Albahaca: para qué sirve y cómo consumirla

La albahaca es una hierba aromática rica en aceites esenciales como el geraniol, eugenol y linalool, además de poseer buenas cantidades de taninos, saponinas y flavonoides, con propiedades antiespasmódicas, digestivas, diuréticas, sedantes y antioxidantes, las cuales ayudan a prevenir y a combatir problemas de salud como gripes, presión alta, infarto o insomnio. 

Esta planta es conocida científicamente como Ocimum basilicum, y también recibe el nombre de alhábega, alfábega o basílico. 

Las hojas frescas o deshidratadas de albahaca se pueden adquirir en supermercados, mercados municipales y tiendas de productos naturales, siendo empleadas en la elaboración de platos como salsas, ensaladas o jugos. Asimismo, las hojas de la albahaca también son usadas en forma de tés, baños, cataplasmas y aceites esenciales. 

Albahaca: para qué sirve y cómo consumirla

Para qué sirve la albahaca

Por todos sus constituyentes y propiedades, la albahaca posee los siguientes beneficios:

1. Tratar gripes, resfriados y bronquitis

La albahaca posee excelentes cantidades de aceites esenciales y antioxidantes que ayudan en la relajación de los músculos de los pulmones, mejorando la respiración y aliviando la tos en los casos de gripes, resfriados y bronquitis.

Asimismo, por tener propiedades antiinflamatorias y antimicrobianas, la albahaca también alivia la irritación pulmonar y ayuda a combatir los virus responsables por gripes y resfriados. 

Conozca otras opciones naturales para el tratamiento de gripes y resfriados

2. Mejorar la digestión 

La albahaca es rica en ácido ursólico, un compuesto con actividad antioxidante y antiinflamatoria que protege y mejora las funciones del hígado, favoreciendo la digestión.

Por poseer función antiespasmódica, la albahaca ayuda en la prevención de cólicos y dolores estomacales. Asimismo, esta hierba también tiene propiedades carminativas, combatiendo el exceso de gases. 

3. Prevenir y tratar la presión alta

El eugenol es el aceite esencial que está presente en mayor cantidad en la albahaca, este contribuye en la relajación de los vasos sanguíneos, previniendo y ayudando a tratar la presión alta. 

Los antioxidantes presentes en la albahaca, como taninos, saponinas y flavonoides, también evitan la formación de radicales libres en el organismo, los cuales pueden causar daños en las arterias, ayudando así en la prevención y el control de la presión alta. 

4. Combatir ansiedad, depresión e insomnio

La albahaca posee buenas cantidades de geraniol y linalool, dos sustancias presentes en el aceite esencial que actúan en el sistema nervioso central, proporcionando tranquilidad y mejorando los cuadros de depresión, ansiedad e insomnio. 

5. Prevenir infarto y aterosclerosis

La albahaca es rica en antioxidantes como flavonoides y taninos, que favorecen la disminución de los niveles de colesterol "malo", o LDL, en la sangre, previniendo enfermedades como infarto, derrame y aterosclerosis.

Vea otros alimentos ricos en antioxidantes

6. Tratar heridas y picaduras de insectos

La albahaca tiene propiedades antisépticas y antimicrobianas, pudiendo emplearse como cataplasma, una pasta casera elaborada con plantas y aceites esenciales que es aplicada directamente sobre la piel. Este forma de uso es muy eficaz para tratar heridas cutáneas y picaduras de insectos. 

7. Ayudar en la pérdida de peso

Por ser un potente diurético, la albahaca contribuye a la disminución del exceso de líquido en el cuerpo, favoreciendo la pérdida de peso. 

Asimismo, esta planta también ayuda a controlar la ansiedad relacionada con el trastorno alimentario compulsivo, equilibrando el hambre y disminuyendo el consumo de alimentos calóricos. 

8. Aliviar la migraña

El aceite esencial de la albahaca es rico en mentol, geraniol y linalool, por lo que posee propiedades relajantes y anestésicas que pueden aliviar la migraña cuando es inhalado o aplicado sobre la piel. 

Vea otros remedios caseros para aliviar la migraña

9 . Tratar aftas, dolor de garganta y amigdalitis

Por poseer acción antioxidante, antiinflamatoria y antimicrobiana, la albahaca puede emplearse en la preparación de tés y enjuagues y para tratar aftas, gingivitis, dolor de garganta y amigdalitis. 

Vea otros tratamientos naturales para tratar aftas

Información nutricional

La siguiente tabla muestra la información nutricional de 100 g (40 cucharadas) de albahaca fresca:

Componentes

Cantidad en 100 g (40 cucharadas)

Energía

48 kcal

Lípidos

0,8 g

Carbohidratos

5,1 g

Proteínas

3,1 g

Fibras

3,9 g

Vitamina A

660 mcg

Carotenos

3950 mcg

Ácido fólico

110 mcg

Potasio

300 mg

Calcio

250 mg

Fósforo

37 mg

Para obtener todos los beneficios de la albahaca, es importante mantener una dieta balanceada y practicar ejercicio de forma regular.

Cómo se consume

Las partes empleadas de la albahaca incluyen las hojas, los tallos y las semillas, como base de preparaciones como salsas, ensaladas y jugos. Otras formas de uso de la albahaca son en forma de tés, para condimentar alimentos, en aceite esencial o cataplasma. 

  • Té de albahaca: colocar 10 hojas frescas o secas de albahaca en una taza de agua hirviendo. Tapar la taza y dejar reposar de 5 a 10 minutos. Colar y beber hasta 3 veces al día;
  • Aceite esencial de albahaca: colocar 1 gota de aceite esencial en un collar difusor aromático hasta 3 veces al dia; inhalar el aceite directamente del frasco durante 2 o 3 segundos, o diluir 1 gota de aceite esencial en 1 cucharada de aceite vegetal, como aceite de jojoba, coco o aguacate, y masajear la piel. 
  • Cataplasma de albahaca: colocar en un recipiente 2 cucharadas de hojas frescas de albahaca, triturarlas bien hasta formar una pasta y aplicarlas directamente sobre la herida o picadura de insecto. 

Otras forma de usar la albahaca es mediante un baño de inmersión, en el cual se deben diluir 18 gotas de aceite esencial de albahaca en 3 cucharadas de leche animal o vegetal y mezclar con el agua de la bañera, para luego relajarse en el agua durante 20 minutos. 

Vea cómo utilizar los aceites esenciales correctamente

Recetas saludables con albahaca

La albahaca combina con platos con tomate, aceite de oliva y quesos, y puede ser empleada como condimento en tortilla de huevos, estofados, pescados, pollos, ensalada o salsas. 

1. Salsa pesto

Albahaca: para qué sirve y cómo consumirla

Ingredientes

  • 2 tazas de albahaca fresca;
  • ½ taza de nueces o piñones;
  • 100 g de queso parmesano;
  • 2 dientes de ajo;
  • 1 y ½ taza de aceite de oliva virgen extra;
  • Sal al gusto.

Modo de preparación

Lavar y secar bien las hojas de albahaca y reservar. Descascarar los dientes de ajo y colocarlos en el procesador de alimentos. Añadir el aceite de oliva, las nueces y el queso parmesano y triturar bien. Colocar las hojas de albahaca y triturar un poco más hasta que se forme una pasta homogénea. Condimentar con sal y usar en pastas, pollos o como aderezo de ensaladas. 

2. Jugo de albahaca y mango

Ingredientes

  • 8 hojas de albahaca fresca;
  • ¼ de mango;
  • 3 cubos de hielo;
  • 100 ml de agua filtrada.

Modo de preparación

Lavar el mango, descascararlo, cortarlo en cubos y licuarlo. Lavar las hojas de albahaca y colocarlas en la licuadora. Añadir los cubos de hielo y el agua y mezclar bien. Transferir a un vaso y servir. 

3. Ensalada caprese

Ingredientes

  • 2 mozzarellas de búfala;
  • 5 tomates maduros;
  • 3 ramos de albahaca;
  • Aceite de oliva al gusto;
  • Sal y pimienta negra. 

Modo de preparación

Lavar y secar bien los tomates y las hojas de albahaca. Cortar el tomate en 8 partes iguales y reservar. Cortar la mozzarella de búfala por la mitad y cada mitad en 3 trozos. En una bandeja, colocar los trozos de tomate intercalados con los de mozzarella. Aderezar con el aceite de oliva, la sal y la pimienta negra y finalizar con las hojas de albahaca. Servir con pan tostado o como acompañante de pescados o pollos. 

Efectos secundarios y contraindicaciones

El efecto secundario de la albahaca incluye reacciones alérgicas, y está contraindicado en altas dosis durante el embarazo, en niños con menos de 2 años y durante el período de lactancia materna.

Cómo plantar albahaca

A la albahaca le gusta el sol y no soporta el frío extremo, siendo la temperatura ideal entre los 15 y 25º C. Para plantar sus semillas se requiere de suelo fértil, profundo y aireado donde no se acumule el agua. Puede ser plantada en macetas o directamente en terrenos bien abonados, sin embargo se puede sembrar perfectamente en semilleros.

Esta planta debe regarse regularmente directamente sobre la tierra sin mojar sus hojas, además de esto, conviene podarla cada 15 días para que tenga un mejor crecimiento.

¿Fue útil esta información?

Bibliografía

  • LIU, Qing et al. Antibacterial and Antifungal Activities of Spices. International Journal of Molecular Sciences. Vol.18. 6.ed; 1-62, 2017
  • GHASEMZADEH, Ali et al. Improvement in Flavonoids and Phenolic Acids Production and Pharmaceutical Quality of Sweet Basil (Ocimum basilicum L.) by Ultraviolet-B Irradiation. Molecules. Vol.21. 9.ed; 1-15, 2016
  • EMBRAPA - EMPRESA BRASILEIRA DE PESQUISA AGROPECUÁRIA. Manjericão. 2001. Disponible en: <https://ainfo.cnptia.embrapa.br/digital/bitstream/item/100713/1/folder-manjericao.pdf>. Acceso en 09 Sep 2021
  • EMBRAPA - EMPRESA BRASILEIRA DE PESQUISA AGROPECUÁRIA. Manjericão Cultivo e Utilização. 2011. Disponible en: <https://www.infoteca.cnptia.embrapa.br/bitstream/doc/900892/1/DOC11004.pdf>. Acceso en 09 Sep 2021
  • AHMADIFARD, Mahdieh et al. The Efficacy of Topical Basil Essential Oil on Relieving Migraine Headaches: A Randomized Triple-Blind Study. Complementary Medicine Research . Vol.27. 5.ed; 310-318, 2020
  • SESTILI, Piero et al. The potential effects of Ocimum basilicum on health: a review of pharmacological and toxicological studies. Expert Opinion on Drug Metabolism & Toxicology. Vol.14. 7.ed; 679-692, 2018
Más sobre este tema: