Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.
¿Qué necesitas saber?

Parche anticonceptivo: qué es, ventajas y desventajas

El parche anticonceptivo es un método anticonceptivo que funciona como las pastillas tradicionales, pero en este caso las hormonas estrógeno y progestágeno son absorbidas a través de la piel, protegiendo hasta el 99% contra un embarazo, siempre que sea utilizado correctamente.

Para usarlo de manera adecuada basta pegar el parche en la piel el primer día de la menstruación y cambiarlo al cabo de 7 días, aplicando otro nuevo en otra zona. Después de usar 3 parches consecutivos se debe hacer un descanso de 7 días, para después colocar un nuevo parche en la piel.

Algunas marcas de este tipo de anticonceptivo son Evra y Lisvy lo cuales pueden ser comprados en cualquier farmacia convencional con receta médica del ginecólogo.

Parche anticonceptivo: qué es, ventajas y desventajas

Ventajas y desventajas del parche

Las principales ventajas de usar el parche anticonceptivo es no que no se necesita tomar ningún medicamento todos los días y la principal desventaja es que las mujeres que estén por arriba de su peso ideal no deben usarlo, ya que la acumulación de grasa bajo la piel dificulta la entrada de la hormonas desde el parche, comprometiendo su eficacia. Otras ventajas y desventajas son

VentajasDesventajas
Muy eficazPuede ser visto por las personas
Es fácil de usarNo protege contra infecciones de transmisión sexual
No impide las relaciones sexualesPuede causar irritación en la piel

Cómo funciona el parche anticonceptivo

El parche anticonceptivo es bastante eficaz porque libera hormonas en el torrente sanguíneo que impiden la ovulación, además de hacer el moco cervical más espeso, evitando que los espermatozoides logren llegar hasta el útero, disminuyendo en gran medida las posibilidades de embarazarse. 

La menstruación debe bajar durante la semana en la que se realiza la pausa, en la que no se usa ningún parche. 

Cómo se debe utilizar

Para usar el parche anticonceptivo se debe despegar la parte posterior del parche y pegar en los brazos, espalda, parte inferior de la barriga o en el trasero, siendo recomendado evitar la región de las mamas, ya que la absorción de las hormonas en este lugar puede causar dolor. 

Al pegar el parche es también importante garantizar que queda en un lugar de fácil acceso y visible, para permitir que se verifique su integridad todos los días. Este tipo de parche posee una buena implantación, por lo que no acostumbra despegarse con facilidad, incluso durante el baño, pero es bueno conseguir verlo diario. Se debe evitar colocar en lugares donde existen pliegues de la piel o en donde la ropa aprieta más para que no se apriete o se arrugue. 

Antes de pegar el parche en la piel verifique que la piel se encuentra limpia y seca. No se debe aplicar crema, gel o loción sobre el parche para que no se despegue. Sin embargo, este no se despega en el baño y es posible ir a la playa, piscina y nadar con él. 

Dudas comunes sobre el parche anticonceptivo

Algunas dudas comunes sobre la utilización de este tipo de anticonceptivos son:

1. Cómo aplicar el 1º parche 

Para quien no usaba ningún tipo de método anticonceptivo debe esperar el 1º día de menstruación para poner el parche en la piel. Pero quien quiere dejar de tomar la píldora anticonceptiva puede pegar el parche al día siguiente después de tomar el último comprimido del blíster, antes de que baje la menstruación. 

La menstruación puede alterarse un poco en los primeros 2 meses de uso del parche anticonceptivo, pero tiende a normalizarse a partir de ahí.

2. Qué hacer si el parche se despega

Si el parche se despega de la piel por más de 24 horas, se debe poner un nuevo parche de inmediato y usar preservativo durante 7 días. 

3. Qué hacer si se olvida de cambiar el parche el día indicado 

El parche no pierde su eficacia antes de 9 días de uso, por lo que si olvida cambiar el parche el día 7, puede cambiarlo cuando recuerde, siempre que no pasen 2 días del día del día de cambio. 

Posibles efectos secundarios

Los efectos del parche transdérmico son los mismo que los de la píldora, incluyen irritación en la piel, sangrado vaginal, retención de líquidos, aumento de la presión arterial, manchas oscuras en la piel, náuseas, vómito, dolor en los senos, cólicos, dolor abdominal, nerviosismo, depresión, mareo, caídas de cabello y aumento de las infecciones vaginales.

Además, como cualquier otra terapia hormonal, el parche puede causar cambios en el apetito y desequilibrio de las hormonas, facilitando la ganancia de peso haciendo que la mujer engorde. 

¿Fue útil esta información?   
 /  No

Si tiene alguna duda, escríbala en el espacio a continuación para que podamos mejorar nuestro texto:

¡Atención! Solo podremos responderle si coloca su email a continuación.
Recibirá un email con un enlace al que debe acceder para confirmar que el email le pertenece.
Más sobre este tema:

Publicidad
Carregando
...
Fechar Simbolo de finalizado

Puede preguntar

Fechar
¡Es hora de quitarse todas las dudas!
Erro
Erro
Erro
Marque la casilla de verificación anterior.
Enviar mensaje