Aceite de rosa mosqueta: para qué sirve y cómo usar

Abril 2021

El aceite de Rosa Mosqueta puede ser utilizado para ayudar a atenuar estrías, queloides, cicatrices y arrugas en la linea de expresión, la cual posee un potente efecto regenerador y emoliente sobre la piel, ya que es rico en ácidos grasos como ácido oleico, linoleico, además de vitamina A y algunos compuestos cetónicos.

Este aceite se obtiene a partir de las semillas de la planta silvestre Rosa mosqueta, que crece espontáneamente en la cordillera de los andes de Chile y Argentina, y cuyo nombre científico es Rosa eglanteria L. Además de esto, el aceite de rosa mosqueta es capaz de reforzar la síntesis de colágeno y elastina, nutriendo profundamente la piel y dándole firmeza y elasticidad, siendo ideal para colocarlo sobre la piel reseca o que se está descamando, dejándola suave y sedosa. 

Aceite de rosa mosqueta: para qué sirve y cómo usar

Para qué sirve 

El aceite de rosa mosqueta es indicado para la piel muy seca y áspera, para favorecer su regeneración, pudiendo ser utilizado en diversas situaciones como: 

  • Tratamiento de quemaduras;
  • Cicatrización de suturas;
  • Atenuación de cicatrices antiguas y de estrías;
  • Ulceraciones;
  • Dermatitis del pañal o también llamada pañalitis;
  • Psoriasis y dermatosis en la piel;
  • Atenuar y disfrazar las arrugas y las lineas de expresión;
  • Hidratar la piel;
  • Prevenir el envejecimiento precoz de la piel.

Además de esto durante el embarazo, este aceite puede ayudar a prevenir el desarrollo de estrías, siendo para esto recomendado su aplicación como mínimo 2 veces por día. 

Para utilizar el aceite de rosa mosqueta se recomienda que se apliquen algunas gotas sobre la piel, realizando masajes en forma circular durante 2 a 3 minutos, hasta que el aceite sea absorbido completamente por la piel. 

Cómo se utiliza 

Para utilizar el aceite de rosa de mosqueta se recomienda aplicar unas gotas sobre la piel, masajeando con movimientos circulares durante 2 a 3 minutos hasta que se haya absorbido completamente en la piel. El aceite puede aplicarse de 1 a 2 veces al día, principalmente en las zonas resecas o con cicatrices, estrías arrugas o con líneas de expresión, por ejemplo. 

En caso de que se use para prevenir estrías, el dermatólogo puede recomendar su aplicación por lo menos 2 veces al día. Es posible también aprovechar el aceite de rosa de mosqueta para hacer una crema que pueda aplicarse en la cara o en las estrías, por ejemplo.  

Cómo preparar el aceite de rosa mosqueta casero

Aceite de rosa mosqueta: para qué sirve y cómo usar

Para hacer el aceite de rosa mosqueta en casa, para nutrir y dar luminosidad a la piel, necesita de: 

Ingredientes:

  • 30 o 40 gramos de semillas de Rosa Mosqueta;
  • Aceite de almendras;
  • Pote o frasco de vidrio con tapa;
  • Frasco con gotero.

Modo de preparación:

Comenzar por retirar los bordes de cada una de las semillas con un cuchillo, cortarlas por la mitad para exponer su contenido y añadirlas en el frasco de vidrio. Agregar el aceite de almendras hasta cubrir todas las semillas. Tapar el frasco y dejar reposar la mezcla durante 20 días aproximadamente. Pasado ese tiempo, se debe colar y colocarse en un frasco con un gotero.

Modo de uso:

Se recomienda aplicar unas gotas de aceite a la piel de 1 a 2 veces al día, especialmente en las regiones más secas o con cicatrices, estrías, arrugas o líneas de expresión, por ejemplo. Este aceite también puede comprarse en una farmacia, herbolario, parafarmacia, tienda de productos naturales, en algunos supermercados y en tiendas por internet.

Crema antiarrugas con aceite de rosa mosqueta

Aceite de rosa mosqueta: para qué sirve y cómo usar

El aceite de Rosa Mosqueta también se puede utilizar para preparar una crema casera antiarrugas, que hidrata, suaviza y evita el surgimiento de arrugas y líneas de expresión en la piel. Para preparar esta crema necesita:

Ingredientes

  • 5 ml de aceite esencial de Rosa Mosqueta;
  • 20 ml de aceite de coco;
  • 30 ml de cera de abeja;
  • 1 ampolla de vitamina E;
  • Pote o frasco de vidrio con tapa.

Modo de preparación

Colocar el aceite de coco y la cera de abeja en una olla y calentar en baño maría, mezclando regularmente con una espátula, hasta que los dos ingredientes se mezclen. A continuación, añadir el aceite de rosa mosqueta y la ampolla de vitamina E, mezclar bien y dejar enfriar. Guardar en el refrigerador.

Esta crema puede aplicarse en el rostro varias veces al día según la necesidad, debiendo colocarse principalmente por la mañana y en la noche antes de dormir. 

Además de esto, para que la crema quede más líquida es posible añadirle 30 mL de aceite de coco y sólo 20 mL de cera de abeja, o si se prefiere la crema con más consistencia basta con añadir 40 mL de cera de abeja y sólo 10 a 15 mL de aceite de coco.

¿Fue útil esta información?
Más sobre este tema: