36 Semanas de embarazo: desarrollo del bebé y cambios en la mujer

Semana de gestación: 36 semanas

Equivale al mes: inicio del 9º mes

Equivale a los días: 246 a 252 días de gestación

En la 36.ª semana de embarazo, el bebé continúa creciendo y ya pesa más, la piel se encuentra más lisa y el lanugo, que es la capa fina de vello sobre la piel, comienza a desaparecer. 

En esta fase de la gestación, la mayor parte de los bebés ya se encuentra con la cabeza hacia abajo, en la posición para el nacimiento. Sin embargo, algunos pueden demorar un poco más en darse la vuelta, generalmente hasta la 37.ª semana. 

Durante esta semana, la mujer puede continuar teniendo los síntomas de ganas frecuentes de orinar, contracciones de Braxton-Hicks o hinchazón en las manos o en los pies. 

36 Semanas de embarazo: desarrollo del bebé y cambios en la mujer

Desarrollo del bebé

En la 36.ª semana de embarazo, el bebé continúa creciendo y su peso aumentando, y ya no posee tanto espacio en el útero para moverse. El ciclo sueño-vigilia se está desarrollando, teniendo un sueño más tranquilo, y cuando duerme, presenta movimientos oculares rápidos (REM), que es la fase del sueño importante para el procesamiento de la memoria y los conocimientos. 

El bebé posee la piel más lisa, debido a la acumulación de grasa bajo la misma, y está comenzando a perder el lanugo, que es una capa fina de vellos sobre la piel. Los párpados ya están más lisos y continúan desarrollándose, y la cejas y las pestañas están completamente formadas. Los músculos están cada vez más fuertes, y la memoria y las células cerebrales continúan en desarrollo. 

En esta fase de la gestación, la mayoría de los bebés ya se encuentran en la posición adecuada para el nacimiento, es decir, con la cabeza hacia abajo, aunque esta aún no se encuentra encajada en la pelvis de la mujer. No obstante, ciertos bebés pueden demorar hasta la semana 37 para voltearse, lo que debe ser evaluado por el obstetra al final del embarazo. 

Vea algunos ejercicios que pueden ayudar al bebé a colocarse en la posición para el parto

Tamaño y peso del bebé

El tamaño del feto con 36 semanas de gestación es de alrededor de 46,8 cm, medidos desde la cabeza hasta los pies, y cerca de 32,9 cm desde la cabeza a los glúteos, siendo equivalente al tamaño de una acelga. El peso del bebé esta semana es de 2,7 Kg aproximadamente. 

Cambios en el cuerpo de la mujer

En la 36.ª semana de embarazo, la mujer puede haber aumentado de 7 a 11 kg, que corresponden al peso del feto, de la placenta, del líquido amniótico y del útero. Conozca cuántos kilos se puede ganar durante la gestación

Asimismo, gracias al mayor volumen de sangre circulando en el organismo y al peso del útero sobre las venas y arterias de la región pélvica, que puede dificultar la circulación y el retorno de sangre de los pies y piernas al corazón, la mujer puede presentar retención de líquidos, la cual puede generar hinchazón en las manos o en los pies y también puede contribuir al aumento de peso. 

En esta semana de embarazo, la mujer puede continuar teniendo los síntomas de ganas frecuentes de orinar y contracciones de Braxton-Hicks. 

Cuidados durante la 36.ª semana

En la 36.ª semana de gestación, algunos cuidados son importantes para ayudar a aliviar las molestias que pueden surgir, tales como:

  • Hinchazón de las piernas o de los pies: no permanecer mucho tiempo de pie y colocar los pies a una mayor altura que el cuerpo, apoyándolos cuando sea necesario sentarse, son consejos que ayudan a mejorar la circulación sanguínea de las piernas y a evitar la hinchazón tanto de las piernas como de los pies. Además, practicar ejercicio físico de forma regular, como caminata o natación, según las indicaciones médicas, puede ayudar a disminuir dicha molestia. Sin embargo, si la hinchazón no mejora, comienza de forma repentina o se presenta hinchazón de las manos y del rostro, se debe buscar ayuda médica inmediatamente, puede puede ser signo de preeclampsia. Vea más sobre los síntomas de preeclampsia y cómo es realizado el tratamiento
  • Ganas frecuentes de orinar: no retener la orina, pues mantenerla en la vejiga puede aumentar el riesgo de infección urinaria. Asimismo, pese al aumento de la frecuencia de las ganas de orinar gracias al peso del útero sobre la vejiga, la mujer no debe reducir la ingesta de agua, pues la deshidratación aumenta el riesgo de parto prematuro;
  • Contracciones de Braxton-Hicks: beber un vaso de agua, hacer ejercicios de relajación o de respiración profunda, o tomar un baño tibio por 30 minutos, puede ayudar a aliviar las molestias de las contracciones. Además, se recomienda movilizar el cuerpo, cambiando de posición, haciendo una caminata leve o descansando si la mujer estaba muy activa cuando las contracciones comenzaron. No obstante, si la contracción es fuerte, muy frecuente o está acompañada de otros síntomas como dolor en la espalda, sangrado vaginal o flujo líquido, se debe buscar ayuda médica de inmediato, pues la mujer puede haber entrado en trabajo de parto. Conozca cómo identificar los síntomas de trabajo de parto

Durante todo el embarazo, es importante seguir las recomendaciones médicas, realizar las consultas prenatales, tomar el ácido fólico o los suplementos indicados y realizar actividades recomendadas por el obstetra, pues permiten controlar mejor el peso, mejorar la calidad del sueño y fortalecer la musculatura. 

Asimismo, se debe beber al menos 8 vasos de agua al día y tener una alimentación nutritiva y balanceada, incluyendo frutas y verduras frescas, con el objetivo de garantizar el suministro de nutrientes esenciales para el desarrollo del bebé y ayudar a controlar el aumento de peso durante la gestación. 

Vea cómo debe ser la alimentación en el embarazo

Principales exámenes

A partir de la 36.ª semana de gestación, las consultas prenatales deben ser más frecuentes, al menos 1 vez a la semana hasta que nazca el bebé. 

En estas consultas, es posible que el obstetra evalúe la presión arterial de la mujer, el peso, la altura del útero, la posición del bebé y los latidos cardíacos y movimientos del feto, por ejemplo. 

Conozca mejor cómo es realizado el control prenatal

Confirme en qué mes del embarazo se encuentra, introduciendo sus datos a continuación:

Erro
help
Imagen que indica que el site está cargando
¿Fue útil esta información?

Bibliografía

  • TOIJONEN, A. E.; et al. A comparison of risk factors for breech presentation in preterm and term labor: A nationwide, population-based case-control study. Arch Gynecol Obstet. 301. 1; 393-403, 2020
  • BLOTT, Maggie. A sua gravidez dia a dia. 2.ed. São Paulo: Senac, 2011. 280.
  • STATPEARLS [INTERNET]. TREASURE ISLAND (FL): STATPEARLS PUBLISHING. Braxton Hicks Contractions. Disponible en: <https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/29262073/>. Acceso en 20 Ago 2021
  • MINISTÉRIO DA SAÚDE. Caderneta da gestante. 2016. Disponible en: <https://www.mds.gov.br/webarquivos/arquivo/crianca_feliz/Treinamento_Multiplicadores_Coordenadores/Caderneta-Gest-Internet(1).pdf>. Acceso en 20 Ago 2021
  • TAWFIK, Hatem; et al. Embryologic and Fetal Development of the Human Eyelid. Ophthalmic Plastic and Reconstructive Surgery. 32. 6; 407-414, 2016
  • OKAWA, H.; et al. Eye movement activity in normal human fetuses between 24 and 39 weeks of gestation. PLoS One. 12. 7; e0178722, 2017
  • BLACKBURN, S. Maternal, Fetal, & Neonatal Physiology E-Book: A Clinical Perspective. 5ed. Elsevier Health Sciences; 2017, 2017. 720p.
  • THE AMERICAN COLLEGE OF OBSTETRICIANS AND GYNECOLOGISTS. Preeclampsia and High Blood Pressure During Pregnancy. Disponible en: <https://www.acog.org/womens-health/faqs/preeclampsia-and-high-blood-pressure-during-pregnancy?utm_source=redirect&utm_medium=web&utm_campaign=int>. Acceso en 20 Ago 2021
  • KISERUD, T.; et al. The World Health Organization Fetal Growth Charts: A multinational longitudinal study of ultrasound biometric measurements and estimated fetal weight. PLoS Med. 14. 3; e1002284, 2017
Más sobre este tema: