Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.
¿Qué necesitas saber?

Pezones agrietados: cómo curarlos y cómo evitar que ocurra

Las grietas en los pezones surgen especialmente durante las primeras semanas de la lactancia materna, debido a que el bebé no succiona de la manera adecuada. Se puede sospechar de que el bebé está succionando de forma incorrecta cuando deja de hacerlo y el pezón está aplastado, aumentando la probabilidad de que al día siguiente surjan grietas y sangrado.

Para curar los pezones agrietados y sangrantes se debe continuar amamantando, sin embargo, se debe verificar si el bebé lo está haciendo de la forma correcta. Es importante que la lactancia materna se continúe dando a pesar de esta situación, ya que el uso de la propia leche materna sobre los pezones es un excelente remedio natural para curarlos. 

Si el bebé tiene candidiasis en la boca también llamado sapito o algodoncillo, puede haber una transmisión del hongo candida albicans de la boca del bebé hacia los pezones de la madre, causando una candidiasis en el seno. Ante esta situación, el dolor en los pezones empeora, manifestándose como un ardor profundo durante los primeros minutos de la lactancia, y permanece hasta después de que el bebé termina de comer. Pero este dolor puede surgir nuevamente o empeora siempre que el bebé vuelve a succionar, haciéndose muy incómodo para la mujer. Conozca más sobre el sapito o algodoncillo en bebés.

Pezones agrietados: cómo curarlos y cómo evitar que ocurra

Cómo curar los pezones agrietados

Para curar las grietas en los pezones más rápido siempre que el bebé termine de comer, se deben colocar unas gotas de la propia leche materna en los pezones y se debe dejar secar naturalmente porque la leche es muy hidratante y contiene todo lo que la piel necesita para cicatrizar sola.

Sin embargo, el médico también puede recomendar la aplicación de una fina capa de una pomada llamada lanolina en los pezones al terminar de amamantar. Esta pomada se puede comprar en cualquier farmacia, pero debe retirar con un algodón empapado en agua antes de que el bebé coma.  

Mantenerse durante 15 minutos los senos al aire diariamente, mientras amamanta también es una excelente forma de proteger los pezones y combatir las grietas, pero el horario más adecuado para exponerse de esta forma al sol es por la mañana antes de las 10 horas o después de las 16 horas, porque es necesario estar sin protector solar.

En el baño coloque apenas agua y jabón en los senos, séquelos con una toalla suave, a continuación coloque los discos de lactancia dentro del sujetador porque esto ayuda a mantener los pezones más cómodos y secos, evitando infecciones. 

Qué no se debe colocar en los pezones

Es contraindicado colocar alcohol, merthiolate o cualquier otra sustancia desinfectante en los pezones durante la fase de amamantamiento, para evitar perjudicar al bebé. también no se recomienda colocar bepanthen, glicerina o vaselina. 

Cuando existan alteraciones como heridas en los pezones, lo que debe hacer es continuar dándole lactancia materna, teniendo cuidado de verificar que el bebé se esta amamantando en la posición correcta. Solamente se debe colocar sobre los pezones leche materna o una pomada de lanolina en los pezones, ya que ayudan a cicatrizar sin perjudicar al bebé.

¿Puedo continuar amamantando?

Si, puede y debe porque así la leche no se acumula en los senos causando más dolor. La leche en conjunto con la sangre pueden ser ingeridos sin ningún problema, pero si cree que sangra de más debe acudir al pediatra. Vea nuestra guía de cómo amamantar correctamente.

Cómo evitar las grietas en los pezones

Para evitar grietas en los pezones durante la amamantamiento se recomienda seguir algunos consejos simples cada vez que el bebé coma, estos son:

  • Presionar ligeramente cada pezón hasta que salga un poco de leche y regarla sobre la areola con esta leche para hidratar la piel, sobre todo después de que el bebé coma;
  • Evitar el uso de cremas o pomadas en los pezones, utilizando solamente si hay grietas y bajo orientación médica;
  • Utilizar un sujetador especial para lactancia materna y colocar un protector de pezones dentro del mismo, ya que utilizar el número equivocado puede perjudicar la producción y la extracción de la leche;
  • Siempre que sea posible debe quitarse el sujetador y exponer los senos al sol para mantener los pezones bien secos, ya que la humedad también favorece a la proliferación de hongos y bacterias.

Las grietas no son causadas por el tiempo que el bebé demora comiendo, pero si por la resequedad de la piel y por colocarlo incorrectamente durante la lactancia, por esto se debe corregir la situación rápidamente, el médico o un enfermero podrán ayudar a que la madre adopte la posición correcta, evitando así las grietas y el malestar. 

¿Fue útil esta información?   
 /  No

Si tiene alguna duda, escríbala en el espacio a continuación para que podamos mejorar nuestro texto:

¡Atención! Solo podremos responderle si coloca su email a continuación.
Recibirá un email con un enlace al que debe acceder para confirmar que el email le pertenece.
Más sobre este tema:

Publicidad
Carregando
...
Fechar Simbolo de finalizado

Puede preguntar

Fechar
¡Es hora de quitarse todas las dudas!
Erro
Erro
Erro
Marque la casilla de verificación anterior.
Enviar mensaje