Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.
¿Qué necesitas saber?

Tratamiento de hiperplasia prostática

Para tratar el agrandamiento de la próstata, llamada científicamente hiperplasia benigna de la próstata, el urólogo generalmente indica el uso de medicamentos para relajar los músculos de la próstata, ayudando así a aliviar los síntomas como por ejemplo dificultad para orinar o la ganas frecuentes de orinar.

Sin embargo, en casos más graves, en los que no es posible controlar los síntomas con la medicación, puede ser necesario realizar una cirugía para quitar la próstata y resolver el problema.

Tratamiento de hiperplasia prostática

1. Medicamentos

El tratamiento para el agrandamiento de la próstata generalmente es iniciado con el uso de medicamentos que ayudan a aliviar los síntomas y evitar complicaciones como retención urinaria o piedras en los riñones, por ejemplo.  

Algunos de los medicamentos más recetados por el urólogo son: 

  • Medicamentos para relajar los músculos de la próstata como alfa bloqueadores donde se incluyen tamsulosina, alfuzosina, doxazosina y silodosina;
  • Medicamentos para reducir las hormonas masculinas y disminuir el tamaño de la próstata como finasterida y dutasterida;
  • Antibióticos para disminuir la inflamación de la próstata, en caso exista como ciprofloxacina.

Estos medicamentos pueden ser utilizados por separado o combinados, dependiendo de los síntomas presentados y del tamaño de la próstata.

En los casos en que el hombre también presenta cáncer de próstata, generalmente el médico recomienda realizar una cirugía para retirar la próstata, así como radioterapia y/o quimioterapia para eliminar las células malignas del tumor.

2. Tratamiento natural

Además del tratamiento con medicamentos es posible utilizar extractos naturales para ayudar a aliviar más rápidamente los síntomas. Sin embargo, este tipo de tratamiento no debe sustituir el tratamiento indicado por el médico, debiendo apenas complementarlo. 

Algunas de las plantas medicinales utilizadas en el tratamiento natural de este problema son:

1. Saw Palmetto

Esta planta, de nombre científico Serenoa repens, posee excelentes propriedades antiinflamatorias y diuréticas que ayudan a desinflamar la próstata y facilitan el paso de la orina. Algunas marcas que contienen este compuesto pueden ser el prostasan, prosgutt y urogutt.

Para obtenerse todo el efecto es recomendable tomar 1 cápsula de Saw Palmetto en el desayuno y en la cena. Otra opción es tomar 1 cucharadita en polvo de Saw Palmetto mezclado en un vaso de agua, 2 veces por día. 

2. Pygeum africanum

Esta sustancia se retira del interior de la corteza del árbol de ciruela africana y se utiliza a menudo para tratar el problema urinario y de la próstata, reduciendo las ganas urgentes de orinar.

La Pygeum africanum puede ser comprada en forma de cápsulas en tiendas de productos naturales y debe ser ingerida en dosis entre 25 y 200 mg al día.

3. Cirugía

La cirugía para tratar la próstata aumentada está indicada en los casos más graves, principalmente cuando se usa sonda vesical para conseguir orinar, o hay gran cantidad de sangre en la orina, cuando no hubo mejoría con el tratamiento farmacológico o cuando hay presencia piedras en la vejiga o insuficiencia renal, por ejemplo.

Las técnicas quirúrgicas más utilizadas incluyen:

  • Prostatectomía/adenomectomía:cosiste en la remoción de la parte interna de la próstata a través de una cirugía abdominal normal;
  • Resección transuretral de la próstata, también conocida como endoscopia clásica: la remoción de la próstata se realiza con un aparato que se introduce por la uretra;
  • Electrovaporización de la próstata o GreenLight: es semejante a la resección transuretral, pero utiliza una reacción térmica, teniendo un alta del hospital más rápida. 

Además de estas cirugías, en algunos casos, se puede realizar sólo un pequeño corte en la próstata para facilitar el paso de la uretra, sin que sea necesario retirar la próstata. Vea por qué la cirugía debe realizarse cuanto antes:

Cómo aliviar el malestar de la hiperplasia prostática

Para mejorar el malestar causado por la hiperplasia prostática, algunos consejos son:  

  • Orinar siempre que tenga ganas, evitando aguantar la orina;
  • Evitar beber muchos líquidos de una sola vez, al final de la tarde, antes de dormir o en sitios donde no existe baño;
  • Hacer actividad física y fisioterapia para fortalecer los músculos pélvicos, llamados ejercicios de Kegel. Vea cómo realizar estos ejercicios;
  • Orinar de 2 en 2 horas, así no tenga ganas de orinar;
  • Evitar alimentos condimentados y bebidas diuréticas como café y bebidas alcohólicas, naranja, limón, lima, piña, aceitunas, chocolate o frutos secos;
  • No dejar la orina goteando al final de la micción, apretando la uretra, para evitar infecciones;
  • Evitar medicamentos que provoquen retención urinaria como los descongestivos nasales;

Además de esto, los hombres con facilidad para desarrollar estreñimiento deben aumentar la ingesta de agua y los alimentos laxantes para estimular el funcionamiento del intestino, ya que el estreñimiento puede empeorar la incomodidad de que general el aumento de la próstata. 

¿La próstata aumentada puede convertirse en cáncer?

No, la hiperplasia benigna de la próstata es una enfermedad diferente a un adenocarcinoma de próstata, y el hombre que tenga un aumento de la próstata puede tener cáncer de próstata como cualquier otro hombre, por lo que una enfermedad no desencadena la otra.

¿Fue útil esta información?   
 /  No

Si tiene alguna duda, escríbala en el espacio a continuación para que podamos mejorar nuestro texto:

Atenção! Solo podremos responderle si coloca su email a continuación.
Recibirá un email con un enlace al que debe acceder para confirmar que el email le pertenece.
Más sobre este tema:

Publicidad
Carregando
...
Fechar Simbolo de finalizado

Puede preguntar

Fechar
¡Es hora de quitarse todas las dudas!
Erro
Erro
Erro
Marque la casilla de verificación anterior.
Enviar mensaje