Cómo quitar el ardor de ojos

Actualizado en mayo 2023

El ardor en los ojos puede tener varias causas que pueden ser tratadas con remedios caseros, como un lavado con suero fisiológico, que además de ser excelente para retirar cualquier cuerpo extraño que esté causando la irritación del ojo, no posee ningún componente químico que empeore los síntomas.

Es importante considerar que los remedios caseros para el ardor en los ojos no sustituyen a un tratamiento médico, por lo que en caso de tener un diagnóstico establecido de la causa de este síntoma, se recomienda acudir con un médico general u oftalmólogo para que realice una evaluación clínica.

El tratamiento del ardor en los ojos dependerá de la causa que origine este síntoma, por lo que el médico puede indicar colirios con antihistamínicos, antibióticos e incluso lágrimas artificiales en caso de resequedad ocular, por ejemplo. 

Imagem ilustrativa número 1

Remedios caseros para el ardor de ojos

Algunos de los remedios caseros para el ardor en los ojos, son:

1. Lavado con suero

El lavado con suero puede ser de gran ayuda en caso de que se haya entrado en contacto con alguna sustancia que irrite al ojo y produzca ardor. 

Para hacer el lavado con suero fisiológico se debe: 

  1. Lavar la cara y retirar cualquier tipo de maquillaje que pueda existir alrededor del ojo;
  2. Inclinar la cabeza hacia atrás y abrir los párpados con una mano;
  3. Agregar 1 a 2 gotas de suero en la esquina interna del ojo;
  4. Cerrar el ojo y girarlo con el párpado cerrado;
  5. Abrir el ojo y volver a repetir el proceso en caso que la irritación no haya mejorado.

Además de suero, otra opción para el lavado ocular puede ser un hidratante o agua. Sin embargo, el agua debe ser filtrada, ya que el uso de agua contaminada puede empeorar el cuadro.

Este lavado es especialmente efectivo cuando el ardor se origina por el contacto directo de algún cuerpo extraño en el ojo o si ocurre después de permanecer mucho tiempo frente a la computadora, una tableta electrónica o teléfono celular, principalmente por la noche.

2. Aplicar una compresa tibia

Esta es una técnica que se puede utilizar después del lavado con suero para aliviar la irritación ocular y eliminar más rápidamente la sensación de ardor y enrojecimiento.

Para esto, basta sumergir una compresa limpia en agua tibia y luego retirar el exceso de agua y aplicar sobre el ojo cerrado por alrededor de 5 minutos. La compresa puede ser aplicada varias veces al día siempre que sea necesario.

3. Aplicar una rodaja de pepino

En caso de que el ardor en el ojo se acompañe de inflamación en el párpado, utilizar una rodaja de pepino también ayuda a disminuir la inflamación del ojo. Para hacer esto, se debe cortar una rodaja fina de pepino y aplicar sobre el ojo cerrado durante 5 a 10 minutos. Esta técnica se puede repetir varias veces al día.

Además, también funciona con rodajas de papas, una cuchara fría o una bolsita de té de manzanilla fría, debido a que poseen propiedades que ayudan a calmar y aliviar el ardor en los ojos. En el caso de objetos fríos, se debe tener cuidado de que no estén a temperaturas muy bajas, ya que pueden lesionar la piel del párpado. 

Medicamentos para el ardor de ojos

Los medicamentos que pueden ser indicados por el médico general u oftalmólogo para aliviar el ardor en los ojos son geles oculares, colirios o lágrimas artificiales; como Systane o Lagrifilm, por ejemplo, que ayudan a evitar la sequedad de los ojos y a disminuir las molestias.

El médico también puede indicar la aplicación de colirios con antibióticos o antivirales, en caso de que el ardor esté siendo causado por una infección ocular; con antihistamínicos, en caso de alergia al polen o ambientes contaminados, por ejemplo. 

Cómo evitar el ardor en los ojos

El ardor en los ojos puede ser causado por permanecer en lugares con contaminación o polvo, por lo que se recomienda evitar este tipo de lugares o utilizar gafas protectoras que impidan el contacto de estas partículas con el ojo. Conozca qué hacer en caso de tener una basura en el ojo.

Además, la luz solar o ambientes con demasiada iluminación pueden irritar el ojo y causar ardor, por lo que el uso de gafas oscuras, así como de colirios hidratantes pueden ser una buena opción para evitar que el ojo se seque y produzca ardor y comezón. De igual forma, evitar tocarse constantemente los ojos con las manos y rascarse los ojos es una buena forma de evitar infecciones y lesiones que irriten el ojo.