Anisocitosis: qué es, causas, diagnóstico y resultados

septiembre 2022

La anisocitosis es el término utilizado para la diferencia de tamaño entre los eritrocitos, también llamados glóbulos rojos, pudiendo observarse circulando células más grandes y otras más pequeñas o de tamaño normal.

Esta situación se diagnostica a través de un hemograma, por medio de la evaluación del parámetro RDW, además de que también se puede identificar por medio de la observación de las células sanguíneas del microscopio.

Es importante que el resultado del RDW sea evaluado por el médico que solicitó el examen, debiendo tomar en cuenta el resultado de los otros parámetros presentes en el hemograma, ya que de esta forma es posible identificar la causa de la variación del tamaño de los glóbulos rojos.

Cómo se diagnostica

La anisocitosis se diagnostica a través del hemograma y de la observación de las células sanguíneas en el microscopio. En caso de anisocitosis, al evaluar las características de las células, se puede identificar la presencia de glóbulos rojos grandes y pequeños.

Además de la observación en el microscopio, la anisocitosis también se diagnostica por medio de la evaluación del índice RDW, el cual se muestra en el hemograma. A través de este índice es posible saber si hay diferencia entre el tamaño de los glóbulos rojos. Se considera anisocitosis cuando el RDW es superior al 14%. Conozca más sobre el RDW y sus valores normales.

¿Qué significa la anisocitosis discreta?

La anisocitosis discreta es un término que puede estar presente en el hemograma cuando el valor del RDW está ligeramente superior al valor de referencia y no se observan otras alteraciones en el hemograma. Sin embargo, es importante que el resultado sea evaluado por el médico que indicó el examen.

Qué significa el resultado

El resultado del RDW mayor a 14% indica anisocitosis, es decir, le dice al médico que hay una diferencia en el tamaño de los glóbulos rojos circulantes en la sangre. Las principales situaciones en que puede haber anisocitosis son:

  • Anemia;
  • Deficiencias nutricionales;
  • Talasemia;
  • Quimioterapia;
  • Tratamiento con antivirales;
  • Alteración en el hígado.

Por ello, es importante que el médico evalúe el resultado del RDW junto con los otros parámetros del hemograma, como concentración de hemoglobina, VCM y HCM, para investigar la causa de la anisocitosis y se evalúen la características de los glóbulos rojos y, de esta forma se indique el tratamiento adecuado, en caso de que sea necesario. Vea cómo interpretar el hemograma.

¿Fue útil esta información?

Atualizado por Dr. Gonzalo Ramírez - Médico general y Psicólogo, em septiembre de 2022. Revisión clínica por Marcela Lemos - Biomédica, em septiembre de 2022.
Revisión clínica:
Marcela Lemos
Biomédica
Magister en Microbiología Aplicada, con habilitaciones en Análisis Clínicas y formada por la UFPE en 2017. Registro profesional en el CRBM/ PE 08598.