26 Semanas de embarazo: desarrollo del bebé y cambios en la mujer

septiembre 2021

Semana de gestación: 26 semanas

Equivale al mes: 4ª semana del 6º mes

Equivale a los días: 176 a 182 días de gestación

En la 26.ª semana de gestación, el bebé ya tiene todas las células del cerebro formadas y, aunque aún no están todas conectadas, el bebé comienza a desarrollar el reflejo de sobresalto, moviendo la cabeza hacia atrás, estirando las piernas y abriendo los brazos. Asimismo, los intestinos ya están formados, produciendo enzimas para la digestión del azúcar, proteínas y grasas, y también ya absorben los nutrientes del líquido amniótico. 

Durante esta semana, ciertas mujeres pueden presentar contracciones de Braxton-Hicks, que son contracciones de entrenamiento, consideradas normales en el segundo y tercer trimestre de la gestación. Además, los síntomas de reflujo o acidez, dolor en la espalda o calambres en las piernas pueden continuar, y puede surgir dolor en las costillas. 

Desarrollo del bebé

En la 26.ª semana de embarazo, los intestinos del bebé continúan creciendo y desarrollándose y ya absorben los nutrientes del líquido amniótico, aparte de producir enzimas para la digestión del azúcar, proteínas y grasas. 

Los ojos del bebé están completamente formados, pero aún no logra ver muy bien ni enfocar un objeto. La mayoría de los bebés nacen con los ojos más claros y con el pasar de los días se van oscureciendo, hasta llegar al color normal. 

El bebé ya es capaz de oír los sonidos con mayor claridad, pudiendo distinguir diferentes voces, respondiendo con movimientos a estos sonidos. La piel del bebé dejó de ser translúcida y una fina capa de grasa ya puede notarse por debajo de la misma. 

En esta semana de gestación, todas las células del cerebro del bebé ya están formadas, pero no todas están conectadas. Sin embargo, el bebé comienza a desarrollar el reflejo de Moro, también conocido como reflejo de sobresalto, que son movimientos donde el bebé ya moviliza la cabeza hacia atrás, extiende las piernas y abre los brazos. 

Si es un niño, los testículos comienzan a bajar hacia el saco escrotal; no obstante, en ciertas ocasiones, hay bebés que nacen con uno de los testículos aún dentro de la cavidad abdominal. Por otra parte, si es niña, es posible que ya tenga todos los óvulos debidamente formados dentro de los ovarios. 

Tamaño y peso del bebé

El tamaño del feto con 26 semanas de gestación es de alrededor de 23,4 centímetros, siendo equivalente al tamaño de una lechuga americana. El peso del bebé esta semana es de 902 g aproximadamente. 

Cambios en el cuerpo de la mujer

En la 26.ª semana de embarazo, ciertas mujeres pueden continuar sintiendo las contracciones de Braxton-Hicks, también llamadas contracciones de entrenamiento o falsas contracciones, que son leves y consideradas normales en el segundo y el tercer trimestre de gestación. Estas contracciones pueden hacer que el vientre se sienta más duro en algunos momentos del día, debido a la contracción y relajación de los músculos del útero, preparándolo para el futuro parto. 

En esta etapa de la gestación, los síntomas de reflujo o acidez, dolor en la espalda, calambres en las piernas e hinchazón en los pies y en las piernas pueden continuar, y puede surgir dolor en las costillas debido al crecimiento del útero y a la posición del bebé en el vientre, que puede comprimir las costillas. 

Cuidados durante la 26.ª semana

En la 26.ª semana de embarazo, ciertos cuidados son importantes para ayudar a aliviar las molestias que pueden surgir, tales como:

  • Contracciones de Braxton-Hicks: mover el cuerpo, cambiar de posición, beber más agua o tomar un baño tibio pueden ayudar a aliviar las molestias causadas por las contracciones. No obstante, si la contracción es muy fuerte, muy frecuente o está acompañada de otros síntomas como dolor en la espalda, sangrado vaginal o flujo líquido, se debe buscar ayuda médica de inmediato, pues la mujer puede haber entrado en trabajo de parto. Vea cómo identificar los signos del trabajo de parto;
  • Reflujo o acidez: evitar acostarse luego de comer, comer en intervalos menores de 2 a 3 horas y en pequeñas cantidades, evitar ingerir comidas con pimienta, muy condimentadas o frituras pueden ayudar a aliviar esta molestia. Vea otros consejos acerca de cómo aliviar el reflujo y la acidez en la gestación;
  • Dolor en la espalda: no permanecer mucho tiempo de pie y evitar cruzar las piernas al sentarse, usar una faja de maternidad para conferir soporte al vientre y a la espalda pueden ayudar a mejorar este dolor. Asimismo, es importante llevar a cabo ejercicios para estirar y fortalecer la musculatura de la espalda y de la pelvis, como yoga o pilates, por ejemplo. Conozca los mejores ejercicios para practicar durante el embarazo
  • Calambre en las piernas: masajear la pantorrilla, aplicar compresas calientes o utilizar suplementos como calcio, magnesio o vitamina B, recomendados por el médico, pueden ayudar a disminuir los calambres;
  • Hinchazón de las piernas y pies: mantener el cuerpo hidratado, tomando al menos 8 vasos de agua al día, sentarse o acostarse con los pies hacia arriba siempre que sea posible y hacer ejercicios físicos recomendados por el médico pueden ayudar a mejorar la circulación y disminuir las molestias de la hinchazón. Sin embargo, si la hinchazón no mejora, comienza de forma repentina o surge hinchazón de las manos y del rostro, se debe buscar ayuda médica inmediatamente, pues puede ser un signo de preeclampsia. Vea más sobre la preeclampsia y cómo es realizado el tratamiento
  • Dolor en las costillas: cambiar de posición para sentirse más cómoda, usar almohadas extras al sentarse o acostarse o presionar suavemente el abdomen para que el bebé modifique su posición en el vientre pueden contribuir al alivio de esta molestia. No obstante, si el dolor en las costillas está acompañado de otros síntomas como falta de aire, dificultad para respirar, respiración rápida o hiperventilación o dolor en el pecho, se debe buscar ayuda médica lo antes posible. 

Durante toda la gestación, es importante seguir las recomendaciones médicas, tomar los suplementos vitamínicos y el ácido fólico, además de acudir a las consultas prenatales según las indicaciones del obstetra. 

Asimismo, se deben realizar actividades físicas como natación, hidrogimnasia, caminata o yoga y tener una alimentación balanceada y nutritiva para garantizar el buen funcionamiento del intestino, controlar el aumento del peso y proporcionar los nutrientes necesarios para el desarrollo saludable del bebé. 

Vea más sobre cómo debe ser la alimentación en el embarazo

Principales exámenes

En la 26.ª semana de embarazo, se pueden llevar a cabo las pruebas de sangre solicitadas por el médico, como hemograma y orina, con el objetivo de llevar los resultados en la próxima consulta prenatal, que debe ser realizada hasta el final de la 27.ª semana de gestación. 

Conozca en qué mes del embarazo está, introduciendo aquí sus datos:

Erro

¿Fue útil esta información?

Atualizado por Andreina De Almeida Rodríguez - Nutricionista, em septiembre de 2021. Revisión médica por Drª. Sheila Sedicias - Ginecóloga, em febrero de 2018.

Bibliografía

  • KISERUD, T.; et al. The World Health Organization Fetal Growth Charts: A multinational longitudinal study of ultrasound biometric measurements and estimated fetal weight. PLoS Med. 14. 3; e1002284, 2017
  • TAWFIK, Hatem; et al. Embryologic and Fetal Development of the Human Eyelid. Ophthalmic Plastic and Reconstructive Surgery. 32. 6; 407-414, 2016
Abrir la bibliografía completa
  • PARDI, Giorgio; CETIN, Irene. Human fetal growth and organ development: 50 years of discoveries. American Journal of Obstetrics and Gynecology. 194. 1088–1099, 2006
  • RICHTER, J. E. Review article: the management of heartburn in pregnancy. Aliment Pharmacol Ther. 22. 749–757, 2005
  • DROZDOWSKI, L. A.; CLANDININ, T.; THOMSON, A. B. Ontogeny, growth and development of the small intestine: Understanding pediatric gastroenterology. . World J Gastroenterol. 16. 7; 787-99, 2010
  • THE AMERICAN COLLEGE OF OBSTETRICIANS AND GYNECOLOGISTS. Preeclampsia and High Blood Pressure During Pregnancy. Disponível em: <https://www.acog.org/womens-health/faqs/preeclampsia-and-high-blood-pressure-during-pregnancy?utm_source=redirect&utm_medium=web&utm_campaign=int>. Acceso en 06 may 2021
  • NEMEC, S. F.; et al. . Male sexual development in utero: Testicular descent on prenatal magnetic resonance imaging. Ultrasound Obstet Gynecol. 2011;38(6):. 38. 6; 688-94, 2011
  • FUTAGI, Y.; TORIBE, Y.; SUZUKI, Y . The grasp reflex and moro reflex in infants: Hierarchy of primitive reflex responses. Int J Pediatr. 2012. 191562, 2012
Revisión médica:
Drª. Sheila Sedicias
Ginecóloga
Mastóloga y ginecóloga formada por la Universidad Federal de Pernambuco en 2008, bajo el registro profesional en el colegio de médicos CRM PE 17459.