Para qué sirve el aceite de coco, uso y cómo prepararlo

Revisión clínica: Tatiana Zanin
Nutricionista

El aceite de coco contiene varios compuestos bioactivos con propiedades antioxidantes, como los ácidos fenólicos, y ácidos grasos de cadena media, aportando muchos beneficiosos para la salud, como ayudar a disminuir el colesterol, regular la glucosa en sangre, además de actuar como antiviral y antifúngico en varias infecciones. 

El aceite de coco natural es un producto que se obtiene a partir del coco seco o del coco fresco, siendo denominado aceite de coco refinado o extra virgen, respectivamente. El aceite de coco extra virgen es el que más posee beneficios para la salud, ya que no pasa por procesos de refinamiento y no pierde nutrientes ni es sometido a altas temperaturas.

El aceite de coco natural es muy versátil, porque además de utilizarse en la alimentación, como por ejemplo, para aderezar ensaladas, sofreír verduras o para preparar pasteles, también se puede usar como hidratante para el rostro o como mascarilla para fortalecer el cabello.

Los principales beneficios del aceite de coco incluyen:

1. Disminuir el colesterol

El aceite de coco es rico en ácidos grasos, como el ácido laúrico y el ácido oleico, los cuales tienen propiedades hipocolesterolemiantes, ya que ayudan a disminuir los niveles de colesterol LDL, llamado “malo“, y los triglicéridos en sangre, previniendo enfermedades cardiovasculares, como arteriosclerosis e infarto de miocardio.

Conozca otros alimentos que ayudan a bajar el colesterol. 

2. Actuar como antiviral 

El aceite de coco contiene ácidos grasos de cadena media, como el ácido láurico y su derivado como la monolaurina, que actúan contra algunos virus, inactivando sus efectos y ayudando en el tratamiento de las enfermedades asociadas, algunos de ellos son el virus del VIH, sarampión, estomatitis vesicular y el citomegalovirus. 

3. Ayudar a curar la candidiasis 

Según un estudio realizado, se comprobó que el aceite de coco contiene ácidos grasos con propiedades antifúngicas, que ayudan a reducir el desarrollo y crecimiento de la cándida, un hongo que puede causar infecciones en diferentes partes del cuerpo, siendo un alimento recomendado para utilizar como complemento en el tratamiento contra este tipo de infección. [1]

Conozca más alimentos que ayudan a curar la candidiasis. 

4. Mantener la piel saludable

El aceite de coco tiene propiedades hidratantes por su contenido de ácidos grasos, que ayudan a mejorar el aspecto de la piel seca y áspera, como en los casos de xerosis, siendo una opción eficaz y segura para aplicar directamente en la piel en la forma de aceite o en crema. 

Además de eso, las propiedades antioxidantes del aceite de coco ayudan a retrasar la aparición de las arrugas y la flacidez de la piel que suelen acompañar al envejecimiento. El aceite de coco también es muy utilizado para tratar varios problemas de la piel, como la psoriasis, la dermatitis, el eczema y otras infecciones. 

5. Cuidar el cabello 

El aceite de coco es uno de los mejores nutrientes para el cabello, pues aporta proteínas esenciales necesarias para nutrir y curar el pelo dañado, ayudando a su crecimiento saludable, Por eso, el aceite de coco es muy utilizado por la industria para la fabricación de diversos productos, como cremas acondicionadoras o aceites para el cuidado del cabello. 

6. Ayudar a bajar de peso

Algunos estudios refieren que el aceite de coco puede contribuir en la pérdida de peso, debido a que contiene triglicéridos de cadena media. Estas moléculas de grasa son absorbidas en el intestino y pasan directamente al hígado, donde son utilizadas para producir energía e incrementando el gasto energético. Esta energía producida es utilizada por órganos como el cerebro y el corazón, no siendo almacenada en el tejido adiposo en forma de grasa y favoreciendo la oxidación de las grasas.[2] [3]

Además de esto, también podría disminuir el hambre por causar un efecto saciante. A pesar de esto, es necesario la realización de más investigaciones al respecto, por ello lo ideal es no ingerir este aceite en grandes cantidades, porque al ser una grasa posee un alto valor calórico.

Si quiere saber cuál es su peso ideal, coloque los datos en la calculadora a continuación:

Erro
años
Erro
cm
Erro

7. Regular la glucosa en sangre 

Los ácidos monoinsaturados y los compuestos antioxidantes que contiene el aceite de coco, mejoran el funcionamiento de las células β del páncreas, encargadas de liberar la insulina en el organismo, hormona necesaria para equilibrar los niveles de azúcar en sangre, siendo un alimento importante para prevenir y controlar la diabetes. 

8. Ayudar a tratar el Alzheimer 

Los ácidos grasos de cadena media que contiene el aceite de coco, tiene un potencial para la prevención y el tratamiento de la enfermedad de Alzheimer, ya que estos ácidos grasos son fácilmente absorbidos y metabolizados por el hígado y convertidos en cuerpos cetónicos, funcionando como fuente de energía alterativa, ayudando a la función cognitiva. 

Un estudio realizado en pacientes enfermos con Alzheimer, donde fueron tratados con dosis diarias de 40 ml de aceite de coco extra virgen, los resultados mostraron que mejoraron su estado cognitivo.[4] 

Sin embargo, se necesitan realizar más estudios para poder confirmar que el aceite de coco es eficiente en los enfermos con Alzheimer. 

Información nutricional

En la tabla a continuación se indica la composición nutricional de 100 g de aceite de coco:

ComponentesAceite de coco (100 g)Aceite de coco (1 cucharada)
Energía895 kcal104 kcal
Grasas99,1 g11,5 g
Grasas saturadas82,5 g9,57 g
Grasas monoinsaturadas6,31 g0,732 g
Grasas poliinsaturadas1,7 g0,197 g
Proteínas0 g0 g
Carbohidratos0,84 g0.097 g

Para obtener los beneficios del aceite de coco mencionados anteriormente, es importante incluirlo en pequeñas porciones y en una dieta balanceada y saludable, además de realizar actividad física regularmente. 

Cómo usar el aceite de coco 

El coco es muy utilizado en la cocina de diversas formas: para aderezar ensaladas, sofreír verduras, preparar las carnes a la plancha o para la confección de pasteles.

Para esto, basta sustituir las grasas que se usan habitualmente, como el aceite de canola, la mantequilla o el aceite de oliva, por ejemplo, por aceite de coco de preferencia extra virgen. Sin embargo, como los demás aceites, por su alto aporte de calorías, entre 170 a 200 kcal, no es recomendable usar más de 1 cucharada en cada comida principal.

Además de eso, el aceite de coco se puede usar con fines cosméticos para hacer mascarillas caseras en el cabello combinado como otros componentes, como miel, aguacate o aceite de oliva. También por sus propiedades hidratantes, el aceite de coco es muy utilizado para hidratar la piel, aplicado directamente puro o en forma de cremas elaboradas industrialmente.

Otros usos habituales del aceite de coco pueden ser como protector labial o para prevenir el surgimiento de las estrías, ya que contribuye para que la piel se mantenga más elástica.

Cómo preparar el aceite de coco en casa

El aceite de coco también puede ser preparado en casa, de la siguiente manera:

Ingredientes

  • 3 vasos de agua de coco;

  • 2 cocos secos cortados en pedazos.

Modo de preparación

El primer paso para hacer el aceite de coco en casa es licuar todos los ingredientes en la licuadora y colar a seguir con la ayuda de un paño limpio. A continuación, coloque el líquido en una botella, debiendo permanecer en un sitio oscuro durante 48 horas. Al cabo de este período se debe colocar la botella en un ambiente fresco pero sin sol, durante 6 horas más.

Después de las 6 horas es necesario colocar la botella de pie en el refrigerador durante 3 horas. Con esto el aceite de coco se solidificará y para retirarlo del envase debe cortar la botella en el sitio donde se observa una separación entre el agua y el aceite, aprovechando solamente el aceite que debe colocarse en un recipiente con tapa.

¿Fue útil esta información?

Atualizado por Andreina De Almeida Rodríguez - Nutricionista, em julio de 2022. Revisión clínica por Tatiana Zanin - Nutricionista, em julio de 2022.

Bibliografía

  • U.S DEPARMENT OF AGRICULTURE. Oil, coconut. Disponível em: <https://fdc.nal.usda.gov/fdc-app.html#/food-details/330458/nutrients>. Acceso en 04 jul 2022
  • SHAMIM Khan et al. Physico-Chemical and Pharmacological Prospective of Roghan-e-Narjeel (Coconut Oil) . International Journal of Pharma Sciences and Research. 6. 1268-1273, 2015
Abrir la bibliografía completa
  • VALA G.S, KAPADIYA P.K. Medicinal Benefits of Coconut Oil. International Journal of Life Sciences Research . 2. 4; 124-126, 2014
  • DA SILVA Renan. Coconut oil: what do we really know about it so far?. Food quality and Safety. 3. 61-72, 2019
  • KUMAR Ravindra, BOSCO Sjd. Extraction Processes of Virgin Coconut Oil. MOJ Food Processing & Technology. 4. 2; 1-3, 2017
  • CARDOSO Diuli, MOREIRA Annie et al. A coconut extra virgin oil-rich diet increases HDL cholesterol and decreases waist circumference and body mass in coronary artery disease patients. Nutrición Hospitalaria. 32. 5; 2144-2152, 2015
  • OGBOLU D.O et al. In Vitro Antimicrobial Properties of Coconut Oil on Candida Species in Ibadan, Nigeria. Journal of Medicinal Food. 10. 2; 384-387, 2007
  • MUMME, Karen; STONEHOUSE, Welma. Effects of Medium-Chain Triglycerides on Weight Loss and Body Composition: A Meta-Analysis of Randomized Controlled Trials. JOURNAL OF THE ACADEMY OF NUTRITION AND DIETETICS. Vol.15. 2.ed; 249-263, 2015
  • MAHAYOTHEE, Busarakorn. Phenolic Compounds, Antioxidant Activity, and Medium Chain Fatty Acids Profiles of Coconut Water and Meat at Different Maturity Stages. International Journal of Food Properties. Vol.16. 9.ed; 2041-2051, 2016
Revisión clínica:
Tatiana Zanin
Nutricionista
Formada por la Universidad Católica de Santos con registro profesional CRN-3 nº 15097. Especialista en nutrición clínica por la Universidad de Porto.