Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.

Calcificación de la aorta: qué es, síntomas, causas y tratamiento

La calcificación de la aorta es una alteración que sucede debido a la acumulación de calcio en el interior de la aorta que disminuye la elasticidad de la arteria y dificulta el paso de la sangre, causando síntomas como dolor en el pecho y cansancio fácil, además de aumentar el riesgo de complicaciones graves como infarto o ACV.

Aunque esta es una situación grave, cuando el tratamiento se realiza de forma adecuada y con el debido acompañamiento del cardiólogo, es posible que los síntomas mejoren y se reduzca el riesgo de complicaciones. En algunos casos, el tratamiento puede incluso ayudar a curar la calcificación y evitar que surja de nuevo.

Además de la calcificación de la aorta, puede presentarse una situación conocida como calcificación ateromatosa, en la que la acumulación de calcio se produce junto con una placa de grasa, siendo más común en personas con valores de colesterol alto descontrolado.

La aorta es el vaso rojo en el abdomen.
La aorta es el vaso rojo en el abdomen.

Principales síntomas

Los síntomas de la calcificación de la aorta son inespecíficos, pero normalmente puede ocurrir:

  • Dolor en el pecho o en el abdomen como una puntada u opresión, principalmente durante esfuerzos físicos;
  • Cansancio fácil;
  • Palpitaciones cardíacas;
  • Hinchazón en las piernas, tobillos y pies;
  • Aumento de la frecuencia urinaria;
  • Mareos al levantarse o caminar.

El diagnóstico de calcificación aórtica puede hacerse a través de exámenes como angiografía, ecografía, rayos X, tomografía computarizada o resonancia magnética. El médico solicitará el examen de acuerdo con las características de la personas, pudiendo inclusive pedir otros tipos examen para hacer una mejor evaluación de la función cardíaca.

Posibles causas de calcificación aórtica

El riesgo de calcificación de la aorta aumenta con la edad y sus causas principales son;

  • Acumulación de calcio en la aorta debido a suplemento excesivo de calcio;
  • Fiebre reumática, que puede conducir a una disminución del tamaño de la aorta, dificultando el paso de la sangre;
  • Complicaciones de enfermedades cardíacas genéticas, como defectos en la válvula aórtica;
  • Insuficiencia renal;
  • Presencia de placas de ateroma, que son placas formadas por la acumulación de grasa en los vasos sanguíneos;

Personas que tienen el colesterol alto, exceso de peso, fuman o consumen bebidas alcohólicas de forma exagerada también poseen un mayor riesgo de desarrollar calcificación de la aorta.

Cómo se realiza el tratamiento

El tratamiento de la calcificación de la aorta debe estar siempre orientado por un cardiólogo, pero normalmente incluye el uso de medicamentos para controlar el colesterol y algunas alteraciones en el estilo de vida, especialmente en la dieta.

Tratamiento con medicamentos

Los medicamentos utilizados en el tratamiento de la calcificación de la aorta son los mismos que se utilizan para bajar el colesterol, como la Sinvastatina, Atorvastatina y Vytorin, ya que normalmente se encuentra involucrados el colesterol alto y la obstrucción de los vasos sanguíneos. Además, personas que toman un suplemento de calcio pueden necesitar de un ajuste en la dosis de acuerdo a la orientación de su médico tratante. Conozca más sobre los medicamentos para bajar el colesterol.

Sin embargo, en los casos más graves en que la aorta se encuentra muy dañada y otras complicaciones surgen, como aneurisma de la aorta u obstrucción total de este vaso sanguíneo, el médico podrá indicar cirugía para retirar la placa de calcio de la arteria o para realizar un puente de safena, también conocido como bypass de safena, el cual ayudará a restablecer la circulación normal de la sangre. Conozca cómo se realiza la cirugía de bypass.

Alteraciones en la dieta

Para tratar la calcificación de la aorta se deben tomar los mismos cuidados de la dieta para bajar el colesterol, siendo importante aumentar el consumo de fibras y disminuir la ingesta de azúcares y grasas. 

  • Qué comer: frutas y verduras, se deben ingerir más verduras crudas y con hojas, como la lechuga y el repollo, granos integrales como avena, chia y linaza, además de grasas buenas presentes en el aceite de oliva y pescados como el salmón, sardina y atún.
  • Qué evitar: carnes grasosas como tocino, tripas, mollejas e hígado, productos industrializados como frituras y galletas rellenas, pastelitos, dulces en general, salchichas, longaniza y jamón.

Además de la dieta, es importante realizar actividad física de forma regular, evitar fumar y consumir bebidas alcohólicas. Conozca más consejos sobre la dieta para bajar el colesterol.

Junto con la alimentación saludable también pueden utilizarse remedios caseros para tratar el colesterol con el objetivo de evitar que la calcificación de la aorta o de otros vasos sanguíneos empeore. Conozca más remedios caseros para bajar el colesterol.

Complicaciones de la calcificación aórtica

La calcificación de la aorta aumenta el riesgo de problemas cardiovasculares, como:

  • Infarto;
  • Obstrucción de la aorta;
  • Insuficiencia cardíaca congestiva, que es cuando el corazón trabaja con dificultad;
  • Aneurisma, que es cuando hay una dilatación de la aorta;
  • Ataque isquémico transitorio, que es parecido a un derrame cerebral, pero de corta duración y con menos consecuencias.

Además, esta afección también puede complicar procedimientos como la colocación de un stent, que es un tipo de tubo implantado dentro de un vaso sanguíneo para facilitar el paso de sangre en casos de aterosclerosis, por ejemplo. 

Signos de mejoría y empeoramiento

Los signos de mejoría de la calcificación de la aorta son disminución del cansancio y del mareo al levantarse o al realizar esfuerzos, además de la desaparición de los dolores en el pecho.

Los signos de empeoramiento y de las complicaciones de la calcificación surgen principalmente cuando el cuando el vaso sanguíneo se encuentra totalmente obstruido, haciendo que se manifiesten dolores abdominales intensos, vómitos y diarrea. Este dolor ocurre principalmente de 30 a 60 minutos después de las comidas, cuando hay un mayor esfuerzo del abdomen para digerir la comida.  

¿Fue útil esta información?

¡Su opinión es importante! Escriba aquí en qué podemos mejorar nuestro texto:

Consulta el email de confirmación que te enviamos.
Más sobre este tema:

Carregando
...
Enviar mensaje