Otitis media serosa: síntomas y tratamiento

La otitis media serosa suele estar provocada por la acumulación de líquidos, sobre todo en bebés menores de 2 años. Sin embargo, también puede surgir por resfriados, sinusitis y rinitis alérgica, por ejemplo, principalmente en los adultos.

La presencia de secreción en el oído puede causar dificultad para escuchar, lo que afecta la comunicación y el desarrollo del lenguaje en los niños. Además, en los adultos también pueden presentarse síntomas como tener el oído tapado y chasquidos en el oído.

Si se sospecha de una otitis media serosa, es importante consultar a un otorrinolaringólogo, médico general o pediatra, en el caso de los niños, para que realice una evaluación e indique el tratamiento más adecuado.

Lea también: Otitis media: qué es, síntomas, tipos, causas y tratamiento tuasaude.com/es/otitis-media
Imagem ilustrativa número 1

Principales síntomas

Los principales síntomas relacionados a la presencias de otitis media serosa son:

  • Sensación de oído tapado;
  • Malestar; 
  • Dificultad para escuchar;
  • Percibir silbidos y chasquidos frecuentes en el oído.

Otros síntomas como dolor en el oído, pérdida del apetito, vómitos, fiebre y liberación de secreción amarilla o blanquecina también pueden estar presentes. Además, los niños pueden tener dificultad para desarrollar el habla.

Por eso, en caso de sospecha de secreción en el oído, es importante consultar a un otorrinolaringólogo, médico general o pediatra, en caso de los niños. Para el diagnóstico, el médico generalmente toma en consideración los síntomas y la presencia de secreción en el oído, la cual se identifica por medio de la otoscopia y la evaluación de la vibración del tímpano, que puede estar disminuida en este caso.

Principales causas

Las principales causas de secreción en el oído incluyen:

  • Infección por virus o bacterias, originando la inflamación del oído y la producción y acumulación de secreciones;
  • Gripes y resfriados frecuentes;
  • Rinitis alérgica;
  • Sinusitis;
  • Aumento de las amígdalas;
  • Alergias;
  • Lesión en el oído, debido a cambios rápidos de presión, también conocido como barotrauma;
  • Reflujo gastroesofágico.

Además, tumores y malformaciones del rostro y paladar, aunque son menos comunes, también son posibles causas para la presencias de secreción en el oído. Conozca otras causas de secreción en el oído.

Cómo se realiza el tratamiento

El tratamiento se realiza con el objetivo de eliminar la secreción acumulada y aliviar los síntomas, permitiendo que la persona vuelva a escuchar con normalidad. Aunque la la otitis media secretora generalmente mejora sin necesidad de medidas específicas, algunos medicamentos como corticoides pueden ser indicados por el médico. Además, en caso de que la acumulación de secreciones sea causado por infección, puede ser necesario el uso de antibióticos.

Sin embargo, en algunos casos, los síntomas pueden permanecer o empeorar a pesar del tratamiento, pudiendo ser indicada la realización de un procedimiento quirúrgico que consiste en la introducción de un drenaje por el canal auditivo que es responsable de drenar la secreción e impedir que se produzca nuevamente la acumulación de las secreciones.

Cómo prevenir la otitis media serosa

En niños pequeños, la otitis media secretora puede prevenirse por medio de la lactancia, ya que los anticuerpos responsables del combate a infecciones son transmitidas al bebé. Además, se recomienda evitar chupones, humo de cigarro cerca del niño y aplicar vacunas de acuerdo al calendario de vacunación.

Es importante también que adultos y niños se laven las manos con frecuencia y, en caso de enfermedades como rinitis, sinusitis, reflujo gastroesofágico y alergias, estas sean evaluadas por un médico y el tratamiento apropiado sea iniciado.