Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.
¿Qué necesitas saber?

¿Qué hacer cuando el niño tiene vómitos y diarrea?

Cuando el niño tiene vómitos acompañados de diarrea, debe ser llevado al pediatra lo más rápido posible, debido a que hay un alto riesgo de deshidratación y de desnutrición, por lo que la reposición de líquidos y electrólitos debe ser inmediata, siendo importante darle al niño suero casero, agua de coco o sales de rehidratación oral (SRO) que se compran en la farmacia para evitar que esto ocurra.

 Algunas causas comunes de estos síntomas en los niños son las infecciones por virus o bacterias, la presencia de parásitos intestinales, la ingesta equivocada de medicamentos o el consumo de alimentos dañados o contaminados. Se recomienda no dar ningún tipo de medicamentos para detener estos síntomas antes de acudir al pediatra.

¿Qué hacer cuando el niño tiene vómitos y diarrea?
¿Qué hacer cuando el niño tiene vómitos y diarrea?

Alimentación del niño con diarrea y vómito

Cuando existe la presencia de diarrea y vómitos en niños es importante que coma varias veces al día en pequeñas porciones, dándole preferiblemente alimentos cocidos los cuales son de fácil digestión para mejorar el tránsito intestinal. La tabla a continuación muestra los alimentos permitidos y los que deben ser evitados: 

Alimentos permitidosAlimentos que debe evitar
Arroz cocido con zanahoriaAlimentos integrales y granos como frijoles, lentejas, guisantes
Carnes blancas, bajas en grasa como pavo, pollo o pescado cocidoCarnes rojas
Frutas sin cáscara o cocidas como manzana, pera o banana, duraznoFrutas con cáscara y vegetales de hojas verdes o crudos
Sopas, consomé, o cremas de vegetales y tubérculos como papa, calabaza, ocumo, ñame, plátano verdeEvitar la leche y sus derivados lácteos
Puré de verduras o vegetalesSemillas, nueces, almendras, maíz
Galleta de sodaCondimentos, picantes, pimienta
Aceite que puede ser agregado a las comidas y aumentar su aporte calóricoComida chatarra, frituras, dulces

Es importante mantener este tipo de alimentación hasta que el niño permanezca más de 24 horas sin episodios de diarrea y vómito. También se recomienda la ingestión de probióticos para ayudar a equilibrar y restablecer la flora bacteriana intestinal, algunos nombres que se pueden conseguir en la farmacia son el liolactil, zir fos, vavig, lacteol, floraplus, pronell, entre otros.

Si el bebé recibe lactancia materna se debe mantener así el bebé tenga vómitos y/o diarreas. Sin embargo, es importante que sea en poca cantidad y con más frecuencia, evitando que el estómago se llene y haya mayor riesgo de que vomite después de la toma.

Cómo dar el suero oral

Para evitar la deshidratación se le debe ofrecer suero oral después de cada episodio de vómito y de diarrea, el cual puede ser comprado en las farmacias o puede ser preparado en casa de forma rápida y sencilla. Vea cómo preparar la receta de suero casero o asista al vídeo a continuación de la nutricionista Tatiana Zanin:

La cantidad a suministrar al niño debe ser de la siguiente manera:

  • Vómitos: se debe comenzar la rehidratación con poca cantidad 1 cucharadita cada 10 minutos en lactantes y en el niño más grande 5 a 10 ml cada 2 a 5 minutos; e incrementar 2 a 3 onzas cada 15  minutos, hasta que el niño tolere bien la via oral. 
  • Diarrea: se debe dar la cantidad que el niño quiera luego de la evacuación, ya que si está deshidratado responderá ingiriendo la cantidad de líquido que su cuerpo necesita; sin embargo, de forma práctica, si el niño no está deshidratado se debe ofrecer al menor de 2 años de 1/4 a 1/2 taza de suero oral, y a mayores de dos años 1/2 a 1 taza por cada evacuación. 

El suero no debe ser mezclado con otros líquidos para mejorar el sabor, ya que pueden empeorar la diarrea, y una vez abierto o preparado se debe mantener en el frigorífico durante un máximo de 24 horas, y en caso de que no sea utilizado debe descartarse.

Es muy importante que los padres estén atentos a las señales de deshidratación como ojos hundidos, llanto sin lágrimas, disminución de la cantidad de orina, piel seca, comportamiento fuera de lo normal como irritabilidad o apatía, labios agrietados debido a la sequedad en la boca y en la lengua, ya que esto puede complicar el cuadro por lo que se debe acudir inmediatamente al médico para que el niño se hidratado por vía intravenosa en caso de ser necesario. Conozca cuáles son los síntomas de deshidratación en niños y bebés.

¿Te gustó lo que leíste?   
 /  No

Si tienes alguna duda o encontraste algún error escríbenos a continuación para que podamos mejorar el texto.

Enviar Carregando elementos na página
Más sobre este tema:


Publicidad
Carregando
...