¿El herpes es contagioso? (y cómo prevenirlo)

Basado en evidencia científica
Actualizado en noviembre 2022

El herpes es una enfermedad altamente contagiosa que se contrae a través del contacto directo con las ampollas o las heridas del herpes de un individuo a través del beso, relaciones sexuales sin protección, el uso de ropa compartida, jabones u otros objetos contaminados que hayan estado en contacto con las heridas.

Por ejemplo, el uso de algún objeto infectado con el virus como un vaso, cubiertos, toallas de la persona infectada también es altamente contagioso, principalmente en la fase en que la herida contiene muchas ampollas que supuran líquido. 

Para evitar el contagio del virus del herpes es importante tomar algunas medidas, como lavarse bien las manos, evitar el uso de objetos compartidos y utilizar preservativo durante las relaciones sexuales, por ejemplo.

Imagem ilustrativa número 5

Cómo se contagia el virus del herpes

Dependiendo del tipo de herpes, existen situaciones específicas que pueden transmitir el virus:

1. Herpes labial

El virus del herpes labial puede transmitirse de varias formas, estas son:

  • Besarse;
  • Compartir el mismo vaso, cubiertos o platos;
  • Utilizar la misma toalla;
  • Utilizar la misma pintura de labio;
  • Usar el mismo jabón.

O a través de cualquier objeto que haya sido utilizado anteriormente por un individuo contagiado con el virus del herpes y que no se haya desinfectado después de su uso. 

Aunque es más fácil que el virus del herpes se transmita sólo cuando la persona tiene una herida en la boca, también puede contagiarse cuando no hay ningún síntoma, ya que hay momentos a lo largo del año en que el virus se transmite más fácilmente, incluso sin causar la aparición de las heridas en el labio.

Además de esto, una persona con herpes labial también puede transmitir el virus a través del sexo oral, pudiendo generar una situación de herpes genital en la otra persona. Conozca qué es el herpes labial y cómo se realiza el tratamiento.

2. Herpes genital

El virus del herpes genital se transmite fácilmente a través de:

  • Contacto directo con la herida y secreciones en la región genital;
  • Uso de objetos o ropas que hayan estado en contacto con la herida;
  • Contacto íntimo sin el uso de preservativo;
  • Uso de la misma ropa íntima o toallas para limpiar la región íntima;
  • Usar la misma afeitadora.

Al contrario del conocimiento popular, el herpes genital no se transmite a través del inodoro, de sábanas o por nadar en una piscina con otra persona infectada. Vea qué síntomas pueden surgir en caso de herpes genital.

3. Herpes zóster

Aunque tenga el mismo nombre, el herpes zóster no es causado por el virus del herpes, pero si por una reactivación del virus de la varicela, y ocurre principalmente cuando hay una disminución del sistema inmune. 

Lo que ocurre es que cuando un individuo ya fue contagiado con el virus de la varicela durante su infancia, cuando se vuelve a exponer a alguien con varicela nuevamente, el virus puede reactivarse, pudiendo desarrollar la conocida "culebrilla" o herpes zóster.

El virus de la varicela, es el responsable del herpes zóster, y se transmite principalmente por el contacto con las secreciones liberadas por las heridas del herpes zóster y, por lo tanto, es muy importante que la persona infectada evite rascarse las lesiones, se lave las manos a menudo, así como mantener la región afectada siempre tapado. Conozca qué síntomas causa el herpes zóster y cómo se realiza el tratamiento

Cómo no contagiarse con el herpes

El virus del herpes se transmite muy fácilmente, sin embargo, existen algunos cuidados que ayudan a disminuir el riesgo de transmisión como:

  • Tener relaciones sexuales con preservativo;
  • Evitar besar a otras personas con herpes labial visible;
  • Evitar compartir de vasos, cubiertos o platos con personas que presenten una herida de herpes visible;
  • No compartir objetos que puedan haber estado en contacto con heridas del herpes.

Además de esto, es importante lavarse bien las manos a menudo, especialmente antes de comer o tocarse la cara, esto ayuda a proteger tanto del virus del herpes como de otros virus.