Resequedad en la nariz: 10 causas (y qué hacer)

Actualizado en febrero 2024

La resequedad en la nariz puede ser causada por estar en ambientes muy secos, usar calefacción, tener rinitis alérgica, gripe o resfriado, por deshidratación o por el uso excesivo de descongestionantes nasales, por ejemplo.

Dependiendo de la causa, la sequedad en la nariz puede estar acompañada de otros síntomas, como comezón nasal, garganta seca, tos, estornudos, lagrimeo excesivo, dolor de cabeza, sangrado nasal, fiebre o malestar.

Es importante consultar al otorrinolaringólogo o médico general siempre que exista resequedad en la nariz, en especial si está acompañada de otros síntomas, para que la causa sea diagnosticada y sea iniciado el tratamiento más adecuado.

Imagem ilustrativa número 1

10 causas de resequedad en la nariz

Las principales causas de sequedad en la nariz incluyen:

1. Aire seco y aire acondicionado

La resequedad e irritación en la nariz puede surgir debido al aire seco y con poca humedad, siendo más común durante el invierno o en regiones con baja humedad en el aire.

La nariz reseca debido al aire seco y con poca humedad también puede ocasionar sangrados en la nariz.

Asimismo, el uso de aire acondicionado para enfriar el ambiente en el verano también torna el aire más seco, lo que favorece la resequedad de las mucosas de la nariz y la garganta.

Qué hacer: se recomienda beber mucha agua y usar un humidificador de ambiente, pues esto aumenta la humedad del aire, reduciendo la sequedad e irritación nasal. Vea otras formas de humidificar el aire.

2. Uso de calefacción

El uso de calefacción durante el invierno también puede dejar el aire del ambiente más seco, favoreciendo la irritación de las narinas y el surgimiento de sequedad nasal.

Qué hacer: se debe utilizar un humidificador de aire con el objetivo de evitar la disminución de la humedad del mismo, pues esto ocasiona resequedad en la nariz.

3. Gripe y resfriado

La gripe y el resfriado pueden causar sequedad nasal, siendo causados por infecciones por virus, como influenza o rinovirus, por ejemplo, que pueden entrar por la nariz, causando inflamación e irritación en la mucosa nasal.

Además de la sensación de nariz reseca, la gripe o el resfriado también pueden generar otros síntomas, como garganta seca, tos, fiebre, estornudos, dolor de cabeza y dolor de cuerpo.

Qué hacer: se debe guardar reposo y mantener el cuerpo hidratado, bebiendo bastantes líquidos. Además, el otorrinolaringólogo o médico general puede indicar el uso de medicamentos para aliviar los síntomas, como analgésicos, antiinflamatorios o antihistamínicos, por ejemplo.

4. Rinitis alérgica

La rinitis alérgica es una causa común de sequedad nasal, pues provoca inflamación e irritación de la mucosa de la nariz. Otros síntomas son comezón en los ojos y en la nariz, lagrimeo y estornudos constantes.

La rinitis alérgica es causada por el contacto con sustancias alergénicas, como polvo, polen, pelo de animales o algunas plantas, por ejemplo, y puede ser más frecuente durante la primavera o el otoño.

Qué hacer: el tratamiento de la rinitis alérgica debe ser indicado por el alergólogo u otorrinolaringólogo, pudiendo ser recomendado el uso de medicamentos antialérgicos como desloratadina o cetirizina, por ejemplo. Además, es fundamental evitar el contacto con la sustancia que causó la alergia.  Vea los principales antialérgicos que pueden ser indicados por el médico

5. Exposición a sustancias irritantes

La resequedad en la nariz puede ocurrir debido a la exposición a sustancias irritantes, como polución, por ejemplo, que pueden generar irritación de la mucosa nasal.

Asimismo, otros síntomas que pueden surgir son comezón en la nariz o garganta o dolor de garganta, por ejemplo.

Qué hacer: se debe evitar la exposición a sustancias que causan irritación nasal. En caso de que no sea posible, se pueden utilizar gotas de suero fisiológico en las narinas para aumentar la hidratación de la mucosa nasal, además de beber bastante agua.

6. Hábito de fumar

El hábito de fumar puede causar irritación e inflamación en las mucosas de la boca, garganta y narinas, dando como resultado nariz reseca y sequedad de la garganta y la boca.

Además, el hábito de fumar puede ocasionar el desarrollo de cáncer de pulmón, de nariz, de senos paranasales, entre otros.

Qué hacer: se debe dejar de fumar para evitar la sequedad nasal, además de otros problemas graves de salud. 

Asimismo, se debe consultar al médico general para que indique medidas para dejar de fumar o medicamentos, como bupropión o vareniclina, por ejemplo. Conozca los principales medicamentos para dejar de fumar

7. Alergias

La alergia ocurre debido a la liberación de histamina en el cuerpo, que es responsable por los síntomas de alergia cuando se entra en contacto con alguna sustancia irritante, como polvo, polen o pelos de animales, por ejemplo.

Esto puede ocasionar sequedad nasal debido a la irritación o a la inflamación de la mucosa nasal, además de otros síntomas como garganta seca y con picazón, rinitis, lagrimeo o estornudos, por ejemplo.

Qué hacer: el tratamiento debe ser llevado a cabo bajo orientación del alergólogo, el cual puede indicar el uso de antialérgicos para aliviar los síntomas. Además, se debe evitar el contacto con sustancias que causan alergias. Vea cuáles son los principales antialérgicos que pueden ser indicados por el médico.  

8. Uso excesivo de descongestionantes 

La resequedad de la nariz puede surgir debido al uso excesivo de descongestionantes nasales, como la nafazolina o la pseudoefedrina, por ejemplo.

Esto ocurre debido a que estos medicamentos, en forma de soluciones o aerosol nasal, provocan un estrechamiento de los vasos sanguíneos en la mucosa nasal para reducir la producción de mucosidad, ocasionando sequedad nasal cuando son utilizados en exceso.

Además, el uso excesivo o prolongado de descongestionantes nasales puede causar efecto rebote, que es el aumento de la congestión nasal cuando el cuerpo nota que el flujo sanguíneo de la nariz disminuye, empeorando la congestión nasal.

Qué hacer: el uso de descongestionantes nasales debe ser llevado a cabo solo bajo orientación del otorrinolaringólogo y por el menos tiempo posible, generalmente de 3 a 7 días, para evitar la resequedad nasal.

9. Deshidratación

La deshidratación es otra causa de sequedad nasal, la cual también puede causar sequedad en la boca, garganta o piel. Conozca cómo identificar todos los síntomas de deshidratación

Otros síntomas de la deshidratación son sed intensa, dolor muscular o calambres, dolor de cabeza fuerte o cansancio, por ejemplo. 

La deshidratación puede ser causada por diarrea o vómitos intensos, no beber suficiente agua o consumir bebidas alcohólicas de manera excesiva.

Qué hacer: se debe beber al menos 2 litros de agua por día en pequeños sorbos, para mantener el cuerpo hidratado. En personas que poseen dificultad para tomar agua, una buena opción es adicionar el jugo de medio limón en el agua para darle sabor y facilitar su ingesta.

Asimismo, se debe evitar el consumo de bebidas alcohólicas, y en el caso de deshidratación grave, se debe acudir inmediatamente al hospital para llevar a cabo el tratamiento más adecuado, que generalmente es realizado mediante la aplicación de suero y electrolitos en la vena.

10. Síndrome de Sjögren

El síndrome de Sjögren es una enfermedad autoinmune que normalmente causa sequedad de la boca, ojos y garganta, pero que también puede afectar la mucosa de la nariz y dar como resultado sequedad nasal.

Este síndrome puede ser causado por alteraciones de la inmunidad u otras enfermedades autoinmunes, como artritis reumatoide, lupus, esclerodermia, vasculitis o hepatitis crónica.

Qué hacer: el tratamiento debe ser indicado por el reumatólogo, el cual puede recomendar el uso de medicamentos como corticosteroides o inmunosupresores para controlar la enfermedad y aliviar los síntomas. Conozca cómo es realizado el tratamiento del síndrome de Sjögren.