Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.

Alimentación del bebé con bajo peso

Un bebé se considera que tiene bajo peso al nacer cuando tiene menos de 2,5 kg, siendo la principal causa un parto prematuro y/o que el tamaño es pequeño para la edad gestacional. La alimentación en estas situaciones juega un papel fundamental debido a que ayuda a mantener al bebé saludable, disminuyendo el riesgo de complicaciones y de desnutrición.

Es normal que un bebé que nazca con bajo peso no acompañe la curva de crecimiento normal, por lo general durante el primer ano de vida, esto no significa que el bebé tenga un problema de salud, siempre y cuando el crecimiento siempre sea positivo. Lo ideal ante esta situación es acudir a un nutricionista, debido a que cada caso debe ser evaluado individualmente y merita seguimiento, ya que además de la lactancia materna podría ser necesario alguna suplementación extra de vitaminas y minerales.

Para saber si el bebé tiene el peso adecuado para la edad vea cuál es el peso ideal en niñas o el peso ideal en niños.

Alimentación del bebé con bajo peso

1. Alimentación del bebé con bajo peso al nacer

La alimentación del bebé recién nacido hasta los 6 meses debe realizarse preferiblemente con lactancia materna exclusiva, siempre que sea posible, incluso podría utilizarse leche materna de un donante para alimentar al bebé, siendo esta una alternativa segura siempre y cuando se realice en los bancos de leche.

En caso que el bebé no se encuentre ganando peso positivamente, es importante verificar si la técnica de la lactancia materna está siendo aplicada correctamente, para ello debe acudir al médico y/o nutricionista para solicitar ayuda y, en caso de ser necesario, podrían indicarse fortificadores de la leche humana, los cuales ayudarían a mejorar el crecimiento y la ganancia de peso, conservando los beneficios tanto inmunológicos como metabólicos de la leche.

En caso que no sea posible el uso de la lactancia materna, el bebé puede ser alimentado con leche artificial especial para su condición, el cual debe ser indicado por el pediatra o nutricionista. Vea más sobre la lactancia artificial.

2. Alimentación del bebé después de los 6 meses

A los 6 meses de edad se inicia la alimentación complementaria, y en caso que el bebé continúe con bajo peso para la edad o que haya perdido peso como consecuencia de una enfermedad, es importante mantener la lactancia materna a libre demanda o la leche de continuación entre 6 a 8 onzas, 4 a 6 veces por día, e ir incorporando progresivamente los alimentos.

Lo ideal es iniciar la alimentación con frutas trituradas como la banana, pera o manzana, por ejemplo, a las cuales se le puede agregar 1 a 2 cucharadas de leche materna o artificial para aumentar su aporte calórico. Una vez toleradas las frutas se pueden incluir vegetales y tubérculos cocidos como la calabaza, la zanahoria, el coliflor y la batata o camote, debido a que estos poseen un sabor agradable, por lo que no suelen ser rechazados por los bebés, y le proporcionan calorías y nutrientes que son importantes para su crecimiento.

Además de esto, para que las comidas sean más nutritivas se puede incluir en el menú atoles de avena, crema de arroz y maicena o papillas fortificadas, las cuales pueden prepararse con leche materna o con la fórmula infantil. También es posible agregarle 1 cucharadita de aceite a las comidas o a la sopa para aumentar su aporte calórico. A partir de los 7 meses de edad ya se pueden ir incluyendo otros alimentos como las carnes y los frijoles (licuados).

Recomendaciones para alimentar al bebé

Alimentación del bebé con bajo peso

Es importante que se respeten las necesidades de hambre y satisfacción del niño, debiendo animarlos a comer sin forzarlos; en caso que el niño rechace el alimento debe probar con varias combinaciones, sabores, texturas y métodos para estimularlos a comer. Además de esto, puede tratar de minimizar las distracciones, hablarle y mantener el contacto visual.

En cuanto a la cantidad, se debe comenzar con porciones pequeñas e ir aumentándolas conforme crece el bebé, manteniendo la lactancia materna. Por lo general se inicia con 2 cucharaditas, al habituarse al sabor se le ofrecen 3 cucharadas soperas en cada comida (si acepta más, aumentar la cantidad). A partir de los 7 meses, se calcula aproximadamente 1/2 plato de bebé.

Las necesidades del niño variarán debido al volumen de leche materna consumida, la tasa de crecimiento, el gasto de energía, a la presencia y frecuencia de enfermedades agudas o crónicas que requerirán necesidades de energía diferentes. Vea más sobre la Alimentación del bebé de los 0 a los 12 meses.

¿Fue útil esta información?

¡Su opinión es importante! Escriba aquí en qué podemos mejorar nuestro texto:

Consulta el email de confirmación que te enviamos.

Bibliografía

  • ÁLVAREZ María Luisa et al. Nutrición en pediatría . 2ª. Caracas, Venezuela: Cania, 2009. 282-284, 449-483.
  • WORLD HEALTH ORGANIZATION. Feeding of very-low-birth-weight infants. Disponible en: <https://www.who.int/elena/titles/feeding_vlbw_infants/en/>. Acceso en 15 Nov 2019
  • TORRES G et al. Leche humana y nutrición en el prematuro pequeño. Nutrición Hospitalaria. 19. 4; 236-242, 2004
  • KISHORE Kumar et al. Optimizing Nutrition in Preterm Low Birth Weight Infants—Consensus Summary. Frontiers in Nutrition. 4. 2017
  • OREGON PEDIATRIC NUTRITION PRACTICE GROUP. Nutrition Practice Care Guidelines for Preterm Infants in the Community . 2016. Disponible en: <https://www.oregon.gov/oha/PH/HEALTHYPEOPLEFAMILIES/WIC/Documents/preterm.pdf>. Acceso en 15 Nov 2019
  • WORLD HEALTH ORGANIZATION. Guidelines on Optimal feeding of low birthweight infants in low-and middle-income countries. 2011. Disponible en: <https://www.who.int/maternal_child_adolescent/documents/9789241548366.pdf>. Acceso en 15 Nov 2019
Más sobre este tema:

Carregando
...
Enviar mensaje