Dengue en el embarazo: riesgos y tratamiento

Revisión médica: Drª. Sheila Sedicias
Ginecóloga
junio 2022

El dengue en el embarazo es peligroso, ya que puede interferir en la coagulación sanguínea, lo cual puede hacer que la placenta se desprenda, causando un aborto o un parto prematuro. Sin embargo, si la embarazada está bien orientada por un médico y sigue el tratamiento correctamente no habrá riesgos ni para ella ni para el bebé.

Los riesgos del dengue en el embarazo incluyen:

  • Aumento del riesgo de aborto al inicio del embarazo o de contagiar al bebé si ocurre al final del mismo;
  • Hemorragia;
  • Eclampsia;
  • Preclampsia;
  • Compromiso del hígado;
  • Falla de los riñones.

Estos riesgos son mayores cuando la embarazada se infecta al inicio al final del embarazo, sin embargo, si el tratamiento se sigue correctamente, el dengue en el embarazo no causa riesgos en la embarazada o en el bebé. Pero en caso de sospecha de dengue, se debe buscar ayuda médica para certificarse de que no es Zika, ya que este es más grave y puede causar microcefalia en el bebé, aunque esto no sucede en el dengue. Vea cómo saber si tiene dengue

La gestante tiene mayores posibilidades de desarrollar dengue grave que la mujer que no está embarazada, por lo que siempre que presente fiebre y dolor en el cuerpo debe acudir al médico y realizar exámenes para verificar si se trata de dengue. Vea cómo se diagnostica el dengue

En caso de que haya síntomas de dengue grave, como dolor abdominal intenso y puntos rojos por el cuerpo, se debe acudir al servicio de urgencias, y puede ser necesario el internamiento en el hospital. Para evitar el dengue en el embarazo, se debe evitar la picadura del mosquito, usando ropa holgada y consumiendo más vitamina B.

Posibles riesgos para el bebé

En general, el dengue no perjudica el desarrollo del bebé, pero si la madre tuviera dengue al final del embarazo el bebé pudiera contagiarse, presentando síntomas como fiebre, placas enrojecidas y temblores durante los primeros días de nacido, necesitando de permanecer internado en el hospital para recibir tratamiento.

De esta forma, la prevención del dengue es muy importante, especialmente en la embarazada, por lo que el uso de repelentes a base de icaridina, puede utilizarse para evitar el desarrollo de un nuevo cuadro de dengue en el embarazo.

Tratamiento del dengue en el embarazo

El tratamiento del dengue en el embarazo generalmente se hace en el hospital, por lo que la embarazada debe permanecer internada para la realización de exámenes y para monitorizar el embarazo. Además, también puede ser necesaria la colocación de suero por vía intravenosa, así como el uso de medicamentos analgésicos y antipiréticos, como el paracetamol, por ejemplo, para controlar la enfermedad y disminuir los posibles riesgos como aborto o hemorragia.

Sin embargo, en los casos leves de dengue en el embarazo, el tratamiento puede hacerse en casa en reposo, aumento en la ingesta de agua para mantener a la gestante hidratada y el uso de medicamentos indicados por el médico. En los casos de dengue hemorrágico, el tratamiento es siempre realizado en el hospital, por lo que debe permanecer internada y puede ser necesario que la gestante reciba transfusiones, aunque esta no sea una situación habitual.

¿Fue útil esta información?

Atualizado por Andreina De Almeida Rodríguez - Nutricionista, em junio de 2022. Revisión médica por Drª. Sheila Sedicias - Ginecóloga, em junio de 2019.

Bibliografía

  • FEITOZA, Helena Albuquerque Catão, et al. Os efeitos maternos, fetais e infantis decorrentes da infecção por dengue durante a gestação em Rio Branco, Acre, Brasil, 2007-2012. Cad. Saúde Pública . Vol.35. 5.ed; 1-11, 2017
Revisión médica:
Drª. Sheila Sedicias
Ginecóloga
Mastóloga y ginecóloga formada por la Universidad Federal de Pernambuco en 2008, bajo el registro profesional en el colegio de médicos CRM PE 17459.