Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.
¿Qué necesitas saber?

Principales tipos de vaginitis

La vaginitis corresponde a la inflamación de la vagina y del cuello uterino producida por bacterias, hongos o protozoarios, la cual lleva al surgimiento de flujo vaginal blanco y lechoso. Esa inflamación es más frecuente en mujeres que tienen contacto íntimo frecuente y que no usan preservativo durante las relaciones sexuales, principalmente. 

El diagnóstico de la vaginitis es realizado por el ginecólogo a partir del análisis de los síntomas presentados por la mujer, exploración de la zona íntima y realización de algunos exámenes para confirmar la enfermedad. A partir de la identificación del microorganismo que está causando la vaginitis, el médico puede indicar el mejor tratamiento.

Principales tipos de vaginitis

Tipos de vaginitis

De acuerdo con la causa, la vaginitis puede clasificarse en:

  • Vaginitis bacteriana: este tipo de vaginitis es causada por bacterias, principalmente Gardnerella sp. La inflamación ocasionada por la infección de este género de bacterias lleva al surgimiento de flujo vaginal de mal olor y dolor durante el contacto íntimo. Conozca más sobre la Gardnerella sp.
  • Vaginitis fúngica: esta es causada principalmente por hongos del género Candida, la cual normalmente está presente en la vagina, pero ante situaciones que favorezca cierta temperatura y humedad, pueden proliferar y causar infección. Conozca más sobre el tratamiento de la candidiasis genital.
  • Vaginitis por protozoarios: el principal protozoario responsable de la vaginitis en las mujeres es la Trichomonas vaginalis, que causa sensación de quemazón, ardor y muchas ganas de orinar. Conozca cómo identificar los síntomas de tricomoniasis.

Para saber cuál es el microorganismo responsable de la vaginitis, es necesario que el ginecólogo solicite la realización de un examen microbiológico que debe ser realizado a partir de la obtención de secreción vaginal en el laboratorio. A partir del resultado del examen, el médico podrá establecer el tratamiento de acuerdo con la causa.

Cómo se realiza el diagnóstico

El diagnóstico de vaginitis es realizado por el ginecólogo por medio de algunos exámenes, como la colposcopia, el test de Schiller y papanicolau, sin embargo este último es poco específico para el diagnóstico de vaginitis y no evidencia muy bien los signos de inflamación vaginal.

Por eso, en caso de que haya sospecha de vaginitis, el médico puede indicar la realización de una colposcopia, la cual permite evaluar el cuello uterino, la vulva y la vagina, pudiendo identificar alteraciones que sean sugestivas de vaginitis. Conozca cómo se realiza la colposcopia.

Además, para identificar al microorganismo responsable de la inflamación y poder iniciar el tratamiento más adecuado, el médico puede solicitar análisis microbiológicos que se realizan a partir de la secreción vaginal.

Principales signos y síntomas

La inflamación vaginal se caracteriza principalmente por la presencia de flujo vaginal blanquecino, homogéneo de aspecto lechoso, que también puede ser grumoso. Algunas mujeres también pueden percibir un olor desagradable, semejante al del pescado, el cual empeora después del contacto íntimo. En algunos casos, pueden observarse la presencia de puntitos rojos o blancos en la mucosa de la vagina y en el cuelo del útero, además de la hinchazón de la zona. 

Además del flujo, el médico puede identificar, durante la realización de exámenes, signos en el cuello del útero o en la mucosa vaginal, diferenciando los tipos de vaginitis en:

  • Vaginitis difusa, se caracteriza por la presencia de pequeños puntos rojos en la mucosa vaginal y en el cuello del útero;
  • Vaginitis focal, en la que se pueden observar manchas rojas redondas en la mucosa vaginal;
  • Vaginitis aguda, que se caracteriza por la hinchazón de la mucosa vaginal además de la presencia de puntos rojos;
  • Vaginitis crónica, en la que se observan puntitos blancos y rojos en la vagina.

A partir de la observación de los signos durante el examen ginecológico, el médico podrá indicar la gravedad de la inflamación, además de evitar el riesgo de complicaciones, como endometriosis y enfermedad pélvica inflamatoria, por ejemplo. 

¿Cuál es el tratamiento?

El tratamiento de la vaginitis se realiza con el uso de medicamentos vía oral o aplicados directamente en la zona íntima. A pesar de no ser una situación grave, la inflamación vaginal debe tratarse lo antes posible para evitar que la lesión se agrave, ya que esta facilita el surgimiento de otras enfermedades como VPH y SIDA, por ejemplo. 

Durante el tratamiento se le recomienda a la mujer que no tenga relaciones sexuales, ni siquiera usando preservativo, debido a que la fricción del pene en la vagina puede ser molesta. 

¿Fue útil esta información?   
 /  No

Si tiene alguna duda, escríbala en el espacio a continuación para que podamos mejorar nuestro texto:

¡Atención! Solo podremos responderle si coloca su email a continuación.
Recibirá un email con un enlace al que debe acceder para confirmar que el email le pertenece.
Más sobre este tema:

Publicidad
Carregando
...
Fechar Simbolo de finalizado

Puede preguntar

Fechar
¡Es hora de quitarse todas las dudas!
Erro
Erro
Erro
Marque la casilla de verificación anterior.
Enviar mensaje