Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.

Tendinitis de la pata de ganso: qué es, síntomas y tratamiento

La tendinitis de la pata de ganso, también llamada tendinitis anserina, es una inflamación en la región de la rodilla, la cual está compuesta por tres tendones: el sartorio, el grácil y el semitendinoso. Este conjunto de tendones es el responsable por el movimiento de flexión de la rodilla y se encuentra ubicado cerca de la bursa anserina, que es una bolsa con líquido que funciona como un amortiguador de impacto en la rodilla. 

Este tipo de tendinitis ocurre, principalmente, en mujeres que están por encima de su peso y también puede surgir debido a otros problemas de salud, como diabetes, pies planos, deformidades en la rodilla, traumas o exceso de actividad física que exija esfuerzo de la rodilla. 

El tratamiento para la tendinitis de la pata de ganso es indicado por un médico ortopedista después de la realización de exámenes como ecografía o resonancia magnética, y consiste en reposo, aplicación de hielo en la región de la rodilla, fisioterapia, acupuntura y uso de medicamentos antiinflamatorios y analgésicos, con la finalidad de reducir la inflamación y aliviar el dolor. 

Tendinitis de la pata de ganso: qué es, síntomas y tratamiento

Principales síntomas

La tendinitis de la pata de ganso es una inflamación que afecta los nervios de la rodilla y provoca síntomas como:

  • Dolor en la cara interna de la rodilla;
  • Dificultad para subir o bajar escaleras;
  • Sensibilidad al palpar la región de la rodilla;
  • Dolor palpitante en la rodilla al sentarse. 

En ciertos casos, la región lateral de la rodilla puede hincharse, sin embargo, esto no es muy común en este tipo de tendinitis. Las personas con tendinitis de la pata de ganso pueden sentir punzadas al caminar que tienden a empeorar en el período nocturno y en el clima frío, pudiendo afectar la calidad del sueño y generar ansiedad. 

El dolor provocado por este tipo de tendinitis usualmente es intenso y perjudica el desarrollo de actividades del día a día, siendo recomendado consultar al ortopedista, el cual podrá solicitar exámenes, como ultrasonido o resonancia magnética, con la finalidad de confirmar el diagnóstico y recomendar el tratamiento más apropiado. 

Asimismo, consultar el médico es importante, pues estos síntomas pueden indicar otras alteraciones, como la lesión en el menisco. Conozca qué es la lesión en el menisco y cómo tratarla

Posibles causas

La tendinitis de la pata de ganso es una enfermedad que afecta, comúnmente, a mujeres que tienen sobrepeso y personas que sufren de diabetes, osteoartritis y artritis reumatoide, siendo que las principales causas pueden ser: 

  • Actividades físicas que exigen esfuerzo de la rodilla, como correr y maratones de larga distancia;
  • Pies planos;
  • Trauma en la rodilla;
  • Compresión de los nervios de los tendones de la rodilla;
  • Retracción de la musculatura posterior del muslo;
  • Lesión del menisco medial.

Este tipo de inflamación de la rodilla es más común en mujeres por el hecho de que, usualmente, poseen la pelvis más ancha y, por consecuencia, tienen una angulación mayor de la rodilla, lo que hace que se ejerza mayor presión sobre la región de los tendones que forman la pata de ganso. 

Cómo se realiza el tratamiento

El tratamiento para la tendinitis de la pata de ganso es muy parecido al tratamiento de la bursitis en la rodilla, siendo indicado por un traumatólogo y pudiendo ser realizado a través de:

1. Reposo

El reposo es un paso muy importante en la recuperación de este tipo de tendinitis, pues evita el movimiento de la rodilla y, por ende, ayuda a los nervios de la pata de ganso a recuperarse. En este tipo de lesión, es importante que la persona se acueste con la pierna estirada y, además, se debe utilizar una almohada entre los muslos al dormir. 

Durante el reposo se pueden llevar a cabo actividades habituales del día a día, no obstante, es necesario evitar subir y bajar escaleras, hacer sentadillas o agacharse, correr, caminar largas distancias y permanecer mucho tiempo sentado con la rodilla flexionada. 

2. Crioterapia

La crioterapia se trata de la aplicación de hielo en la zona de la lesión, esta puede ser usada en el tratamiento de la tendinitis de la pata de ganso, pues disminuye el dolor y ayuda a reducir la inflamación de la rodilla; debe utilizarse mediante bolsas de gel congeladas en el congelador, bolsas con hielo o compresas, durante un período de 20 minutos cada 2 horas. 

Al colocar la compresa de hielo en la rodilla es necesario proteger la piel antes con un paño o una toalla de rostro, pues el hielo en contacto con la piel puede provocar enrojecimiento, irritación e incluso quemaduras. 

3. Medicamentos

Ciertos medicamentos pueden ser indicados para tratar este tipo de tendinitis, como los antiinflamatorios, los cuales ayudan a disminuir el proceso inflamatorio de la región de la pata de ganso. En algunos casos, el médico puede recomendar el uso de corticoides orales, los cuales deben ser tomados por el período indicado, inclusive si el dolor mejora. 

Algunas plantas y extractos naturales tienen acción antiinflamatoria y pueden ser usados para ayudar a minimizar el dolor en la rodilla, como por ejemplo, el té de jengibre y el té de anís. Conozca otros remedios caseros para la tendinitis

Otra forma de aliviar los síntomas de la tendinitis de la pata de ganso es a través de la inyección de anestésico con corticoide, siendo el más indicado para situaciones en las que también ocurra la bursitis en la rodilla. 

4. Fisioterapia

El tratamiento con fisioterapia puede ser realizado por medio de ejercicios de rehabilitación que deben ser orientados por un profesional fisioterapeuta y que consisten en el fortalecimiento de los músculos que sustentan la rodilla y en el estiramiento de los tendones de la pata de ganso. 

Otras técnicas de la fisioterapia también pueden ser recomendadas, como la aplicación de ultrasonido en la rodilla, que estimula las células del cuerpo a combatir la inflamación y ayuda a aliviar el dolor y a reducir la hinchazón en la zona de la tendinitis. La estimulación eléctrica transcutánea, conocida como TENS, también es un tratamiento fisioterapéutico indicado para este tipo de tendinitis, pues utiliza el estímulo eléctrico para mejorar la inflamación de la pata de ganso. Conozca más acerca de la técnica de TENS y cuáles son sus beneficios

5. Acupuntura

La acupuntura es un tipo de tratamiento de la medicina tradicional china, la cual se basa en la estimulación de puntos específicos del cuerpo para liberar el flujo de energía y disminuir el dolor, promoviendo así el bienestar físico y mental. Este tipo de tratamiento puede ser usado para ayudar al tratamiento de la tendinitis a través de la aplicación de agujas finas, láser o semillas de mostaza en regiones del cuerpo para disminuir la inflamación de los tendones de la pata de ganso. Conozca más acerca de la Acupuntura: qué es, para qué sirve, tipos y cómo funciona

¿Fue útil esta información?

Bibliografía

  • HELFENSTEIN JR, Milton; KUROMOTO, Jorge. A síndrome anserina. Rev Bras Reumatol. Vol.50, n.3. 313-327, 2010
  • WALDMAN, Steven D. Atlas of Common Pain Syndromes. 4.ed. United States of America: Elsevier, 2019. 468-471.
  • REVISTA MEDICINA DESPORTIVA. Infiltrações e punções em traumatologia do desporto - teno-bursite da pata de ganso. 2011. Disponible en: <http://revdesportiva.pt/files/PDFs_site_2011/2_Mar/Site_Rev_08_P28-P29_Infiltracoes_Raul.pdf>. Acceso en 10 Dic 2019
  • AMERICAN ACADEMY OF ORTHOPAEDIC SURGEONS. Pes Anserine (Knee Tendon) Bursitis. Disponible en: <https://orthoinfo.aaos.org/en/diseases--conditions/pes-anserine-knee-tendon-bursitis>. Acceso en 10 Dic 2019
  • RENNIE, Winston J; SAIFUDDIN, A. Pes anserine bursitis: incidence in symptomatic knees and clinical presentation. Skeletal Radiol. Vol. 34, n.7. 395-398, 2005
Más sobre este tema:

Ajuda
Carregando
...