Embarazo psicológico: qué es, síntomas y tratamiento

Revisión médica: Drª. Sheila Sedicias
Ginecóloga
marzo 2022
  1. Síntomas
  2. Diagnóstico
  3. Causas
  4. Tratamiento

El embarazo psicológico es la presentación de síntomas de la gestación cuando no existe un feto en desarrollo en el útero de la mujer, siendo el principal síntoma la falta de menstruación y que puede ser confirmado a través de pruebas de embarazo y ecografía abdominal o transvaginal.

El embarazo psicológico o pseudociesis, afecta principalmente a mujeres que desean quedar embarazadas o en aquellas que tienen un gran temor de quedar embarazadas, como sucede durante la adolescencia, por ejemplo.

El tratamiento para el embarazo psicológico puede realizarse con el uso de medicamentos hormonales para regularizar la menstruación, pero también es fundamental el acompañamiento de un psicólogo o psiquiatra para eliminar las causas que llevan al desarrollo de este problema.

Principales síntomas

Los síntomas de embarazo psicológico son los mismos de un embarazo normal, a pesar de que no hay ningún bebé desarrollándose en el útero femenino, siendo los principales:

  • Ausencia de menstruación;
  • Náuseas;
  • Somnolencia;
  • Antojos;
  • Alteraciones hormonales;
  • Crecimiento de la barriga y de los senos;
  • Aumento de peso y apetito;
  • Sensación de que el feto se está moviendo;
  • Producción de leche materna.

Aún no se conoce por completo la causa de que estos síntomas surjan en los casos de embarazo psicológico, sin embargo, es posible que los estímulos psicológicos produzcan un aumento en la producción de algunas hormonas del embarazo, lo cual resulta en síntomas iguales a los de un embarazo verdadero.

Cómo se realiza el diagnóstico

El diagnóstico del embarazo psicológico es realizado por un médico general u obstetra, los cuales podrán solicitar:

  • Una prueba de embarazo de farmacia;
  • Medición de la fracción Beta GCH en sangre;
  • Ultrasonido abdominal o transvaginal.

Las pruebas de embarazo, tanto de orina, como de sangre, darán un resultado negativo debido a que a la inexistencia de un feto en el útero de la mujer que promueva la producción de hormonas que indiquen su presencia. Asimismo, la realización de un ultrasonido mostrará la ausencia de un saco gestacional, así como de señales que pudieran indicar un posible embarazo, como latido cardíaco o la presencia de una placenta.

Sin embargo, el médico podría solicitar otros exámenes como la medición de la hormona prolactina en sangre o la realización de una tomografía de cráneo para descartar la presencia de un prolactinoma que esté generando la producción de leche materna.

Causas de un embarazo psicológico

Aún no se conocen las causas específicas para el embarazo psicológico, sin embargo parece relacionarse con los siguientes factores:

  • Deseo intenso de quedar embarazada y dificultad para quedar embarazada;
  • Gran temor de quedar embarazada;
  • Trastornos depresivos relacionados con infertilidad y esterilidad.

Además de esto, en algunos casos, la existencia de problemas con la pareja también pudieran estar relacionados con el desarrollo de un embarazo psicológico. Por lo que es recomendable que, en caso de problemas de pareja, se acuda a terapia psicológica individualmente o en pareja.

Cómo se realiza el tratamiento

Las principales estrategias para lidiar con el embarazo psicológico incluyen:

1. Terapia psicológica

En algunos casos los resultados negativos de los test de embarazo no son suficiente para convencer a la mujer que no se encuentra embarazada, siendo necesario iniciar sesiones de terapia con un psicólogo. En estas sesiones, el psicólogo además de descubrir la razón por detrás del embarazo psicológico, ayudará a la mujer a lidiar mejor con la situación ayudándola a sobrellevar el problema.

En algunos casos, la mujer puede incluso disgustarse profundamente, estristecerse y desilusionarse con la ausencia del embarazo, lo cual puede conducir a tristeza constante y depresión, y en estos casos es necesario el acompañamiento con un psiquiatra.

2. Controlar la ansiedad y deseo de quedar embarazada

La ansiedad es una de las razones que conduce en muchos casos al surgimiento de un embarazo psicológico y en la mayoría de ellos es causado por el deseo intenso de embarazarse o por la presión causada por la familia o sociedad.

Así, lo importante es mantener la ansiedad bajo control, pudiendo utilizar remedios naturales como té de maracuyá, valeriana, romero, manzanilla o gatera, las cuales son plantas medicinales con propiedades calmantes y relajantes.

Además, en los casos más graves puede incluso ser necesario realizar tratamiento médico con un psiquiatra, en el que se prescribirán medicamentos para controlar la ansiedad como Diazepam, Alprazolam o Lorazepam, por ejemplo.

3. Tratamiento de la infertilidad y menopausia precoz

Mujeres que padecen de infertilidad o que han llegado a la menopausia de forma precoz, pueden experimentar un embarazo psicológico en caso de que deseen y sientan que su tiempo para este periodo se agota. En estos casos la mejor solución es consultar a un ginecólogo cuando crea que no logra embarazarse, para lo cual puede recomendarse el mejor tratamiento, dependiendo del caso.

En la mayoría de los casos de infertilidad o de menopausia precoz, el tratamiento incluye la reposición de hormonas con terapia hormonal.

4. Resolver los problemas conyugales

Algunas veces, la presencia de problemas conyugales o los antecedentes de relaciones que terminaron en abandono o separación lleva a la producción de miedos constantes e inseguridad, los cuales pueden terminar causando un embarazo psicológico.

En estas situaciones es muy importante resolver todos los problemas conyugales e intentar no ver el pasado, por ejemplo. Además, el embarazo nunca debe ser visto como una forma de retener una relación, ya que este tipo de pensamiento producirá ansiedad, inseguridad y baja autoestima.

Además, en los casos más graves puede ser necesario realizar exámenes para saber si existen problemas hormonales, pudiendo ser necesario iniciar terapia con hormonas que deben ser indicadas y orientadas por el ginecólogo.

¿Fue útil esta información?

Atualizado por Dr. Gonzalo Ramírez - Médico general y Psicólogo, em marzo de 2022. Revisión médica por Drª. Sheila Sedicias - Ginecóloga, em enero de 2018.

Bibliografía

  • MALCOLM, Adolfo. Phantom Pregnancy. Multimed. Revista Médica. Granma. 19. 5; 2015
  • SEEMAN, Mary. Pseudocyesis, delusional pregnancy, and psychosis: The birth of a delusion. World J Clin Cases. 2. 8; 338-344, 2014
Abrir la bibliografía completa
  • CRUZADO, Lizardo et al. Delirios de embarazo y pseudociesis: una breve aproximación. Rev. Colomb. Psiquiat. 41. 1; 208-216, 2012
Revisión médica:
Drª. Sheila Sedicias
Ginecóloga
Mastóloga y ginecóloga formada por la Universidad Federal de Pernambuco en 2008, bajo el registro profesional en el colegio de médicos CRM PE 17459.