogo, em octubre de 2019.

Bibliografía

  • SHIELD, Kevin; PARRY, Charles; REHM, Jürgen. Chronic Diseases and Conditions Related to Alcohol Use. ResearchGate. Vol.35. 2.ed; 155-173, 2013
  • IMLACH, Fiona. Alcohol - the Body & Health Effects "A brief overview". Alcohol Advisory Council of New Zealand. 6-21, 2012
Abrir la bibliografía completa
  • REHM, Jürgen. The Risks Associated With Alcohol Use and Alcoholism. National Institutes of Health. Vol.34. 2.ed; 135-143, 2011
Revisión médica:
Dr. Arthur Frazão
Médico general
Médico general especialista en Oftalmología por la Universidad Federal de Rio Grande do Norte en el 2008, con registro profesional en el CRM/PE 16878.