Alergia a medicamentos: síntomas y qué hacer

Revisión clínica: Manuel Reis
Enfermero
marzo 2022
  1. Síntomas
  2. Diagnóstico
  3. Causas
  4. Qué hacer
  5. Prevención

La alergia a medicamentos es una situación en que el sistema inmunológico reacciona a un medicamento como si fuera una sustancia extraña, pasando a producir anticuerpos en la tentativa de combatir y eliminar esta sustancia nociva para el organismo, causando el surgimiento de algunos síntomas como comezón, ojos rojos y lagrimeo, así como hinchazón del rostro o mareos, por ejemplo.

Este tipo de alergia también se conoce como reacción de hipersensibilidad a los fármacos, y los síntomas pueden surgir minutos después de la administración del medicamento, sea de uso tópico, oral, inyectado o intravenoso. 

Es importante que ante la presencia de signos y síntomas que indiquen una posible alergia medicamentosa, la persona acuda para el hospital más cercano, de manera que se realice una evaluación y se tomen las medidas necesarias, debido a que en algunos casos la reacción del sistema inmune puede ser muy intensa y colocar la vida la persona en peligro. 

Síntomas de alergia a medicamentos

Los síntomas de alergia medicamentosa pueden surgir al cabo de unos minutos después de la administración del medicamento por vía inhalatoria o intravenosa, o demorar alrededor de 1 hora en aparecer en el caso de los medicamentos administrados por vía oral. 

La gravedad de los síntomas varía de acuerdo con la sensibilidad del sistema inmunológico. Los síntomas más leves de alergia a medicamentos son:

  • Comezón y enrojecimiento en una región de la piel o en todo el cuerpo;
  • Fiebre por encima de 38ºC;
  • Escurrimiento nasal;
  • Ojos rojos, lagrimeo e hinchazón;
  • Dificultad para abrir los ojos.

Por otro lado, algunas personas pueden tener una mayor sensibilidad a determinados medicamentos, resultando en una respuesta más intensa del sistema inmunológico, lo que puede ocasionar anafilaxia, es decir, una reacción alérgica grave que puede colocar en riesgo la vida de la persona. Los síntomas más graves que pueden surgir por alergia a un medicamento son:

  • Hinchazón de la lengua o de la garganta;
  • Dificultad para respirar;
  • Mareos;
  • Sensación de desmayo; 
  • Confusión mental;
  • Náuseas;
  • Diarrea;
  • Aumento de los latidos cardíacos.

En presencia de signos y síntomas de reacción alergica grave, es fundamental llevar a la persona al hospital para que se adopten medidas que ayuden a disminuir la respuesta del sistema inmunológico y aliviar los síntomas, promoviendo la calidad de vida.

Cómo confirmar la alergia a medicamentos

La alergia a medicamentos se puede identificar a partir de la evaluación, por parte del médico general o alergólogo, de la historia clínica de la persona, los medicamentos utilizados y los síntomas presentados.

También se puede hacer una prueba de alergia que consiste en aplicar una gota de algunos medicamentos en la piel para ver si ocurre o no alguna reacción a los diversos medicamentos. Si no hay reacción en el sitio al cabo de unos días, se considera que la persona no es alérgica a ese medicamento. Por otro lado, si se nota algún síntoma, se considera que la persona tiene alergia y debe evitar el uso de ese medicamento.

Esta prueba, además de indicar si la persona es alérgica o no a un fármaco, también es útil para identificar otros medicamentos que pueden utilizarse en sustitución del que provoca la alergia. Vea cómo se hace la prueba de alergia.

En algunos casos, cuando la persona ha informado de la aparición de síntomas más graves, puede no estar indicada la realización de la prueba de alergia, ya que podría desencadenar una respuesta inmunitaria más intensa. En este caso, el diagnóstico generalmente se realiza solo teniendo en cuenta el historial de salud de la persona y el uso de medicamentos.

Principales causas

Los principales medicamentos que causan alergia medicamentosa son: 

  • Antibióticos, como eritromicina, tetraciclina, penicilina y derivados, como la amoxicilina y la ampicilina;
  • Anticonvulsivos, como la carbamazepina, lamotrigina o fenitoína;
  • Insulina de origen animal;
  • Contraste de yodo para examenes de rayos X;
  • Aspirina e antiinflamatorios no esteroideos, como el ibuprofeno o naproxeno; 
  • Analgésicos, como la dipirona, principalmente;
  • Medicamentos oncológicos;
  • Medicamentos contra el VIH, como nevirapina o abacavir;
  • Relajantes musculares para anestesiar, como atracurio, succinilcolina o bromuro de vecuronio.

Es importante que el medicamento responsable por la alergia sea identificado, ya que de esta forma es posible evitar su uso y evitar el desarrollo de síntomas.

Qué hacer

Es importante que se sigan las indicaciones del médico, que pueden variar según la gravedad de los síntomas. En caso de que haya habido una reacción alérgica leve o moderada, se puede indicar que la persona tome un antihistamínico, como hidroxizina en tableta, siempre que no sea alérgico a ese fármaco.

Además, si los ojos están enrojecidos e hinchados, se puede colocar una compresa de solución salina fría en la región, que ayuda a reducir la hinchazón y las molestias. Si no hay signos de mejoría al cabo de 1 hora o si aparecen síntomas más graves, debe acudir a la sala de emergencias.

En el caso de síntomas más severos, se debe llamar a una ambulancia o llevar a la persona de inmediato al hospital, ya que puede haber dificultad para respirar debido a la inflamación de la garganta y la lengua, lo que puede poner en riesgo la vida de la persona. Mientras aún está en la ambulancia, se pueden iniciar los primeros auxilios con la administración de antihistamínicos, corticoides o fármacos broncodilatadores, para facilitar la respiración.

En el caso de una reacción anafiláctica, puede ser necesario administrar una inyección de adrenalina y el paciente debe ser hospitalizado por unas horas para que se evalúen constantemente sus signos vitales, evitando complicaciones. Por lo general, no es necesario permanecer en el hospital y el paciente es dado de alta tan pronto como desaparecen los síntomas.

Vea cuáles son los primeros auxilios para el shock anafiláctico.

¿Es posible prevenir la alergia?

La única forma de evitar una alergia a un medicamento en particular es no usar este medicamento. Cuando la persona ha desarrollado previamente síntomas de alergia a un determinado fármaco es importante informar a los médicos, enfermeras y dentistas antes de iniciar cualquier tipo de tratamiento, con el fin de evitar complicaciones.

¿Fue útil esta información?

Atualizado por Andreina De Almeida Rodríguez - Nutricionista, em marzo de 2022. Revisión clínica por Manuel Reis - Enfermero, em marzo de 2022.

Bibliografía

  • INSTITUTO PARA PRÁTICAS SEGURAS NO USO DE MEDICAMENOTS. Prevenção de derros de medicação associados a reações alérgicas a medicamentos. 2019. Disponível em: <https://www.ismp-brasil.org/site/wp-content/uploads/2019/11/BOLETIM_ISMP_OUTUBRO_ALERGIAS.pdf>. Acceso en 22 mar 2022
  • BOLETIM DO CENTRO DE INFORMAÇÃO SOBRE MEDICAMENTOS. Reações anafiláticas a medicamentos. 219. Disponível em: <https://www.crf-pr.org.br/uploads/revista/38460/qhkVqDEHjykO7_spOL-_R9REqueh1FwL.pdf>. Acceso en 22 mar 2022
Revisión clínica:
Manuel Reis
Enfermero
Diplomado en Fitorerapia Clínica. Formado por la Escuela Superior de Enfermería de Porto y miembro Nº 79026 del Colegio de Enfermeros en Portugal.