Monocitos bajos o altos: por qué ocurre y sus valores normales

Revisión clínica: Marcela Lemos
Biomédica
abril 2022

Los monocitos son un grupo de células del sistema inmunológico que tienen la función de defender al organismo de cuerpos extraños, como virus o bacterias, por ejemplo.

Estas células son producidas en la médula ósea y se mantienen durante algunas horas en la circulación, luego salen de la sangre hacia otros tejidos donde sufren un proceso de diferenciación, recibiendo el nombre de macrófagos y, dependiendo donde estén localizados, reciben otros nombres como: células de Kupffer en el hígado, microglías en el sistema nervioso y células de Langerhans en la epidermis.

Los monocitos pueden ser contabilizados en el leucograma o en una hematología completa, que son exámenes de sangre que demuestran la cantidad de células de defensa en el organismo, indicando si se encuentran en sus valores normales o si están altos o bajos.

Valores normales

Los valores normales pueden variar de un laboratorio a otro, pero por lo general corresponde entre el 2 y el 10% del total de glóbulos blancos o entre 300 a 900 monocitos por mm3 de sangre.

Generalmente, las alteraciones en el número de estas células no causa síntomas específicos en la persona, el cual siente apenas los síntomas de la enfermedad que está provocando el aumento o la disminución de los monocitos. Además de esto, en algunos casos, la persona sólo descubre que existe alguna alteración de estas células al realizarse un examen de sangre de rutina.

Coloque los resultados de sus análisis clínicos en la calculadora a continuación, y conozca si sus monocitos están bajos o altos: 

Erro
Erro
Erro
Erro
Mínimo admitido, el valor puede verse alterado según su laboratorio.
Erro
Máximo admitido, el valor puede verse alterado según su laboratorio.

Monocitos bajos

Cuando los valores de los monocitos están bajos, la condición es llamada monocitopenia, normalmente significa que el sistema inmunológico está debilitado como ocurre en casos de infecciones en la sangre, tratamientos de quimioterapia y problemas en la médula ósea como anemia aplásica y leucemia.

Además de esto, los casos de infecciones en la piel, el uso de corticoides y la infección por el VPH también pueden causar la disminución del número de monocitos.

Es raro la aparición de valores cercanos a 0 de monocitos en la sangre y, cuando ocurre, puede significar la presencia del Síndrome de monoMAC, que es causada por la presencia de infecciones, especialmente en la piel, en personas con alteraciones genéticas que causan problemas en la producción de monocitos en la médula ósea. En estos casos, el tratamiento se realiza con medicamentos para combatir la infección como antibióticos, pudiendo ser necesario hacer un trasplante de médula para curar el problema genético.

Monocitos altos

Cuando los valores de los monocitos se elevan, condición que se denomina monocitosis, normalmente indica la presencia de infecciones crónicas como tuberculosis, por ejemplo. Además de esto, puede haber haber un aumento en el número de monocitos debido a la colitis ulcerativa, infección por protozoarios, enfermedad de Hodking, leucemia mielomonocítica, mielo múltiple y enfermedades autoinmunes, como el lupus o la artritis reumatoide.

El aumento de los monocitos por lo general no causa síntomas, por lo general se descubre a través de una hematología. Sin embargo, en algunos casos muy raros pueden surgir algunos síntomas relacionados a la monocitosis, debiendo ser investigado por el médico. 

¿Fue útil esta información?

Atualizado por Andreina De Almeida Rodríguez - Nutricionista, em abril de 2022. Revisión clínica por Marcela Lemos - Biomédica, em abril de 2022.
Revisión clínica:
Marcela Lemos
Biomédica
Magister en Microbiología Aplicada, con habilitaciones en Análisis Clínicas y formada por la UFPE en 2017. Registro profesional en el CRBM/ PE 08598.