Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.
¿Qué necesitas saber?

Principales tipos de Shock, síntomas y tratamiento

El shock es una situación que surge cuando la cantidad de oxígeno en el cuerpo se encuentra muy baja y las toxinas se van acumulando, pudiendo causar lesiones en varios órganos y poniendo la vida en peligro.

El estado de choque puede producirse por diversas causas y, para cada tipo de choque hay una definición específica, como el choque anafiláctico, séptico o hipovolémico, por ejemplo. Cuando se sospecha de un caso de shock es muy importante acudir de inmediato al servicio de urgencias del hospital, para que se inicie el tratamiento adecuado y evitar complicaciones.

Por lo general, el tratamiento se realiza estando internado en el hospital en una unidad de terapia intensiva, de esta forma es posible aplicar los tratamientos directamente en el torrente sanguíneo y mantener una observación constante de los signos vitales.

Principales tipos de Shock, síntomas y tratamiento

Los tipos de shock que se presentan con más frecuencia son:

1. Shock séptico

Este tipo de choque, también conocido como septicemia, se produce cuando una infección que se localizaba en sólo un lugar del cuerpo, consigue llegar al torrente sanguíneo y diseminarse por todo el cuerpo, afectando a varios órganos. Generalmente el choque séptico es más frecuente en personas con el sistema inmune debilitado, como en niños, ancianos o pacientes con lupus o VIH, por ejemplo.

Posibles síntomas: pueden surgir signos como fiebre por arriba de 40ºC, convulsiones, frecuencia cardíaca muy elevada, respiración rápida y desmayo. Conozca otros síntomas que puede generar un shock séptico.

Cómo se trata: el tratamiento se hace con el uso de antibióticos, puede ser necesario usa suero en la vena y aparatos para ayudar al paciente a respirar.

2. Shock anafiláctico

El choque anafiláctico se presenta en personas que tienen una alergia muy grave a alguna sustancia, como sucede en algunos casos de alergia a la nueces, picadas de abeja o pelo de animales, por ejemplo. Este tipo de choque provoca una respuesta exagerada del sistema inmune, generando inflamación del sistema respiratorio.

Posibles síntomas: es muy común sentir la presencia de una bola atorada en la garganta, así como presentar una hinchazón exagerada en la cara, dificultad para respirar y el aumento de los latidos cardíacos.

Cómo se trata: es necesaria una inyección de adrenalina lo más rápido posible para detener los síntomas y evitar que la persona no pueda respirar. De esta forma, el muy importante acudir de inmediato al servicio de urgencias o llamar al número de emergencias. Algunas personas con un historial de alergia o choque anafiláctico puede traer con ellos en la bolsa o ropa una inyección de adrenalina que debe ser usada cuando se presente un caso de choque anafiláctico.

3. Shock hipovolémico

El choque hipovolémico surge cuando no existe sangre suficiente para llevar oxígeno hasta los órganos más importantes como el corazón y cerebro. Normalmente, este tipo de choque se presenta después de un accidente cuando hay una hemorragia grave, que puede ser tanto externa como interna.

Posibles síntomas: algunos síntomas incluyen dolor de cabeza leve, cansancio excesivo, mareos, náuseas, piel pálida y fría, sensación de desmayo y labios azulados. Conozca otros síntomas del choque hipovolémico.

Cómo se trata: casi siempre es necesario hacer una transfusión de sangre para reponer la cantidad de sangre perdida, así como tratar la causa que llevó al surgimiento de la hemorragia. Por eso, se debe acudir al hospital en caso de que haya sospecha de una hemorragia.

4. Shock cardiogénico

Este tipo de choque se produce cuando el corazón deja de ser capaz de bombear sangre a todo el cuerpo, por lo que es más frecuente después de un infarto, intoxicación por medicamentos o infección generalizada. Sin embargo, personas con arritmias, insuficiencia cardíaca o enfermedad coronaria también tienen un riesgo elevado de sufrir un episodio de choque cardiogénico.

Posibles causas: normalmente se observa palidez, aumento del los latidos cardíacos, disminución de la presión arterial , somnolencia y disminución de la cantidad de orina.

Cómo se trata: es necesario que se reciba tratamiento lo más pronto posible en el hospital para evitar un paro cardíaco, siendo necesario permanecer internado para la aplicación de medicamentos en la vena o realizar una cirugía cardíaca, por ejemplo. Vea más sobre el shock cardiogénico.

5. Shock neurogénico

El choque neurogénico aparece cuando hay una pérdida repentina de las señales nerviosas del sistema nerviosos, dejando de enervar a los músculos del cuerpo y los vasos sanguíneos. Normalmente, este tipo de choque es señal de problemas graves en el cerebro o en la médula espinal.

Posibles síntomas: pueden incluir dificultad para respirar, disminución de los latidos cardíacos, mareos, sensación de desmayo, dolor en el pecho y disminución de la temperatura corporal, por ejemplo.

Cómo se trata: el tratamiento se debe iniciar rápidamente en el hospital con la administración de medicamentos directamente en la vena para controlar los síntomas, así como cirugía para corregir las lesiones en la médula o en el cerebro en caso de que sea necesario.

¿Te gustó lo que leíste?   
 /  No

Si tiene alguna duda o encontró algún error, escríbenos a continuación para que podamos mejorar el texto. No le responderemos directamente. Si quiere una respuesta haga clic en Contacto.

Enviar Carregando elementos na página
Más sobre este tema:


Publicidad
Carregando
...
Fechar

Puede preguntar

Fechar
¡Es hora de quitarse todas las dudas!
Erro
Erro
Erro
Marque la casilla de verificación anterior.
Enviar mensaje