Dolor de encías: 8 principales causas y cómo tratarlo

agosto 2021

El dolor de encías puede ser provocado al cepillarse los dientes agresivamente o por el uso incorrecto del hilo dental, o en casos más graves como consecuencia de enfermedades como gingivitis, sapito e inclusive cáncer bucal.

El tratamiento consiste en resolver el problema que está causando el dolor de encías, sin embargo, se pueden adoptar algunas medidas que previenen y alivian el dolor como mantener una buena higiene bucal, realizar una alimentación baja en azúcares o con el uso de enjuagues bucales antisépticos y cicatrizantes.

Las principales causas de dolor en las encías son:

1. Mala higiene oral

Los malos hábitos de higiene oral, como la falta de cepillado o un cepillado con mucha fuerza, pueden causar sangrados, inflamación e infección en la encía, produciendo dolor.

Qué hacer: es fundamental mejorar la higiene oral, cepillando los dientes por lo menos 2 veces al día, principalmente después de la comidas, usar hilo dental y un enjuague bucal. Además, también es importante cepillarse los dientes sin hacer mucha presión, utilizando de preferencia una cepilla suave, con el objetivo de no dañar las encías. Conozca los pasos para cepillarse los dientes correctamente.

2. Uso de aparatos y prótesis

El uso de aparatos y prótesis pueden dar lugar a problemas en las encías porque hay mayor acumulación de restos alimentarios y microorganismos, pudiendo provocar infecciones. Además de esto, si los aparatos están mal adaptados pueden provocar hinchazón, dolor de muela y maxilar y dolor de encías.

Qué hacer: en estos casos es importante reforzar la higiene oral para evitar la acumulación de restos de alimentos y garantizar que las prótesis y aparatos se encuentran bien fijados. Se recomienda consultar al dentista con regularidad para que revise los aparatos dentales.

3. Cambios hormonales

En las mujeres ocurren frecuentemente oscilaciones hormonales como por ejemplo en la pubertad, durante el ciclo menstrual, en el embarazo y durante la menopausia, que pueden afectar las encías.

Durante la pubertad y el embarazo, la cantidad de sangre que fluye hacia las encías es mayor, pudiendo dejarlas hinchadas, sensibles o dolorosas, y en la menopausia los niveles hormonales disminuyen, pudiendo provocar sangrado, dolor en las encías y cambios en su color.

Qué hacer: se recomienda consultar al ginecólogo para que se evalúen los niveles hormonales y si hay otro síntoma además del dolor e hinchazón en las encías, para que de esta forma pueda indicarse el tratamiento adecuado en caso de que haya necesidad.

4. Muelas del juicio

El nacimiento de las muelas de juicio también pueden provocar dolor de encías, lo cual puede ocurrir alrededor de los 17 a los 21 años, también puede provocar dolor en la encía, además de ser bastante incómodo.

Qué hacer: para aliviar el dolor se puede aplicar un gel con benzocaína por ejemplo o hacer buches con un enjuague antiinflamatorio. En los casos en que el nacimiento de las muelas del juicio interfiere con la mordida o cuando se acompaña de otros síntomas, el médico puede indicar la remoción del diente.

5. Sapito

El sapito, también llamado candidiasis oral, es una enfermedad infecciosa causada por el hongo Candida albicans que puede lesionar la boca y dejar a lengua y mejillas blanquecina, además de que también puede causar dolor en la encía. Conozca cómo identificar el sapito.

Qué hacer: es importante consultar al dentista o médico general para que confirme el diagnóstico e indique el tratamiento más adecuado, que normalmente consiste en la aplicación de un antifúngico en forma de líquido, crema o gel, como Nistatina o Miconazol, directamente en la zona afectada.

6. Gingivitis

La gingivitis consiste en una inflamación de las encías debido a la acumulación de placa bacteriana en los dientes, provocando dolor entre los dientes y enrojecimiento. Normalmente ocurre porque la higiene oral no es adecuada, o debido a otros factores como el tabaquismos, dientes partidos o rajados, alteraciones hormonales, cáncer, alcohol, estrés, respirar por la boca, mala alimentación, ingestión excesiva de azúcar, diabetes mellitus,algunos medicamentos o producción insuficiente de saliva.

Qué hacer: es importante consultar al dentista cuando se observen los primeros síntomas de gingivitis, ya que de esta forma es posible iniciar el tratamiento para evitar el desarrollo de periodontitis. Normalmente, el tratamiento de la gingivitis se realiza a través de una limpieza dental completa y, en algunos casos, pueden indicarse antibióticos.

7. Aftas

Las aftas son pequeñas lesiones dolorosas que generalmente surgen en la lengua y en los labios, pudiendo también afectar las encías. Pueden ser causadas por heridas en la boca, alimentos ácidos o picantes, deficiencias de vitaminas, alteraciones hormonales, estrés o enfermedades autoinmunes.

Qué hacer: para aliviar el malestar causado por las aftas se puede utilizar un gel con propiedades antiinflamatorias o un enjuague bucal cicatrizante y antiséptico, ya que ayudan a eliminar el afta hasta en 2 semanas sin embargo, si esto no sucede o si las aftas son frecuentes, se recomienda acudir al dentista para que se realice una evaluación completa y se indique el tratamiento más adecuado. Vea 5 consejos para curar las aftas.

8. Absceso

El absceso dental es una bolsa de tejido inflamado con pus que surge debido a la infección de la raíz del diente que puede provocar dolor intenso e inflamación en las encías.

Qué hacer: ante la presencia de signos y síntomas de absceso dental es importante consultar al dentista inmediatamente para que realice una evaluación y el absceso sea removido. El dentista tambbién puede indicar el uso de antibióticos y antiinflamatorios.

Para evaluar tus conocimientos sobre cómo lavarse los dientes correctamente y cuidar la salud bucal, responde al siguiente test online:

Salud oral: ¡ponga a prueba sus conocimientos!

Iniciar la prueba
Imagen ilustrativa del cuestionario
Imagen ilustrativa de la cuestión
Es importante consultar al dentista:
  • Cada 2 años
  • Cada 6 meses
  • Cada 3 meses
  • Cuando tenga dolor o algún otro síntoma
Imagen ilustrativa de la cuestión
El hilo dental debe utilizarse todos los días porque:
  • Evita la formación de caries entre los dientes
  • Previene el mal aliento
  • Evita la inflamación de las encías
  • Todas las anteriores
Imagen ilustrativa de la cuestión
¿Durante cuánto tiempo debo cepillarme los dientes para garantizar una limpieza correcta?
  • 30 segundos
  • 5 minutos
  • Mínimo 2 minutos
  • Mínimo 1 minuto
Imagen ilustrativa de la cuestión
El mal aliento puede deberse a:
  • Presencia de caries
  • Sangrado de las encías
  • Problemas gastrointestinales como acidez o reflujo
  • Todas las anteriores
Imagen ilustrativa de la cuestión
¿Cada cuánto tiempo se aconseja cambiar el cepillo de dientes?
  • 1 vez al año
  • Cada 6 meses
  • Cada 3 meses
  • Solo cuando las cerdas estén dañadas o el cepillo haya acumulado mucha suciedad
Imagen ilustrativa de la cuestión
¿Qué puede provocar problemas en los dientes y en las encías?
  • La acumulación de placa dental
  • Tener una dieta rica en azúcar
  • Tener una mala higiene bucal
  • Todas las anteriores
Imagen ilustrativa de la cuestión
La inflamación de las encías normalmente está causada por:
  • A. Producción excesiva de saliva
  • B. Acumulación de placa dental
  • C. Acumulación de sarro en los dientes
  • Las opciones B y C son correctas
Imagen ilustrativa de la cuestión
Además de los dientes, otra parte muy importante que nunca se debe olvidar de cepillar es:
  • Lengua
  • Mejillas
  • Paladar
  • Labios

¿Fue útil esta información?

Actualizado por Dr. Gonzalo Ramírez - Médico general y Psicólogo, en agosto de 2021.
Equipo editorial constituido por médicos y profesionales de salud de diversas áreas como enfermería, nutrición, fisioterapia, análisis clínicos y farmacia.