Cáncer de piel: síntomas y signos a los que debe estar atento

Revisión médica: Drª. Aleksana Viana
Dermatóloga
junio 2021

Para identificar los signos que pueden indicar el desarrollo de cáncer en la piel existe un examen, llamado ABCD, que se realiza a partir de la observación de las características de las manchas y de los lunares, donde se evalúa si presentan:

  1. Asimetría de la lesión: una mitad es muy diferente de la otra, puede ser signo de cáncer;
  2. Borde irregular: cuando el borde del lunar o la mancha no es liso;
  3. Color: si el lunar o mancha tiene diferentes colores como negro, marrón y rojo;
  4. Diámetro: si el lunar o mancha tiene un diámetro mayor a 6 mm.

Estas características pueden ser observadas en casa, y ayudan a identificar posibles lesiones de cáncer en la piel, pero el diagnóstico debe ser siempre hecho por un médico. Por lo que cuando se tiene alguna mancha o lunar con estas características se recomienda agendar una consulta con el dermatólogo.

Principales características del cáncer de piel
Principales características del cáncer de piel

La mejor forma de identificar cualquier alteración en la piel es observar todo el cuerpo, incluyendo la espalda, detrás de las orejas, cabeza y también la planta de los pies, alrededor de 1 a 2 veces por año de frente la espejo. Deben buscarse manchas o lunares que sean irregulares, que cambian de tamaño, forma o color, o entonces buscar heridas que no cicatricen hace más de 1 mes.

Una buena opción para facilitar el examen es pedirle a alguien para observar toda su piel, especialmente el cuero cabelludo, e ir fotografiando los lunares más grandes para ir observando su evolución a lo largo del tiempo.

Otros signos y síntomas que pueden indicar cáncer de piel

Aunque la mayor parte de los casos de cáncer de piel presentan las características mencionadas anteriormente, existen otros signos y síntomas que también pueden ser indicativo de que se está desarrollando este tipo de cáncer. Estos varían de acuerdo con el tipo de cáncer e incluyen:

1. Signos de cáncer de piel no melanoma

Carcinoma Basocelular: común en el rostro
Carcinoma Basocelular: común en el rostro
Carcinoma espinocelular
Carcinoma espinocelular

Los signos y síntomas de cáncer de piel no melanoma pueden ser:

  • Pequeña herida o nódulo en la piel de color blanco, rojo o rosa, que puede causar comezón;
  • Herida o nódulo en la piel que crece rápido y forma una costra, y que puede estar acompañada de comezón y secreción;
  • Herida que no sana y que sangra durante varias semanas;
  • Verruga que crece.

El carcinoma basocelular y el carcinoma epidermoide son dos tipos de cáncer no melanoma más frecuentes, menos graves y más fáciles de curarse. Sin embargo el carcinoma espinocelular cuando es diagnosticado en una fase avanzada, en ciertos casos puede extenderse a otros órganos del cuerpo.

Vea más síntomas sobre el carcinoma basocelular

2. Melanoma

Melanoma maligno con diferentes colores
Melanoma maligno con diferentes colores
Melanoma maligno con una costra
Melanoma maligno con una costra

Los signos y síntomas del melanoma pueden ser un lunar oscuro en la piel, con bordes irregulares, acompañados de síntomas como comezón y descamación de la piel.

El melanoma maligno es el cáncer de piel más peligroso de todos pudiendo causar alteraciones en un lunar ya existente, como aumento de su tamaño y alteración de su coloración o forma. La principal causa del melanoma es la exposición prolongada al sol, de ahí la importancia de usar protector solar a diario y evitar exponerse al sol durante mucho tiempo.

Conozca qué es el melanoma y cómo tratarlo

Cuándo debe acudir al médico

Se debe acudir al dermatólogo siempre que se verifique alteraciones de un lunar o mancha. En la mayoría de los casos, un lunar con alteraciones no es cáncer y en estas situaciones, el médico puede solicitar consultas regulares para observar si hubo o no alteraciones en la piel.

En los casos donde hay signos de malignidad, el médico podrá indicar la remoción del lunar o la mancha a través de una cirugía, evitando así que el cáncer se desarrolle.

Diagnóstico y tratamiento del cáncer de piel

El diagnóstico del cáncer de piel es realizado por un dermatólogo u oncólogo, que hace un análisis específico y detallado del lunar o mancha usando una lupa especial a través del examen de ABCD, analizando la forma, el tamaño, color y diámetro del lunar o mancha.

Al final de este examen, si el médico sospecha de cáncer ed piel, podrá solicitar la realización de otros exámenes, como una biopsia de la lesión. Si por el contrario, la alteración en la piel no es cancerígena, el médico podrá indicar otros cuidados para el tratamiento de la lesión, a través de la ingesta de comprimidos o la colocación de pomadas específicas, dependiendo de cuál sea la causa.

El tratamiento del cáncer de piel dependerá del tipo de cáncer y del estadio en el que se encuentre, pudiendo incluir la realización de una cirugía, radioterapia y/o quimioterapia. Además de esto, cuanto más temprano sea iniciado el tratamiento para el cáncer de piel, mayores será la probabilidad de curarse.

Cómo prevenir el cáncer de piel

Para prevenir el desarrollo de cáncer de piel, es importante adoptar algunas medidas que eviten el contacto directo de la piel con los rayos ultravioletas del sol, como:

1. Proteger la piel

Para proteger la piel adecuadamente, se debe evitar la exposición al sol en las horas más calurosas del día, especialmente en verano, entre las 11 am y las 4 pm, tratando de permanecer a la sombra siempre que sea posible. Además, es importante:

  • Usar sobrero o una gorra;
  • Colocarse una camisa de algodón, que no sea negra, o ropa que incluya protección solar, las cuales poseen en la etiqueta el símbolo FPU 50+;
  • Usar lentes oscuros con protección UV, comprados en ópticas especializadas;
  • Usar protector solar.

Estos consejos deben mantenerse en la playa, en la piscina o cualquier otro lugar que implique exposición al aire libre, como ir al parque, ser agricultor o trotar en la calle, por ejemplo.

2. Usar protector solar

El protector solar debe ser aplicado a diario, esto permitirá proteger la piel contra las radiaciones UVA y UVB, y cuyo factor de protección deberá ser de al menos 15.

Lo ideal es que sea aplicado en todo el cuerpo, incluyendo rostro, manos, pies, orejas y cuello, debiendo colocarse cada 2 horas o después de nadar, porque su protección disminuye.

Es importante que el uso de protector solar se realice durante todo el año, incluso en invierno, porque a pesar de que el clima puede estar nublado, la radiación UV atraviesa las nubes y afecta de forma negativa a la piel que se encuentra sin protección. Vea cómo debe utilizarse el protector solar.

3. Observar la piel

Se debe observar la piel al menos una vez al mes, buscando manchas, lunares o verrugas que hayan cambiado de color, tengan bordes irregulares, varios colores o hayan aumentado de tamaño. Además, es importante consultar a un dermatólogo al menos una vez al año para realizar un examen completo de la piel y detectar cambios de forma precoz.

4. Evitar bronceados artificiales

El uso de camas de bronceado aumenta las posibilidades de contraer cáncer de piel, porque a pesar de que la piel se oscurece de forma más rápida, la exposición intensa a los rayos UVB y UVA aumenta las probabilidades de ocasionar alteraciones en las células de la piel.

¿Fue útil esta información?

Atualizado por Jean-Erick De Almeida - Odontólogo, em junio de 2021. Revisión médica por Drª. Aleksana Viana - Dermatóloga, em marzo de 2018.

Bibliografía

  • COSTA, Caroline S. Epidemiologia do câncer de pele no Brasil e evidências sobre sua prevenção. Diagn Tratamento. Vol 17. 4 ed; 206-208, 2012
  • SOCIEDADE BRASILEIRA DE DERMATOLOGIA. Câncer de pele. Disponível em: <https://www.sbd.org.br/dermatologia/pele/doencas-e-problemas/cancer-da-pele/64/>. Acceso en 18 dic 2020
Abrir la bibliografía completa
  • INCA. Câncer de pele melanoma. Disponível em: <https://www.inca.gov.br/tipos-de-cancer/cancer-de-pele-melanoma>. Acceso en 18 dic 2020
Revisión médica:
Drª. Aleksana Viana
Dermatóloga
Especialista en Dermatología por la Facultad de Medicina de Minas Gerais en 2007 con registro profesional en el CRM/PE – 16907