Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.
¿Qué necesitas saber?

Bradicardia sinusal: qué es, síntomas, causas y tratamiento

La bradicardia sinusal es una situación en la que el corazón comienza a latir con una frecuencia menor de 50 latidos por minuto, en reposo. En este tipo de arritmia, el latido es más lento, sin embargo el corazón late de manera regular, manteniendo la misma frecuencia por minuto.

Normalmente la bradicardia sinusal no produce síntomas, sin embargo, al haber una disminución del flujo de oxígeno hacia el corazón, la personas puede sentirse cansada, débil y presentar episodios de mareos, por lo que se recomienda buscar ayuda médica, especialmente de un cardiólogo para que se realicen os exámenes correspondientes y se obtenga un diagnóstico.

Bradicardia sinusal: qué es, síntomas, causas y tratamiento

Este tipo de arritmia es común en atletas de alto rendimiento en los cuales su corazón está acondicionado por el esfuerzo físico regular. En ancianos puede ser causa del envejecimiento natural del corazón. El tratamiento es orientado por el cardiólogo dependiendo de los síntomas, causas y gravedad del episodio, pudiendo llegar a ser necesaria la colocación de un marcapasos en los casos más graves. Para prevenir la complicaciones de la bradicardia se recomienda tener un acompañamiento regular con el cardiólogo.

Síntomas y diagnóstico de la bradicardia sinusal

Normalmente, la bradicardia sinusal no produce síntomas, pero un episodio puede iniciar con mareos hasta desmayos. Generalmente, es descubierta durante la consulta médico o por medio del uso de aparatos digitales de presión, que también muestran la frecuencia cardíaca. En caso de síntomas como mareos, desmayo, debilidad o en que se haya detectado una frecuencia cardíaca más baja, se debe ser evaluado por un cardiólogo. 

La realización de un electrocardiograma (ECG) sirve para investigar y definir la gravedad y orientar el tratamiento, también se recomienda una prueba de esfuerzo posterior al ECG, también conocido como prueba ergométrica, así como un ecocardiograma para evaluar la estructura cardíaca. También se puede realizar un Holter de 24 horas, que es un examen que evalúa si la bradicardia es controlada o si en algún momento el individuo presenta algún tipo de bloqueo cardíaco.

El médico puede solicitar la realización de algunos exámenes de laboratorio para corroborar si la bradicardia sinusal está relacionada con infecciones, hipotiroidismo o alteración en la cantidad de electrólitos (calcio o potasio) en la sangre, por ejemplo.

Causas de la bradicardia sinusal

La disminución de los latidos cardíacos puede producirse mientras duerme y en personas que practican ejercicio físico de forma regular, como atletas de ciclismo y atletismo, por ejemplo, en los cuales se considera normal. También es normal que se produzca después de una comida abundante, durante una donación de sangre o cuando se introduce una sonda nasogástrica.

Sin embargo, la bradicardia puede ser causada por algunas condiciones cardíacas o fisiológicas, siendo las más comunes:

  • Enfermedad del nodo sinusal;
  • Infarto;
  • Hipotermia;
  • Hipotiroidismo;
  • Hipoglucemia;
  • Disminución de la concentración de potasio o calcio en la sangre;
  • Uso de medicamentos antihipertensivos o antiarrítmicos;
  • Exposición a sustancias tóxicas;
  • Meningitis;
  • Tumor en el sistema nervioso central;
  • Hipertensión intracraneal;
  • Hipoxia severa;
  • Apnea del sueño, en el cual hay una pausa momentánea de la respiración o respiración superficial durante el sueño.

En situaciones menos comunes, la bradicardia sinusal puede ocurrir debido a infecciones por virus o bacterias, como difteria, fiebre reumática o miocarditis, que es una inflamación del músculo cardíaco causada por la infección de virus o bacterias. 

Posibles consecuencias y situaciones de gravedad

Bradicardia sinusal: qué es, síntomas, causas y tratamiento

Las consecuencias de la bradicardia sinusal pueden ser:

  • Cansancio fácil;
  • Debilidad;
  • Mareos;
  • Falta de aire; 
  • Piel fría;
  • Desmayo;
  • Dolor en el pecho en forma de ardor o opresión;
  • Disminución de la presión arterial;
  • Malestar.  

De esta forma, para combatir estas molestias, se debe acudir al cardiólogo para que se realicen los exámenes correspondientes para iniciar el tratamiento adecuado. En algunos casos, la bradicardia puede evolucionar a un bloqueo cardíaco, siendo necesaria la colocación de una marcapasos para que el corazón lata de forma correcta. Se considera grave en los casos en que la persona presenta dolor en el pecho o tiene alguna enfermedad cardíaca asociada. 

¿Cuál es el tratamiento?

El tratamiento puede ser indicado por el cardiólogo y se establece de acuerdo a la causa, síntomas y gravedad del episodio, o de una enfermedad subyacente, si es la causa de la bradicardia, o el cambio de los medicamentos que suele tomar el paciente. En casos más graves, la utilización de una marcapasos, que es un aparato que se coloca quirúrgicamente y que tiene como objetivo regular los latidos cardíacos en caso de bradicardia, puede ser necesario.

Para prevenir que se produzca la bradicardia y esta conduzca al surgimiento de síntomas y posibles complicaciones, se recomienda realizar exámenes de forma periódica indicados por el cardiólogo. El uso de algunos medicamentos debe evaluarse, ya que pueden ser la causa de la bradicardia.


Bibliografia

  • FILHO, Roberto Kalil; FUSTER, Valentin. Medicina Cardiovascular: Reduzindo o impacto das doenças. 1.ed. São Paulo: Atheneu, 2016. 955-986.
¿Te gustó lo que leíste?   
 /  No

Si tiene alguna duda o encontró algún error, escríbenos a continuación para que podamos mejorar el texto. No le responderemos directamente. Si quiere una respuesta haga clic en Contacto.

Enviar Carregando elementos na página
Más sobre este tema:


Publicidad
Carregando
...
Fechar

Puede preguntar

Fechar
¡Es hora de quitarse todas las dudas!
Erro
Erro
Erro
Marque la casilla de verificación anterior.
Enviar mensaje