Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.
¿Qué necesitas saber?

Conjuntivitis viral: síntomas, cómo se contagia y tratamiento

La conjuntivitis viral es una inflamación del ojo causada por un virus, como los adenovirus o el herpes, por ejemplo, los cuales producen síntomas como enrojecimiento en el ojo, lagañas excesivas, comezón y lagrimeo.

Aunque la conjuntivitis viral muchas veces desaparece sin necesidad de un tratamiento específico, es altamente contagiosa y, por esto, mientras el ojo permanezca rojo, existe una alta probabilidad de de transmitir la infección a otras personas, siendo recomendado permanecer en casa.  

Conjuntivitis viral: síntomas, cómo se contagia y tratamiento

Síntomas principales

Los síntomas que normalmente se producen en caso de una conjuntivitis viral son:

  • Comezón intensa en los ojos;
  • Producción excesiva de lágrimas;
  • Enrojecimiento del ojo;
  • Hipersensibilidad a la luz;
  • Sensación de arena en los ojos.

Normalmente estos síntomas surgen en uno de los ojos y, al cabo de 3 a 4 días el otro ojo se contagia, desarrollando los mismos síntomas, los cuales permanecen de 4 a 5 días.

Además de esto, existen algunos casos en que se produce una inflamación dolorosa de los ganglios junto al oído que surge por la presencia de la infección en los ojos, desapareciendo gradualmente junto con los síntomas en los ojos.

¿Cómo se confirma el diagnóstico?

Los síntomas de la conjuntivitis viral o bacteriana son muy semejantes y, por eso, la mejor forma de saber si realmente padece conjuntivitis viral es acudiendo al oftalmólogo. El médico hará el diagnóstico basado en la evaluación de los síntomas, pero también podría hacer un examen de lágrimas, mediante el cual buscará la presencia de virus o bacterias.

¿Cómo comienza la conjuntivitis viral?

La transmisión de la conjuntivitis viral se da a través del contacto con la secreción del ojo de la persona infectada o con el uso compartido de objetos que hayan estado en contacto directo con el ojo afectado como por ejemplo pañuelos o toallas. Otras formas de contagiarse de conjuntivitis viral son:

  • Usar maquillaje de una persona con conjuntivitis;
  • Usar la misma toalla o dormir sobre la misma almohada de otra persona;
  • Compartir gafas o lentes de contacto;
  • Dar abrazos o besos a alguien con conjuntivitis.

La enfermedad se transmite mientras los síntomas perduren, por eso, la persona con conjuntivitis debe evitar salir de casa, ya que puede transmitir la enfermedad muy fácilmente, incluso a través de un simple apretón de manos, puesto que el virus puede permanecer en la piel cuando se rasca los ojos, por ejemplo.

Conjuntivitis viral: síntomas, cómo se contagia y tratamiento

¿Cuál es el tratamiento?

La conjuntivitis viral normalmente desaparece sola, sin necesidad de un tratamiento específico. Generalmente el tratamiento de este tipo de conjuntivitis se hace con el objetivo de aliviar los síntomas.

Para ello, es bastante común que el oftalmólogo recomiende el uso de colirios hidratantes o lágrimas artificiales de 3 a 4 veces al día durante el período sintomático para aliviar la comezón, el enrojecimiento y la sensación de arena en los ojos. En casos más raros, en que la persona tenga una alta sensibilidad, el médico puede también recomendar pomadas oculares con corticoides, por ejemplo.

Además de lo anterior, lavar los ojos varias veces a día o aplicar compresas congeladas sobre el ojo también ayudan a aliviar bastante los síntomas. Para secar la secreción de los ojos, lo ideal es usar pañuelos de papel, ya que son desechables y, se debe lavar las manos siempre que los use. Si al despertar fuera difícil abrir los ojos debido al hecho de que los párpados estén pegados, se recomienda colocar una gasa mojada con agua sobre los ojos y después intentar abrirlos

Medicamentos más usados para la conjuntivitis viral

Existen diferentes tipos de medicamentos que pueden ser usados en caso de conjuntivitis:

  1. Colirios hidratantes o lágrimas artificiales: Eye-mo, Dunason, Systane Ultra, Artelac, Tears naturale II, Lubrik;
  2. Pomadas con corticoides: Dexametasona oftálmica o Prednisolona;
  3. Colirios antivirales: aciclovir.

Las pomadas con corticoides y los colirios antivirales sólo deben ser usados bajo la prescripción de un oftalmólogo, puesto que pueden causar varios efectos adversos si no son usados adecuadamente. Normalmente, los colirios antivirales son usados en conjuntivitis causadas por herpes. 

¿La conjuntivitis viral deja secuelas?

Generalmente las conjuntivitis viral no deja secuelas, pero puede haber visión borrosa. Para evitar este efecto, se recomienda sólo utilizar colirios y lágrimas artificiales que hayan sido recomendadas por el médico y, en caso de que se identifique alguna dificultad en la visión, se debe consultar de nuevo al oftalmólogo.

¿Fue útil esta información?   
 /  No

Si tiene alguna duda o encontró algún error, escríbenos a continuación para que podamos mejorar el texto. No le responderemos directamente. Si quiere una respuesta haga clic en Contacto.

Enviar Carregando elementos na página
Más sobre este tema:


Publicidad
Carregando
...
Fechar

Puede preguntar

Fechar
¡Es hora de quitarse todas las dudas!
Erro
Erro
Erro
Marque la casilla de verificación anterior.
Enviar mensaje