Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.
¿Qué necesitas saber?

Cólicos en bebés: Principales causas y cómo de aliviarlos

Los cólicos en los bebés son muy comunes y le causan mucho dolor y malestar, el cual manifiestan a través del llanto constante. Los cólicos pueden originarse por la ingestión de aire durante la lactancia materna o artificial, el consumo de alimentos que producen gases o debido a la intolerancia a algún alimento o componente. 

Para aliviar los cólicos se pueden utilizar compresas de agua tibia sobre la panza del bebé, masajearla con movimientos circulares y hacer que el bebé eructe después de comer. En caso de que los cólicos se mantengan, es importante consultar al pediatra para que indique algún medicamento que ayude a aliviar el dolor. 

Cólicos en bebés: Principales causas y cómo de aliviarlos

Cómo aliviar los cólicos

Para aliviar los cólicos en los bebés se pueden seguir algunos consejos como:

  1. Masajear la barriguita del bebé con movimientos circulares, en el sentido de las agujas del reloj utilizando aceite infantil o una crema hidratante (como muestra la primera imagen);
  2. Calentar el abdomen con una bolsa de agua caliente, verificando que no esté muy caliente para evitar quemaduras;
  3. Con el bebé acostado boca arriba, empujar las piernas en dirección al abdomen de manera que se comprima la barriga, como muestra en la segunda imagen;
  4. Hacer movimientos de bicicleta con las piernas del bebé;
  5. Hacer que el bebé eructe después de cada mamada;
  6. Dar un baño tibio al bebé:
  7. Amamantar al bebé;
  8. Colocar al bebé en contacto directo con la piel de uno de sus padres;
  9. Utilizar medicamentos que estimulen la liberación de los gases como la simeticona, sin embargo, este tipo de medicamentos debe ser indicado por el pediatra cuando ninguna otra técnica es capaz de aliviar los cólicos.

Estas técnicas puede ser usadas en combinación o por separado, hasta que se encuentra la mejor técnica que funcione para aliviar los cólicos del bebé. Cuando el bebé siente cólicos es normal que comienza a llorar intensamente. Por lo que si se encuentra muy irritado es importante calmarlo y solo después es que se deben aplicar las técnicas que se mencionaron anteriormente.

Cólicos en bebés: Principales causas y cómo de aliviarlos

Remedio casero para los cólicos en el bebé

Un excelente remedio casero para evitar los cólicos del bebé que ya no está recibiendo lactancia materna, es darle pequeñas dosis de té de manzanilla y anís, estas plantas medicinales poseen un propiedades antiespasmódicas que ayudan a aliviar los cólicos y a disminuir la producción de gases.

En los casos donde el bebé esté recibiendo lactancia materna exclusiva, la madre podría ingerir estos tés, debido a que sus propiedades pasan a través de la leche, ayudando a aliviar los cólicos. Para preparar el té basta colocar 1 cdta de manzanilla y otra de anís en una taza de agua hirviendo, dejar enfriar, colar y darle 1 cucharada al bebé antes de comer. 

Principales causas de cólicos en bebés

La principal causa de cólicos en los bebés es el hecho de que su sistema digestivo se encuentra todavía inmaduro, lo que ocurre hasta los 6 meses, sin embargo los cólicos también pueden surgir debido a:

1. Ingestión de aire

Normalmente mientras el bebé succiona, especialmente cuando no se posiciona correctamente al bebé en la mama o no se le da correctamente el biberón o inclusive cuando el bebé llora mucho, aumenta la ingesta de aire, agravando la posibilidad de tener cólicos y, esto ocurre porque el bebé todavía no coordina la respiración con la capacidad de tragar.

Además de esto, si el bebé está con la nariz tapada, debido a que está resfriado es natural que aumente la cantidad de aire que ingiere, aumentando el riesgo de tener cólicos. Vea cómo amamantar correctamente.

2. Intolerancia a la lactosa

La intolerancia a la lactosa es un problema que causa síntomas como diarrea, dolor abdominal, gases e hinchazón en la barriga, y generalmente surgen de 30 minutos a 2 horas después de ingerir la leche.

Normalmente, la intolerancia a la lactosa surge en niños mayores, adolescentes y, principalmente en adultos y, si la mujer está amamantando también debe evitar los alimentos que contienen leche.

3. Alergia a la proteína de leche de vaca

La alergia a la proteína de la leche de vaca puede causar cólicos, además de otros síntomas como por ejemplo lesiones en la piel, picazón, vómitos y diarrea, normalmente, el diagnóstico de los casos de alergia a la leche de vaca ocurre en el primer año de vida del niño. Lea también: Cómo saber si el bebé tiene alergia a la leche de vaca.

De esta forma, es importante darle al niño fórmulas hipoalergénicas o no alérgicas, para evitar las alergias y, el único tratamiento para la alergia a la proteína de la leche de vaca es excluir la ingesta de la leche de vaca y sus derivados.

4. Agitación

Los bebés cuando están expuestos a ambientes ruidosos y agitados, pueden quedar incómodos y con miedo, lo que puede causar cólicos.

5. Alimentación de la madre

La alimentación de la madre puede provocar cólicos en el bebé y es por eso que es importante estar atenta para tratar de identificar los alimentos que le provocan gases al bebé. Algunos de los alimentos más conocidos por provocar este tipo de efectos son:

  • Brócolis, coliflor, col de bruselas y algunos otros tipos de vegetales de la familia crucíferas;
  • Pimentón, pepino y nabo;
  • Granos como los frijoles, ejote o judías verdes, lentejas y guisantes;
  • Chocolate.

Generalmente los mismos alimentos que provocan gases en la madre también son los que provocan en el bebé y para saber cómo el bebé está reaccionando hay que estar atento a algunas señales después de la lactancia como por ejemplo: barriga hinchada, llanto, irritación o dificultad para dormir. Si estos señales son evidentes, la madre debe reducir la cantidad de alimentos y fraccionar entre las comidas el consumo de estos alimentos, de esta forma podemos aliviar los cólicos en el bebé.

Si mismo así el bebé continúa a presentar cólicos, puede ser necesario dejar de consumir estos alimentos por lo menos en los primeros 3 meses de la lactancia, para después volver a introducirlos más tarde en pequeñas cantidades, probando la reacción del bebé.

¿Fue útil esta información?   
 /  No

Si tiene alguna duda, escríbala en el espacio a continuación para que podamos mejorar nuestro texto::

Atenção! Só poderemos responder diretamente se deixar o seu email.
Más sobre este tema:


Publicidad
Carregando
...
Fechar

Puede preguntar

Fechar
¡Es hora de quitarse todas las dudas!
Erro
Erro
Erro
Marque la casilla de verificación anterior.
Enviar mensaje