Prueba de paternidad: qué es y cómo se realiza

La prueba de paternidad es un tipo de test de ADN que tiene como objetivo evaluar el grado de parentesco entre una persona y el supuesto padre. Esta prueba puede realizarse durante el embarazo o después del nacimiento por medio del análisis de sangre, saliva o cabello de la madre, hijo y del supuesto padre. 

Los principales tipos de pruebas de paternidad son:

  • Prueba de paternidad prenatal: puede realizarse a partir de la 8va semana de gestación por medio de una pequeña muestra de sangre de la madre, puesto que el ADN fetal ya puede detectarse en la sangre materna y compararse con el material genético del supuesto padre;
  • Prueba de paternidad por amniocentesis: puede realizarse entre la semana 14 y 28 de gestación a través de la muestra de líquido amniótico que protege al feto y compararla con material genético de supuesto padre;
  • Prueba de paternidad por cordocentesis: puede realizarse a partir de la semana 29 de embarazo por medio de la obtención de una muestra de sangre del feto del cordón umbilical y compararla con material genético de supuesto padre;
  • Prueba de paternidad por vellosidades coriales: puede realizarse entre la semana 11 y 13 de gestación a través de la muestra de fragmentos de placenta y compararla con material genético de supuesto padre.

El material genético del padre en cuestión puede ser sangre, saliva o cabello, sin embargo algunos laboratorios recomienda que se obtengan 10 vellos de la nariz. En caso de que el supuesto padre haya fallecido, esta prueba puede realizarse utilizando muestras de sangre de la sangre o del padre fallecido.

El precio de la prueba de paternidad varía de acuerdo al laboratorio. Sin embargo, en algunos casos la prueba puede realizarse de forma gratuita por medio de una solicitud judicial de parte del abogado de la defensa pública.

Prueba de paternidad: qué es y cómo se realiza

¿Cómo se realiza la prueba de paternidad?

La prueba de paternidad se realiza a partir del análisis de la muestra enviada al laboratorio, donde se le hacen pruebas moleculares que indican el grado de parentesco entre las personas que se someten al examen, a partir de la comparación del ADN. 

El resultado de la prueba de paternidad es proporcionado al cabo de 2 a 3 semanas, dependiendo del laboratorio en que fue realizado, y es 99,99% confiable.

Es importante que al momento de hacerse la prueba informe si ha recibido transfusiones sanguíneas o de médula 6 meses antes de la realización de esta prueba, ya que en estos casos el resultado puede ser dudoso, siendo recomendado en ese caso obtener saliva como medio de análisis para la prueba.

Prueba de paternidad: qué es y cómo se realiza

Examen de ADN en el embarazo

El examen de ADN en el embarazo puede realizarse a partir de la 8va semana de gestación por medio de la obtención de sangre de la madre, ya que en este período se puede encontrar ADN fetal en la circulación materna. Sin embargo, cuando este examen sólo identifica el ADN materno, puede ser necesario obtener una nueva muestra o esperar algunas semanas para que obtener otro material.

Normalmente, en la semana 12 de gestación puede obtenerse una muestra de ADN por medio de una biopsia de vellosidades coriónicas, en la que se toma una muestra de la parte de la placenta que contiene células del feto, la cual es llevada para su análisis al laboratorio y compararlo con el material genético del supuesto padre. Alrededor de la semana 16 de gestación se puede realizar la toma de muestra de líquido amniótico y alrededor de la semana 20, de la sangre del cordón umbilical.

Independientemente del método que se utilice para obtener la muestra de material genético fetal, esté será comparado con el ADN del padre para que se evalúe el grado de parentesco.

¿Fue útil esta información?
Más sobre este tema: