Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.
¿Qué necesitas saber?

¿Cómo tratar la Erisipela?

El tratamiento de la erisipela puede realizarse mediante el uso de antibióticos en forma de comprimidos, jarabes o inyecciones recetados por el médico durante unos 10 a 14 días, además de tener algunos cuidados como reposo y elevación del miembro afectado para ayudar a desinflamar la región.

Cuando la erisipela no es grave, el tratamiento se puede hacerse en casa, pero existen situaciones en las que es necesario ser ingresado al hospital para la aplicación de antibióticos directamente en la vena como ocurre en los casos done las lesiones son muy grandes o que afectan áreas sensibles como por ejemplo el rostro.

La erisipela es una infección de la piel que provoca lesiones rojas, inflamadas y dolorosas, que pueden desarrollar ampollas y áreas moradas, es causada por una bacteria llamada Streptococcus pyogenes. A pesar de ser más frecuente en personas con más de 50 años de edad y obesos, la erisipela puede afectar a cualquier persona, especialmente cuando hay un proceso de inflamación crónico o presencia de heridas en la piel. Vea más información sobre las causas y cómo identificar la erisipela.

¿Cómo tratar la Erisipela?

Antibióticos para Erisipela

El tratamiento para la erisipela tiene una duración de 10 a 14 días aproximadamente, cuyo tratamiento debe ser prescrito por el médico y que incluye la ingestión de antibióticos como: 

  • Penicilina, siendo este el más usado;
  • Amoxicilina;
  • Cefradina;
  • Cefadroxilo;
  • Ampicilina;
  • Ceftriaxona;
  • Ciprofloxacino, cuando se sospecha de más de un tipo de bacterias, lo que es más común en los diabéticos.

Para quien tiene alergia a la penicilina, el médico podrá indicar otras opciones como Eritromicina, Claritromicina o Clindamicina.

Es muy importante seguir el tratamiento rigurosamente para evitar que la enfermedad se complique generando un linfedema crónico o una erisipela recurrente.

Pomada para erisipela

En el caso de la erisipela bullosa, en el que se forma una lesión húmeda con ampollas rellenas de un líquido transparente, se puede asociar al tratamiento antimicrobianos tópicos como el ácido fusídico al 2%, o sulfadiazina argéntica al 1%.

Cuándo es necesario permanecer hospitalizado

Existen situaciones que pueden agravarse y que representan un riesgo para la salud de la persona, y en estos casos, se recomienda que el paciente permanezca hospitalizado con la utilización de antibióticos via intravenosa, y con una monitorización más cuidadosa. Las situaciones que indican internamiento en el hospital son:

  • Ancianos;
  • Presencia de lesiones graves con ampollas, áreas de necrosis, sangrado o con pérdida de sensibilidad;
  • Presencia de signos y síntomas que indican que la enfermedad se está agravando como caída de la presión arterial, confusión mental, agitación o disminución de la cantidad de orina;
  • Presencia de otras enfermedades graves como insuficiencia cardíaca, inmunidad comprometida, insuficiencia del hígado o enfermedades pulmonares avanzadas, por ejemplo.

En estos casos, se indican antibióticos que se pueden ser aplicados directamente en la vena y, en algunos casos se le colocan antibióticos con mayor potencia como por ejemplo Penicilina procaína, Ampicilina, Cefazolina, Claritromicina, Imipenem o Vancomicina, que son indicados por el médico dependiendo de la necesidad de cada paciente.

Opciones de tratamiento casero

Durante el tratamiento de la erisipela, algunas actitudes que pueden ayudar en la recuperación incluyen permanecer con el miembro afectado elevado, lo que facilita el retorno venoso y disminuye la inflamación.

También se recomienda permanecer en reposo durante la recuperación, mantenerse bien hidratado y mantener los bordes de la lesión limpia y bien seca. Se debe evitar colocar en la región pomadas caseras u otras sustancias no indicadas por el médico, ya que pueden entorpecer el tratamiento e inclusive empeorar la lesión.

Cómo prevenir la Erisipela

Para prevenir la erisipela, es necesario disminuir o tratar las condiciones que aumentan su riesgo como perder peso en caso de obesidad y tratar enfermedades que causan inflamación crónica de los miembros como insuficiencia cardíaca o insuficiencia venosa. Si aparecen heridas en la piel, deben mantenerse limpias y secas para evitar que se infecten.

Para las personas que tienen erisipela que surge repetidamente, el médico podrá indicar el uso de un antibiótico como prevención de nuevas infecciones como por ejemplo la Penicilina o la Eritromicina.

Más sobre este tema:


Publicidad
Carregando
...