Miocardiopatía: que es, síntomas, causas y tratamiento

Actualizado en enero 2024

La miocardiopatía es una enfermedad que afecta el músculo del corazón, dificultando el bombeo de la sangre y pudiendo causar síntomas como falta de aire, dolor en el pecho, hinchazón en el cuerpo, latidos cardíacos irregulares y, en ciertos casos, muerte súbita.

Esta condición, también conocida como cardiomiopatía, puede surgir en cualquier edad y ser causada por situaciones como presión alta, infarto, insuficiencia cardíaca, consumo excesivo de bebidas alcohólicas, diabetes, obesidad o incluso debido a alteraciones genéticas.

De esta manera, ante la presencia de síntomas que puedan indicar miocardiopatía, es importante acudir al cardiólogo o médico general, para que realice una evaluación completa e indique el tratamiento adecuado, el cual puede incluir el uso de medicamentos, cambios en el estilo de vida, trasplante de corazón y cirugías. 

Imagem ilustrativa número 1

Principales síntomas

Los principales síntomas de miocardiopatía incluyen:

  • Falta de aire o dificultad para respirar;
  • Dolor en el pecho;
  • Fatiga;
  • Hinchazón en los tobillos, pies, piernas y abdomen;
  • Mareos;
  • Latidos cardíacos irregulares;
  • Desmayos;
  • Ruidos inusuales durante los latidos del corazón.

Los síntomas de miocardiopatía en bebés y niños pueden incluir vómitos, diarrea, dificultad para comer y respirar, agitación y crecimiento deficiente.

Algunas personas con cardiomiopatía puede que nunca desarrollen síntomas, mientras que otras pueden presentar signos a medida que va empeorando la enfermedad.

Tipos de miocardiopatía

Los principales tipos de miocardiopatía, que varían según el problema en el músculo del corazón, incluyen:

1. Miocardiopatía hipertrófica

La miocardiopatía hipertrófica es una enfermedad genética que aumenta el grosor del músculo cardíaco, surgiendo generalmente en la infancia o al inicio de la edad adulta. 

Los principales síntomas que pueden aparecer en la miocardiopatía hipertrófica incluyen fatiga, falta de aire, dolor en el pecho, palpitaciones y síncope. Además, este tipo de miocardiopatía también puede ocasionar muerte súbita en adolescentes y atletas jóvenes.

2. Miocardiopatía dilatada

La miocardiopatía dilatada se caracteriza por una alteración en la contracción y un aumento y dilatación de uno o ambos ventrículos del corazón, pudiendo surgir debido a predisposición familiar, infecciones virales, enfermedad de Chagas, enfermedad de Lyme o abuso de alcohol, por ejemplo, o no tener una causa identificable.

La miocardiopatía dilatada puede surgir en personas de cualquier edad, causando síntomas como falta de aire durante el sueño, dificultad para respirar estando acostado, piernas hinchadas, falta de aire, fatiga y malestar. En los casos más graves, la persona puede presentar tromboembolismo, arritmias, insuficiencia cardíaca y muerte.

3. Miocardiopatía de Takotsubo

La miocardiopatía de Takotsubo, o miocardiopatía por estrés, es una condición en la que el músculo del corazón interrumpe el suministro de sangre del corazón y su capacidad de bombear, pudiendo surgir luego de un estrés físico o emocional inesperado.

También conocida como síndrome del corazón roto, este tipo de miocardiopatía puede causar síntomas semejantes a los de un infarto, como dolor en el pecho, falta de aire, cansancio, cambios en los latidos del corazón, palpitaciones, presión baja y desmayo. Veacómo reconocer los síntomas del síndrome del corazón roto.

4. Miocardiopatía chagásica

La miocardiopatía chagásica surge debido a una inflamación en el corazón provocada por la infección por el parásito Trypanosoma cruzi, pudiendo causar falta de aire, fatiga, arritmias, desmayo, hinchazón en las piernas y brazos, dolor en el pecho, tromboembolismo y muerte súbita.

5. Miocardiopatía restrictiva

La miocardiopatía restrictiva es rara y afecta principalmente a adultos mayores, y puede ser causada por situaciones como radioterapia, uso de medicamentos como antraciclinas, busulfán y metisergida, o por enfermedades como amiloidosis, sarcoidosis o diabetes.

Los síntomas que pueden estar presentes en la cardiomiopatía restrictiva incluyen abdomen hinchado, hinchazón de las piernas y pies, arritmias o cansancio extremo durante actividades físicas.

6. Miocardiopatía alcohólica

La miocardiopatía alcohólica es una condición que provoca el aumento y el debilitamiento del corazón, perjudicando el bombeo de la sangre, siendo común en personas que sufren de alcoholismo o que poseen mutaciones genéticas que reducen la velocidad en el metabolismo del alcohol.

También conocida como miocardiopatía inducida por alcohol, este tipo de cardiomiopatía puede causar síntomas de insuficiencia cardíaca, como falta de aire, palpitaciones y desmayos.

7. Miocardiopatía periparto

También conocida como miocardiopatía posparto, la cardiomiopatía periparto es un tipo raro de insuficiencia cardíaca que surge al final del embarazo o en los meses siguientes luego del parto, y cuando ningún otra causa de insuficiencia cardíaca es identificada.

Algunos de los síntomas que pueden surgir en la cardiomiopatía periparto son fatiga, presión arterial baja, falta de aire y piernas y abdomen hinchados.

Cómo confirmar el diagnóstico

El diagnóstico de la miocardiopatía debe ser realizado por el cardiólogo mediante la evaluación de los signos y síntomas presentados y de los antecedentes de salud de la persona. 

Para confirmar el diagnóstico, el medico también puede solicitar algunos exámenes, como hemograma completo, biopsia del corazón y exámenes de imagen, como resonancia magnética, ecocardiograma, electrocardiograma y radiografía de tórax.

Además, el cardiólogo también puede indicar el test genético y el test de ergometría, el cual evalúa el funcionamiento del corazón durante el esfuerzo físico.

Posibles causas

Las posibles causas de la miocardiopatía incluyen:

  • Presión alta por largos períodos;
  • Hemocromatosis;
  • Consumo excesivo de alcohol;
  • Infarto;
  • Enfermedades metabólicas, como obesidad y diabetes;
  • Sarcoidosis;
  • Amiloidosis.

Asimismo, los antecedentes familiares de cardiomiopatía, insuficiencia cardíaca o paro cardíaco súbito también incrementan el riesgo de desarrollo de miocardiopatía.

Diferencia entre miocardiopatía y cardiopatía

La cardiopatía se refiere a las enfermedades que afectan cualquier parte del corazón, incluyendo las miocardiopatías, enfermedad arterial, presión alta o alteraciones en las válvulas del corazón, por ejemplo. 

Por otra parte, la miocardiopatía es una condición que indica las enfermedades que afectan solo el músculo del corazón, que es conocido como miocardio.

Cómo es el tratamiento

El tratamiento de la miocardiopatía varía según la causa y la gravedad de esta condición, e incluye el uso de medicamentos, trasplante cardíaco, cirugía y cambios en el estilo de vida.

1. Medicamentos

Algunos de los medicamentos que pueden ser prescritos por el médico para tratar la miocardiopatía incluyen:

  • Anticoagulantes, como warfarina, aspirina y rivaroxabán, para prevenir coágulos en personas con miocardiopatía dilatada, de Takotsubo e hipertrófica;
  • Betabloqueantes, como atenolol, metoprolol y bisoprolol, que son indicados para tratar la miocardiopatía hipertrófica, de Takotsubo, restrictiva, alcohólica y dilatada;
  • Bloqueadores de los canales de calcio, como verapamilo, que son recomendados en personas con miocardiopatía hipertrófica;
  • Diuréticos, que pueden ser indicados para personas con miocardiopatía hipertrófica, dilatada, periparto, alcohólica y restrictiva;
  • Corticosteroides, que son prescritos para casos de miocardiopatía causada por sarcoidosis.

Asimismo, los inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina, como enalapril, ramipril y captopril, son medicamentos que también pueden ser indicados para tratar la miocardiopatía dilatada, de Takotsubo, periparto o restrictiva.

2. Trasplante de corazón

El trasplante de corazón es la sustitución del corazón enfermo por otro saludable de un donante, que puede ser indicado en casos avanzados de insuficiencia cardíaca y en la miocardiopatía restrictiva, hipertrófica o dilatada, por ejemplo. 

Lea también: Trasplante de corazón: cómo se realiza, riesgos y recuperacióntuasaude.com/es/trasplante-de-corazon

3. Cirugía

La ablación septal con alcohol es una cirugía que puede ser indicada en casos de miocardiopatía hipertrófica para mejorar los síntomas, aumentar la capacidad de ejercicio y mejorar la calidad de vida de la persona.

La cirugía de miectomía septal, sustitución de la válvula mitral, implante de marcapaso permanente o cardioversor desfibrilador pueden ser recomendadas en personas con cardiomiopatía hipertrófica o restrictiva.

4. Cambios en el estilo de vida

La abstinencia del alcohol es un cambio en el estilo de vida recomendado para todas las personas con miocardiopatía, principalmente en aquellos casos de miocardiopatía alcohólica.

Otros cambios en el estilo de vida que ayudan a controlar la miocardiopatía incluyen practicar actividades físicas regularmente, mantener el peso corporal adecuado, tener buenas noches de sueño, evitar el estrés y mantener una alimentación saludable, dando prioridad a frutas, verduras, cereales integrales, legumbres y proteínas con poca grasa. 

¿La miocardiopatía tiene cura?

La miocardiopatía no tiene cura; sin embargo, el tratamiento adecuado y los cambios en el estilo de vida ayudan a controlar los síntomas y a prevenir las complicaciones de esta enfermedad.