Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.
¿Qué necesitas saber?

Tratamento para Cáseum

El tratamiento para el cáseum o tonsilolitos, generalmente no es necesario, siendo importante mantener sólo una buena higiene bucal. El cáseum son bolitas de pus blancas o amarillentas que se forman en las amígdalas.

Sin embargo, cuando el cáseum amigdalar causa síntomas como mal aliento, garganta inflamada o dificultad para tragar puede ser hecho el tratamiento casero que ayuda a eliminar las bolitas y aliviar los síntomas. Algunas opciones son: 

  • Gárgaras con agua tibia y sal: mezclar 1 vaso de agua tibia con 1 cda de sal;
  • Gárgaras con enjuagues bucales: como Listerine, Tantum, Colgate u Oral B después de cepillarse los dientes.

En el caso de que estos tratamientos no alivien los síntomas después de 5 días, es necesario consultar a un otorrinolaringólogo, ya que puede ser necesario hacer tratamiento medicamentoso, que puede incluir el uso de Ibuprofeno o de algún antibiótico como la Amoxicilina. 

Tratamento para Cáseum

¿Cuándo es necesario tratar quirúrgicamente?

La cirugía sólo es utilizado en pocos casos cuando los medicamentos no son capaces de combatir el surgimiento de los tonsilolitos o cuando existe la aparición constante de amigdalitis. 

En estos casos, la cirugía utilizada es la amigdalectomía que consiste en retirar ambas amígdalas. El postoperatorio no siempre es fácil, ya que los pacientes pueden tener muchos dolores de garganta y de oído durante varios días. El uso de medicamentos para aliviar el dolor como el paracetamol o la aspirina está recomendado para aliviar el malestar. 

Otra opción es el uso de láser para remover el cáseum, ya que cierra las cavidades de las amígdalas, que son cavidades presentes en las amígdalas, impidiendo la formación y la acumulación de bolitas amarillas en la garganta. 

Señales de mejora

Las señales de mejoría del cáseum puede demorar hasta 3 días en aparecer e incluyen la disminución del número de bolitas en la garganta y disminución del mal aliento. 

Señales de que se agrava

Estas señales son más frecuentes cuando el tratamiento no es hecho correctamente o no existe buena higiene bucal, empeorando el dolor de garganta, dificultad para tragar y fiebre por encima de 38ºC, debido a la aparición frecuente de amigdalitis. 

Más sobre este tema:
Carregando
...