4 remedios caseros para quitar la conjuntivitis

Octubre 2021

Los remedios caseros para la conjuntivitis, como compresas frías, solución de caléndula o té de hidrastis, son buenas opciones naturales para aliviar los síntomas de conjuntivitis, como enrojecimiento, comezón, inflamación o irritación del ojo, por ejemplo, ya que poseen sustancias con propiedades antiinflamatorias, antisépticas y calmantes.

Para complementar estos remedios caseros, se debe evitar rascarse los ojos o llevarse las manos a la cara, utilizar pañuelos o compresas desechables para limpiarse los ojos, además de lavarse frecuentemente la manos antes de tocarse la cara, por ejemplo. Vea otros cuidados durante el tratamiento de la conjuntivitis.

Aunque no sirvan para sustituir el tratamiento médico, los remedios caseros son una buena opción para ayudar a aliviar los síntomas de la conjuntivitis, pudiendo usarse para completar el tratamiento indicado por el oftalmólogo.

4 remedios caseros para quitar la conjuntivitis

Algunas opciones de remedios caseros para la conjuntivitis son:

1. Solución de caléndula

La solución de caléndula, preparada con la planta medicinal Calendula officinalis, posee propiedades antiinflamatorias que ayudan a aliviar la comezón en los ojos y el malestar causado por la conjuntivitis alérgica o folicular.

Ingredientes

  • 2 cucharadas soperas de caléndula seca;
  • 250 ml de agua hirviendo.

Modo de preparación

Agregar la caléndula en agua hirviendo, cubrir y dejar reposar por alrededor de 15 minutos. A continuación, se debe colar, esperar entibiar y  después sumergir una gasa limpia en la solución de caléndula. Exprimir la gasa ligeramente para quitar el exceso de solución y aplicar sobre el ojos cerrado, es decir, sobre el párpado, durante 15 minutos. Después de esto, remover la gasa y descartarla. Se puede utilizar la solución de la caléndula hasta 6 veces por día.

En caso de que los ojos estén afectados por la conjuntivitis, se debe utilizar una gasa con la solución de caléndula para cada ojo por separado y descartar después de usarla.

2. Té de hidrastis

El té de hidrastis, hecho con la planta medicinal Hydrastis canadensis L., posee propiedades antiinflamatorias y antisépticas, que ayudan a calmar la irritación en los ojos y a combatir la inflamación causada por la conjuntivitis.

Ingredientes

  • 1 cucharada cafetera de raíz de hidrastis en polvo;
  • 250 ml de agua hirviendo.

Modo de preparación

Agregar el hidrastis en polvo en el agua hirviendo, mezclar, cubrir y dejar reposar por cerca de 15 minutos. Colar el té en un filtro de café para remover todas las partículas de polvo de hidrastis. A continuación, esperar a que se entibie y posteriormente remojar una gasa limpia en el té. Exprimir la gasa ligeramente para tirar el exceso de té y aplicar sobre el ojo cerrado, es decir, en el párpado, durante 5 a 10 minutos. Después de este tiempo, remover la gasa y descartarla. Se debe utilizar el té de hidrastis hasta 3 veces al día.

3. Infusión de manzanilla

La infusión de manzanilla también puede utilizarse en compresas, aplicadas sobre el párpado, para el tratamiento de la conjuntivitis, debido a sus propiedades antiinflamatorias y calmantes, que ayudan a aliviar la irritación e inflamación en el ojo.

Ingredientes

  • 20 a 30 g de flores frescas o secas de manzanilla;
  • 500 ml de agua hirviendo.

Modo de preparación

Agregar las flores frescas o secas de manzanilla en agua hirviendo y dejar reposar durante 15 minutos. Colar y dejar enfriar de forma natural o colocar la infusión por 10 a 20 minutos en el refrigerador. Mojar una gasa y aplicar sobre el ojo cerrado durante 15 a 30 minutos, por lo. menos 2 veces al día.

Otra opción es usar una bolsita de té de manzanilla para preparar la infusión y aplicar esta bolsita sobre el ojo cerrado cuando se entibie para evitar quemar el párpado.

4. Compresas con agua fría

Las compresas frías son una buena opción para disminuir la inflamación del párpado, el dolor y malestar causados por cualquier tipo de conjuntivitis.

Ingredientes

  • Gasa o algodón;
  • 250 ml de agua fría.

Modo de preparación

Mojar un pedazo de algodón o una gasa limpia en agua fría y aplicarla en el ojo cerrado, dejándola actuar por algunos minutos hasta sentir mejoría de los síntomas. Cuando deje de estar frío, se debe cambiar y colocarse otra compresa fría. 

¿Fue útil esta información?

Bibliografía

  • VUKOVIC, Laurel. 1001 remédios naturais. 1ed. Porto, Portugal: Dorling Kindersley, 2003. p.17.
  • BILKHU, P. S.; et al. A review of non-pharmacological and pharmacological management of seasonal and perennial allergic conjunctivitis. Cont Lens Anterior Eye. 35. 1; 9-16, 2012
  • CALVO, M. I.; CAVERO, R. Y. Medicinal plants used for ophthalmological problems in Navarra (Spain). J Ethnopharmacol. 190. 212-8, 2016
Más sobre este tema: