Recuperación después de una operación en la columna

Después de una cirugía de columna, ya sea cervical, lumbar o torácica, es importante tener algunos cuidados para evitar complicaciones, así la persona no presente dolor, como evitar levantar pesas, conducir o realizar movimientos bruscos.

El cuidado posoperatorio mejora la recuperación, disminuye el dolor y reduce las posibilidades de complicaciones, como mala cicatrización o movimiento de tornillos colocados en la columna. Además de estas precauciones, está indicada la fisioterapia para que la recuperación sea más rápida y eficaz y, por tanto, mejore la calidad de vida, además del uso de medicación para controlar el dolor según indicación médica. Conozca más sobre los cuidados postoperatorios de cualquier cirugía.

Actualmente, existen algunos procedimientos quirúrgicos que se pueden realizar en la columna que son poco invasivos y la persona puede salir caminando del hospital en 24 horas, sin embargo, esto no significa que no se deba tener cuidado. La recuperación completa suele durar una media de 3 meses, y durante este periodo se deben seguir las recomendaciones médicas.

Imagem ilustrativa número 6

Cuidados para acelerar la recuperación

Los cuidados posoperatorios de una operación de columna varían de acuerdo a la región en la que se realizó, como se indica a continuación:

1. Columna cervical

Los cuidados de la columna cervical deben mantenerse durante 6 semanas después de la intervención quirúrgica para evitar complicaciones, los cuales incluyen:

  • No hacer movimientos rápidos o repetitivos con el cuello;
  • Subir escaleras lentamente, un escalón a la vez, sosteniendo en el pasamanos;
  • Evitar levantar objetos más pesados ​​que una caja de leche en los primeros 60 días;
  • No conducir en las primeras 2 semanas.

En algunos casos, el médico puede recomendar el uso constante de collar cervical por 30 días, incluso para dormir. Sin embargo, puede ser removido para bañarse y al cambiar de ropa.

2. Columna torácica

Los cuidados después de la cirugía en la columna torácica pueden ser necesarios durante 2 meses y pueden incluir:

  • Iniciar pequeñas caminatas de 5 a 15 minutos al día, 4 días después de la cirugía y evitando rampas, escaleras o pisos irregulares;
  • Evitar permanecer sentado más de 1 hora;
  • Evitar levantar objetos más pesados ​​que una caja de leche en los primeros 2 meses;
  • Evitar el contacto íntimo al menos 15 días;
  • No conducir durante 1 mes.

La persona puede volver a trabajar alrededor de 45 a 90 días después de la cirugía, además el ortopedista puede solicitar exámenes de imagen de forma periódica, como rayos X o resonancia magnética, con el objetivo de evaluar la recuperación de la columna y de esta forma orientar el tipo de actividades pueden ser iniciadas.

3. Columna lumbar

El cuidado más importante después de una cirugía de la columna lumbar es evitar girar o doblar la espalda, sin embargo, otros cuidados incluyen:

  • Hacer pequeñas caminatas después de 4 días de la cirugía, evitando rampas, escaleras o piso irregular, aumentando el tiempo de la caminata a 30 minutos 2 veces al día;
  • Colocar un almohada detrás de la espalda cuando se siente, para apoyar la columna, incluso en el carro;
  • Evitar permanecer más de 1 hora seguida en la misma posición, ya sea sentado, acostado o de pie;
  • Evitar el contacto íntimo durante los primeros 30 días;
  • No conducir durante 1 mes.

La cirugía no impide el surgimiento del mismo problema en otro lugar de la columna, por lo que los cuidados al agacharse o recoger objetos pesados ​​deben mantenerse incluso después de la recuperación total de la cirugía. La cirugía de la columna lumbar es más común en los casos de escoliosis o hernia de disco, por ejemplo.

Además de esto, para prevenir infecciones respiratorias y evitar la acumulación de secreciones en los pulmones se deben realizar ejercicios respiratorios. 

Colocar una compresa tibia en la zona del dolor puede ayudar a aliviarlo así como la incomodidad, vea cómo hacerlo en el siguiente video: 

Cuándo se indica una operación de columna

La cirugía u operación en la columna es indicada en situaciones que incluyen:

  • Hernia discal;
  • Escoliosis;
  • Cifosis;
  • Fracturas;
  • Desgaste de los discos intervertebrales;
  • Compresión de los nervios en la columna;
  • Estrechamiento (estenosis) del canal vertebral;
  • Tumor en la columna;
  • Infección en la columna.

La cirugía de columna debe ser indicada por el ortopedista de acuerdo a las características de la columna y la gravedad de la alteración identificada, la cual se observa mediante la realización de pruebas de imagen como radiografía de columna, resonancia magnética o tomografía computarizada, además de tomar en cuenta la intensidad de los síntomas y los hábitos de vida de la persona.

Vídeos relacionados