11 síntomas de falta de vitamina D (y cómo tratar)

Actualizado en noviembre 2023

La falta de vitamina D puede provocar algunos síntomas, como cambios de humor, cansancio, dolor de huesos y calambres en los adultos. En los niños, la deficiencia de vitamina D puede provocar raquitismo, una enfermedad que afecta el desarrollo óseo, provocando retraso en el crecimiento, debilidad, piernas o brazos arqueados e irritabilidad.

La deficiencia de vitamina D puede ser causada por factores como la obesidad, la falta de exposición solar, la baja ingesta de fuentes alimentarias y/o la baja absorción de esta vitamina, por ejemplo.

Cuando se sospecha una falta de vitamina D, es recomendable consultar a un médico general, endocrinólogo o pediatra, en el caso de los niños, para identificar la causa e iniciar el tratamiento más adecuado, que normalmente incluye suplementación con vitamina D y aumentar el tiempo de exposición solar. Conozca para qué sirve la vitamina D.

Imagem ilustrativa número 3

Síntomas de falta de vitamina D

Los síntomas de la falta de vitamina D son:

  1. Retraso en el crecimiento en los niños;
  2. Arqueamiento de las piernas en los niños;
  3. Agrandamiento de los huesos de la pierna y los brazos;
  4. Retraso en el nacimiento de los dientes e surgimiento de caries de forma precoz en los bebés; 
  5. Osteomalacia u osteoporosis en los adultos;
  6. Debilidad en los huesos, aumentando el riesgo de sufrir una fractura;
  7. Dolor muscular y en los huesos
  8. Calambres;
  9. Fatiga y malestar general;
  10. Pérdida de cabello;
  11. Cambios de humor, como depresión.

Asimismo, su deficiencia también podría estar relacionada con el vértigo postural paroxístico benigno y podría ocasionar mareos. Vea qué es el vértigo postural y qué otros síntomas ocasiona.

Cómo se diagnostica la falta de vitamina D

El diagnóstico de la falta de vitamina D lo realiza un médico, a través de la evaluación de los antecedentes de salud y la evaluación de los signos y síntomas que presenta la persona.

Para confirmar la falta de vitamina D, el médico suele ordenar un análisis de sangre llamado 25-hidroxivitamina D, que está indicado principalmente para aquellas personas que tienen mayor riesgo de padecer la deficiencia de esta vitamina, como las personas mayores, con poca exposición a la luz solar, obesidad o celiaquía, por ejemplo.

Los valores normales de 25-hidroxivitamina D son:

  • Valores normales: por encima de 20 ng/ml;
  • Deficiencia leve: por debajo de 20 ng/mL;
  • Deficiencia moderada: inferior a 10 ng/mL;
  • Deficiencia grave: por debajo de 5 ng/mL.

Para las personas con mayor riesgo de deficiencia de vitamina D, los niveles recomendados de 25-hidroxivitamina D están entre 30 y 60 ng/mL.  Conozca más sobre examen de 25-hidroxivitamina D.

Principales causas

Las causas de la falta de vitamina D son:

  • Baja ingestión de alimentos fuente en estas vitaminas;
  • Dificultad en la absorción de esta vitamina;
  • Poca exposición solar;
  • Enfermedades renales o del hígado;
  • Cirugías para perder peso;
  • Obesidad;
  • Enfermedad celíaca;
  • Enfermedad de Crohn;
  • Fibrosis quística;
  • Síndrome de intestino corto.

El uso de algunos medicamentos, como laxantes, prednisona, fenobarbital, fenitoína, rifampicina y orlistat, también puede provocar una falta de vitamina D en el organismo.

Cómo se realiza el tratamiento

El tratamiento de la falta de vitamina D lo realiza un médico y/o nutricionista, quien puede recomendar la exposición al sol y una mayor ingesta de alimentos fuentes de esta vitamina. Ya en deficiencia moderada a severa, también se recomienda el uso de suplementos.

1. Alimentación

La vitamina D se puede obtener consumiendo alimentos como el salmón, las ostras, la leche, los huevos y las sardinas. Conozca cuáles son los alimentos con vitamina D.

Vea cuáles son los alimentos ricos en vitamina D en el video a continuación:

youtube image - Alimentos ricos en vitamina D para fortalecer el sistema inmune

2. Suplementación

El médico o el nutricionista podrá recomendar la ingesta de vitamina D2 y vitamina D3 en cápsulas o en gotas, donde la cantidad varía según el grado de deficiencia de esta vitamina y el estado general de salud de la persona. 

Para niños de hasta 1 año, el médico puede recomendar 2.000 UI de vitamina D durante 3 meses y, después de este período, indicar el uso de 400 UI por día. En cuanto a los adultos de hasta 70 años, el médico puede prescribir el uso de 6000 UI por día, o 50.000 UI por semana, hasta por 2 meses y, después de eso, indicar el uso de 600 UI por día, por ejemplo. Vea cómo tomar los suplementos de vitamina D.

Principales consecuencias

La falta de vitamina D aumenta las posibilidades de padecer enfermedades graves que afecten los huesos como raquitismo en los niños y osteomalacia en los adultos. Sin embargo, también puede aumentar el riesgo de desarrollar otras enfermedades como:

  • Niveles bajos de calcio en la sangre, conocidos como hipocalemia;
  • Bajos niveles de fosfato en la sangre, llamado hipofosfatemia;
  • Osteopenia;
  • Osteoporosis.

La exposición adecuada al sol es importante para prevenir las deficiencias de vitamina D, porque solo alrededor del 20% de los requerimientos diarios de esta vitamina se satisfacen a través de la dieta.

Por este motivo, se recomienda que las personas de piel más clara se expongan al sol 2 a 3 veces por semana, entre 5 a 15 minutos. En el caso de personas con pieles más oscura, la recomendación es de 30 minutos a 1 hora.