Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.
¿Qué necesitas saber?

Piercing: Qué cuidados se debe tener cuando está inflamado

El piercing inflamado ocurre cuando hay una alteración en el proceso de cicatrización, causando dolor, inflamación y enrojecimiento por encima de lo normal después de haberse realizado la perforación.  

El tratamiento para el piercing inflamado debe ser, de preferencia, orientado por un enfermero o un médico general, de acuerdo con el tipo de herida y el grado de inflamación, siendo recomendado mantener la región limpia y seca, evitando la humedad y el sudor y, además de esto, el médico podrá recetar el uso de medicamentos antiinflamatorios y antibióticos. 

Por lo que los principales cuidados que se deben tener con cualquier tipo de piercing son:

  1. Lavar la región por lo menos 2 veces al día con agua y jabón, que puede ser de pH neutro o antibacteriano, y luego secar con una toalla o gasa limpia;
  2. Evitar dejar la región húmeda, con sudor o acumulación de secreción, utilizando ropas sueltas y manteniendo la zona seca;
  3. Evitar la fricción del piercing con la ropa o con algún accesorio;
  4. Limpiar la región con suero fisiológico y algodón. También puede utilizarse una solución casera hecha con 250 ml de agua limpia y tibia con 1 cucharadita de sal;
  5. Tomar antiinflamatorios como el ibuprofeno, nimesulida o ketoprofeno, para disminuir la inflamación y aliviar el dolor;
  6. Tener cuidado con la alimentación, ya que existen algunos alimentos o comidas que pueden dificultar la cicatrización como dulces, refrescos, frituras y embutidos. Los alimentos antiinflamatorios pueden ayudar a tratar el piercing inflamado, algunos de ellos son el azafrán y el ajo, por ejemplo. Conozca cuáles son los alimentos antiinflamatorios.

Cuando la inflamación no mejora con estos cuidados, se recomienda consultar un médico general, ya que puede ser necesario iniciar un tratamiento con antibióticos como cefalexina o en pomada.

En caso de que el piercing inflamado sea en la boca como en la lengua o en el labio, además de estos cuidados, es importante realizar una alimentación con alimentos suaves para ayudar a disminuir el malestar y el dolor.

Piercing: Qué cuidados se debe tener cuando está inflamado

No se debe utilizar productos como miel, sábila u otras pomadas caseras, ya que pueden acumular suciedad en la región y entorpecer el proceso de cicatrización. Productos como alcohol, yodo o agua oxigenada suelen causar irritación, sólo deben ser usadas en caso de heridas mayores que necesitan de curas.

Cómo saber si está inflamado

Después de realizarse un piercing, ya sea en el ombligo, nariz, oreja, labio o lengua, es normal que al inicio haya inflamación en la región, la cual generalmente dura 2 días. Además de esto, puede presentar enrojecimiento, secreción transparente y un poco de incomodidad o dolor. Sin embargo, algunas señales pueden indicar que hay más inflamación de lo normal o inclusive que se ha producido una infección, estas señales son:

  • Enrojecimiento o inflamación que no mejoran al cabo de 3 días;
  • Aumento del área enrojecida e hinchada hacia la piel que está a su alrededor;
  • Dolor muy intensa o insoportable;
  • Presencia de pus con secreción blanca, amarillenta o verdosa, o sangre en la región;
  • Presencia de fiebre o malestar.

En presencia de estas señales y síntomas, se debe acudir al médico lo más pronto posible o a la emergencia hospitalaria, para que sea iniciado el tratamiento con antiinflamatorios y antibióticos, prescritos por el médico general.

Cómo evitar la inflamación

Para evitar la inflamación del piercing, es importante tomar algunas precauciones después de colocárselo como:

  1.  No dejar que la ropa o los accesorios rocen en la región donde se encuentra el piercing;
  2. Impedir la acumulación de sudoración o secreción;
  3. Mantener la región limpia y seca, evitando ir a la playa o a la piscina mientras la herida no esté cicatrizada;
  4. Al limpiar la región se recomienda mover la pieza un poco, cuidadosamente y con las manos limpias, esto para evitar la acumulación de secreciones que puedan facilitar la infección.

Además de esto, la colocación del piercing debe ser realizada en un lugar confiable, donde esterilicen los materiales, ya que el uso de material contaminado puede causar serias infecciones o inclusive puede transmitir enfermedades como la hepatitis y VIH.

¿Fue útil esta información?   
 /  No

Si tiene alguna duda o encontró algún error, escríbenos a continuación para que podamos mejorar el texto. No le responderemos directamente. Si quiere una respuesta haga clic en Contacto.

Enviar Carregando elementos na página
Más sobre este tema:


Publicidad
Carregando
...
Fechar

Puede preguntar

Fechar
¡Es hora de quitarse todas las dudas!
Erro
Erro
Erro
Marque la casilla de verificación anterior.
Enviar mensaje