Tratamiento de las Úlceras por presión

El tratamiento para las escaras o o úlceras por presión, como son conocidas científicamente, pueden ser tratadas con láser, azúcar, pomadas de papaína, fisioterapia o aceite de dersani, por ejemplo, lo cual dependerá de la profundidad de la úlcera y de su localización.

Estos tratamientos pueden utilizarse por separado o juntos, dependiendo de las características de la herida, por lo que la úlcera debe ser siempre evaluada por un médico o un enfermero.

Tratamiento de las Úlceras por presión

Sin embargo, independientemente del tratamiento, los principios generales para el tratamiento de las úlceras incluyen:

  1. Remover el tejido muerto;
  2. Limpiar la herida con suero fisiológico;
  3. Aplicar el producto para facilitar la cicatrización;
  4. Colocar un vendaje.

Además, la fisioterapia también puede asociarse para disminuir la presión y mejorar la circulación sanguínea en la zona, pudiendo ser indicada en la mayoría de los casos.

En el caso de las úlceras más superficiales, de primer grado, se pueden curar sólo con el alivio de la presión en la zona, girando al paciente encamado cada 3 horas.

Tratamiento de úlceras con láser

El tratamiento para la úlcera por presión con láser consiste en el uso de un aparato de láser de baja intensidad para mejorar la circulación sanguínea del la zona y acelerar su cicatrización. La aplicación del láser debe realizarse en una clínica especializada por un enfermero o fisioterapeuta.

Pomadas para el tratamiento de úlceras

El tratamiento para la úlcera con pomadas puede ayudar a cicatrizarla más rápido. Un buen remedio es el aceite Dersani, que se puede comprar en cualquier farmacia. Basta con aplicar el aceite en las regiones con úlceras superficiales y en las regiones más propensas a su desarrollo. Existen otras pomadas, como la papaína, que pueden utilizarse, pero que deben ser prescritas por el médico.

Después de la colocación de la pomada en la herida también debe aplicarse una crema hidratante en la piel alrededor para impedir el aumento de la úlcera.

Tratamiento de las Úlceras por presión

Cómo se trata una úlcera infectada

El tratamiento de una úlcera infectada debe estar siempre orientado por un dermatólogo, ya que es necesario identificar el microorganismo que está infectando los tejidos para elegir el mejor producto a ser aplicado en el vendaje.

El azúcar refinado y las pomadas con plata pueden ser algunas de las opciones para curar la escara infectada, pues poseen acción antibiótica que elimina los microorganismos, facilitando la cicatrización. Normalmente, en este tipo de úlcera, el vendaje debe ser cambiado todos los días para facilitar la cicatrización.

Señales de mejoría

Se observa que la úlcera está cerrando y cicatrizando correctamente cuando, alrededor de la herida, van surgiendo pequeños gránulos de tejido rojo, parecidos a una mora. Esta es una condición normal, ya que la herida se cierra de afuera hacia adentro.

Señales de empeoramiento

Las señales de empeoramiento aparecen cuando la úlcera no es se trata o cuando el producto utilizado para su cicatrización no está teniendo el efecto deseado. En estos casos, las primeras señales incluyen aumento del enrojecimiento alrededor de la úlcera y el surgimiento de tejido amarillento o marrón en el interior de la herida. Después, pueden aparecer más signos de infección como pus u olor fétido, por ejemplo.

¿Fue útil esta información?
Más sobre este tema: