Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.
¿Qué necesitas saber?

Qué es la diabetes gestacional, síntomas y tratamiento

La diabetes gestacional generalmente se desarrolla alrededor del 3er trimestre del embarazo debido a una resistencia a la insulina producida por las hormonas de la gestación. Este tipo de diabetes normalmente desaparece después del parto y, en raras ocasiones genera síntomas, aunque, en algunos casos pueda surgir visión turbia y mucha sed.

Su tratamiento debe iniciarse durante la gestación, a través de una dieta adecuada o con el uso de medicamentos, como hipoglucemiantes orales o insulina, dependiendo de los valores de azúcar en la sangre.

La diabetes gestacional casi siempre se cura después del parto, sin embargo, es importante continuar de forma correcta con el tratamiento prescrito por el médico, ya que existe un riesgo elevado de desarrollar diabetes mellitus 2 después de 10 a 20 años y también puede sufrir de diabetes gestacional en el siguiente embarazo.

Qué es la diabetes gestacional, síntomas y tratamiento

Síntomas principales 

Los síntomas de la diabetes gestacional muchas veces son confundidos con alteraciones comunes en el embarazo como:

  • Exceso de hambre;
  • Muchas sed;
  • Incremento de peso exagerado en la mujer o en el bebé;
  • Aumento de las ganas de orinar;
  • Cansancio extremo;
  • Hinchazón en las piernas y en los pies;
  • Visión borrosa;
  • Candidiasis o infección urinaria frecuente.

Además de esto, la embarazada puede ocasionar candidiasis o infecciones urinarias frecuentes.

Cómo se diagnostica la diabetes gestacional

Como estos síntomas son comunes en el embarazo, el médico debe solicitar el examen de glucosa por lo menos 3 veces durante la gestación, siendo el primer examen realizado a las 20 semanas, esto con la finalidad de identificar a tiempo cualquier alteración. Para el diagnóstico, el médico también podrá solicitar exámenes como la curva de tolerancia a la glucosa para verificar los niveles de azúcar a lo largo del tiempo. Vea cómo se realiza el diagnóstico de la diabetes gestacional.

Cómo se realiza el tratamiento

El tratamiento para diabetes gestacional tiene como objetivo promover la salud de la madre y del bebé, evitando complicaciones como bajo peso para la edad gestacional y trastornos respiratorios y metabólicos. Es importante que el tratamiento se lleve a cabo bajo la supervisión de un equipo multidisciplinario conformado por un nutricionista, obstetra y endocrinólogo, para que el control de la glucemia sea eficaz. 

El tratamiento para la diabetes gestacional debe realizarse a través de cambios en los hábitos alimentarios y la practica de actividad física, para que los niveles de glucosa en la sangre se mantengan controlados:

1. Alimentación 

La alimentación en la diabetes gestacional debe ser orientada por un nutricionista para que no existan deficiencias nutricionales para la madre o para el bebé. Por esto, se recomienda que la embarazada ingiera alimentos que posean bajo índice glucémico, como las frutas con cáscaras, vegetales, alimentos integrales, semillas y frutos secos, por ejemplo, debido a que son alimentos ricos en fibras. Además de esto, debe evitar la ingesta de azúcar o alimentos que lo contengan como los refrescos, jugos pasteurizados, galletas, entre otros. Conozca sobre la dieta en la diabetes gestacional.

Es importante que la glucosa en sangre se mida en ayunas y después de las comidas principales, de esta forma es posible llevar un registro de las mediciones para que el médico pueda verificar los niveles de glucosa en sangre y el nutricionista pueda realizar alteraciones en el plan de alimentación, si lo considera necesario.

2. Práctica de ejercicios

Qué es la diabetes gestacional, síntomas y tratamiento

Los ejercicios durante la diabetes gestacional son importantes no solo para promover la salud de la embarazada, sino también para mantener equilibrados los niveles de azúcar en la sangre, ya que promueve la disminución de del azúcar tanto en ayunas como después de las comidas.

La practica de actividad física en el embarazo suele ser segura, a menos que el médico indique lo contrario, ya que en algunas situaciones podría estar contraindicado, debiendo consultar al médico para saber si puede o no realizarlo, además de buscar orientación de un profesional de educación física que le ayude a adaptar los ejercicios a su condición.

Es importante que las embarazadas tengan algunos cuidados antes, durante y después de los ejercicios, como merendar y beber agua antes de realizarlo y prestar atención a la intensidad con la que se realiza. También es importante que se mantenga atenta al surgimiento de algún signo o síntoma que indique que debe interrumpir el ejercicio, como: sangrado vaginal, contracciones uterinas, pérdida de líquido amniótico, debilidad muscular y dificultad para respirar antes del ejercicio.

3. Uso de medicamentos

El uso de medicamentos suelen ser indicados por el médico cuando los niveles de glucosa no se regulan con los cambios en los hábitos alimentarios y con la practica de actividad física, representando un gran riesgo para la embarazada y el bebé.

En estos casos, son indicados hipoglucemiantes orales o insulina dependiendo del caso, debiendo ser utilizados bajo la orientación del médico. Es importante que la mujer se mida la glucemia a diario y en los períodos indicados por el médico para verificar si el tratamiento está siendo eficaz.

Posibles complicaciones

Las complicaciones de la diabetes gestacional pueden afectar a la embarazada o al bebé, pudiendo ser:

Riesgos para la embarazadaRiesgos para el bebé

Rompimiento de la bolsa amniótica antes de la fecha prevista

Desarrollo de síndrome de distrés respiratorio, que es la dificultad para respirar al nacer

Parto prematuro

Bebé muy grande para la edad gestacional, que aumenta el riesgo de obesidad en la infancia o adolescencia

Feto que no gira la cabeza hacia abajo antes del parto

Enfermedades cardíacas

Aumento del riesgo de preeclampsia, que es la elevación súbita de la presión arterial durante el embarazo

Ictericia

Posibilidad de cesárea o de laceración del perineo en el parto normal debido al tamaño del bebé

Hipoglucemia después del nacimiento

Estos riesgos pueden disminuirse si la mujer sigue el tratamiento de forma correcta, por lo que la embarazada que padece diabetes gestacional debe hacer el seguimiento prenatal de alto riesgo.

Cómo evitar la diabetes gestacional

No en todos los casos de diabetes gestacional pueden prevenirse, ya que está relacionada con los cambios hormonales típicos del embarazo, sin embargo, puede disminuirse el desarrollo de la diabetes gestacional mediante:

  • Estar en el peso ideal antes del embarazo;
  • Realizar los exámenes prenatales;
  • Aumentar de pero de forma lenta y progresiva;
  • Alimentarse de forma saludable;
  • Practicar ejercicios moderados.

La diabetes gestacional puede surgir en aquellas embarazadas con más de 25 años, obesas o cuando la gestante tiene intolerancia al azúcar. Sin embargo, también se puede desarrollar en mujeres más jóvenes o con peso normal debido a los cambios hormonales. 

Bibliografía >

  • ORGANIZAÇÃO PAN-AMERICANA DE SAÚDE. Tratamento do Diabetes Mellitus Gestacional no Brasil. 2019. Disponible en: <https://www.febrasgo.org.br/pt/videos/item/download/322_a6505932f7e6c56001864ce41fc1babf>. Acceso en 27 Dic 2019
¿Fue útil esta información?   
 /  No

Si tiene alguna duda, escríbala en el espacio a continuación para que podamos mejorar nuestro texto:

¡Atención! Solo podremos responderle si coloca su email a continuación.
Recibirá un email con un enlace al que debe acceder para confirmar que el email le pertenece.
Más sobre este tema:

Carregando
...
Fechar Simbolo de finalizado

Puede preguntar

Fechar
¡Es hora de quitarse todas las dudas!
Erro
Erro
Erro
Marque la casilla de verificación anterior.
Enviar mensaje