Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.
¿Qué necesitas saber?

Cortisol bajo: síntomas, causas y tratamiento

El cortisol es una hormona producida por las glándulas suprarrenales, que tienen efectos importantes en la regulación del cuerpo, y, por esto, en caso de encontrase disminuido, produce varios efectos negativos en el cuerpo, como fatiga, pérdida del apetito y anemia. Las causas del cortisol bajo pueden ser debido a la disfunción de las glándulas adrenales por depresión crónica, inflamación, infección o tumor, por ejemplo.

Otra causa importante del cortisol bajo es la suspensión abrupta del uso de algún corticoide que esté usando, como prednisona o dexametasona. Para tratar este problema, se debe resolver la causa, ya sea en el tratamiento de la depresión o del tumor, por ejemplo, y si el cortisol se encontrara muy bajo, se tendría que reponer los niveles de esta hormona con el uso de corticoides, como la hidrocortisona, prescrita por el endocrinólogo.

Cortisol bajo: síntomas, causas y tratamiento

Principales síntomas de cortisol bajo

El cortisol actúa en diversos órganos del cuerpo, por eso es una hormona importante en la regulación de las funciones del organismo. Cuando se encuentra bajo, puede causar síntomas como:

  • Fatiga y falta de energía, porque perjudica la actividad y concentración de los músculos;
  • Falta de apetito, pues el cortisol puede regular el hambre;
  • Dolor en los músculos y articulaciones, por causar debilidad y sensibilidad en estos lugares;
  • Fiebre baja, ya que aumenta la actividad inflamatoria del cuerpo;
  • Anemia e infecciones frecuentes, ya que perjudica la formación de células de sangre y el funcionamiento del sistema inmune;
  • Hipoglicemia, porque dificulta la liberación de azúcar en la sangre por el hígado;
  • Presión baja, por causar dificultad para mantener líquidos y regular la presión en los vasos y el corazón.

En caso de que no se trate el cortisol bajo en mujeres embarazadas, puede causar dificultades en el desarrollo de órganos del bebé, como pulmones, ojos, piel y cerebro. Por eso, en caso de que haya presencia de estos síntomas en el embarazo, se debe informar al obstetra, para que sea realizado el diagnóstico y se inicie el tratamiento adecuado.

La disfunción de las glándulas suprarrenales también puede causar el síndrome de Addison, que se caracteriza por disminución de cortisol y de otros minerales y hormonas andrógenas.

Causas principales

La disminución de cortisol puede presentarse por disfunción de la glándula suprarrenal, que puede ser debido a inflamación, infección, sangrado, infiltración por tumores o por cáncer cerebral. Otra causa común de su disminución es la remoción abrupta de medicamentos con corticoides, como prednisona y dexametasona, por ejemplo, ya que el uso prolongado de estos medicamentos inhibe la producción de cortisol por el organismo.

La depresión también es una causa importante de este problema, ya que la falta de serotonina que se produce en la depresión crónica causa la reducción de los niveles de cortisol.

El cortisol bajo se detecta en exámenes que cuantifican esta hormona en la sangre, en la orina o saliva, y son solicitados por el médico general. Conozca más sobre el los tipos de examen de cortisol y los valores normales.

Tratamiento para el cortisol bajo

El tratamiento del cortisol bajo, cuando es grave, se realiza con la reposición de esta hormona, a través de medicamentos corticoides, como prednisona o hidrocortisona, por ejemplo, prescritos por el endocrinólogo. La causa de la disminución de esta hormona también debe tratarse con la remoción del tumor, inflamación o infección que esté causando la disfunción de la glándula suprarrenal.

En los casos de cortisol bajo debido a depresión y estrés crónicos, pueden ser tratados con la realización de psicoterapia y el uso de medicamentos antidepresivos, prescritos por el médico general o psiquiatra. Una forma natural muy buena para tratar estos trastornos es la realización de actividades físicas y el consumo de alimentos que ayudan a la producción de serotonina, como queso, cacahuates o maníes, castañas y banana, por ejemplo. Conozca más sobre los alimentos que aumentan la serotonina.

¿Fue útil esta información?   
 /  No

Si tiene alguna duda o encontró algún error, escríbenos a continuación para que podamos mejorar el texto. No le responderemos directamente. Si quiere una respuesta haga clic en Contacto.

Más sobre este tema:


Publicidad
Carregando
...
Fechar

Puede preguntar

Fechar
¡Es hora de quitarse todas las dudas!
Erro
Erro
Erro
Marque la casilla de verificación anterior.
Enviar mensaje