Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.

Varicela en adultos: síntomas, complicaciones y tratamiento

Cuando un adulto está contagiado de varicela, tiende a desarrollar la forma más grave de la enfermedad, presentando más sarpullido de lo normal, así como fiebre alta, dolor de oído y dolor de garganta. 

Generalmente, los síntomas son más intensos en los adultos que en los niños, pudiendo dejar a la persona incapaz de trabajar o estudiar, debiendo quedarse en casa para recuperarse más rápido. 

La transmisión debe ser evitada, previniendo el contacto con otras personas, especialmente con aquellas que todavía no padecieron la enfermedad o que no fueron vacunadas. 

Varicela en adultos: síntomas, complicaciones y tratamiento

Cuáles son los síntomas en el adulto

Los síntomas de la varicela son los mismos que en los niños, pero con mayor intensidad, presentando fiebre, cansancio, dolor de cabeza, pérdida de apetito, aparición de ampollas en todo el cuerpo y picazón intensa.

Posibles complicaciones

Las complicaciones de la varicela pueden surgir cuando el tratamiento se realiza de forma incorrecta o cuando el organismo de la persona no logra vencer al virus por sí solo, debido a que se encuentra muy debilitado. En algunos casos puede ocurrir:

  • Infecciones en otras partes del cuerpo, con riesgo de sepsis;
  • Deshidratación;
  • Encefalitis;
  • Ataxia cerebral;
  • Miocarditis;
  • Neumonía;
  • Artritis transitoria.

Se sospecha de estas complicaciones en caso de que la persona manifieste síntomas como dolor de cabeza intenso, fiebre que no baja y en caso de que surjan otros síntomas. Ante la presencia de estos síntomas, se recomienda acudir a la urgencia médica cuanto antes.

Cómo se realiza el tratamiento de varicela en el adulto

El tratamiento consiste en el uso de medicamentos antialérgicos para aliviar la comezón que causan las ampollas de la piel y medicamentos para bajar la fiebre, como el paracetamol o la dipirona.

También es importante tomar algunas precauciones como: evitar rascarse las ampollas en la piel con las uñas, para no causar llagas en la piel o una infección; beber muchos líquidos durante el día y; bañarse con permanganato de potasio para que las ampollas se sequen más rápido.

Además de esto, en personas con el sistema inmune comprometido, como en los casos de VIH o que están en tratamiento con quimioterapia, el médico puede indicar el uso de un antiviral, como el aciclovir, en las primeras 24 horas después de haberse iniciado los síntomas.

¿Es posible contagiarse de varicela 2 veces?

Sí, es posible contagiarse de varicela más de una vez, sin embargo, es una situación rara. Esto sucede, principalmente cuando el sistema inmune se encuentra comprometido o cuando la varicela fue mal diagnosticada la primera vez.

Normalmente, la persona que tuvo varicela desarrolla anticuerpos contra el virus después de la infección, por lo que es raro contagiarse de nuevo. Sin embargo, el virus de la varicela puede quedar latente en el organismo y reactivarse, produciendo síntomas de herpes zóster, que es la reactivación del virus de la varicela, pero de otra forma.

Conoce más sobre el herpes zóster.

¿Puedo contagiarme de varicela incluso vacunado?

Una persona que haya sido vacunada contra la varicela puede contagiarse, ya que esta no protege completamente contra el virus, sin embargo, estas situaciones son raras y los síntomas suelen ser más leves, desapareciendo más rápido.

Quien se vacuna contra la varicela, normalmente no presenta más de 30 marcas en el cuerpo, y su recuperación se logra en menos de 1 semana. 

¿Fue útil esta información?
Más sobre este tema:

Ajuda
Carregando
...